Bodegón Centro Asturiano Sevilla

 

Avenida de la Ciudad Jardín, 75, 41005 Sevilla
Teléfono: 854 74 48 63

Un pedacito gastronómico de Asturias acaba de comenzar su andadura en Sevilla. Un restaurante de corte tradicional que apuesta por la cocina oriunda asturiana. Alejandro Suárez y Manuel Martínez son dos profesionales de la hostelería que han tomado el relevo generacional del Centro Asturiano de Sevilla respetando la esencia de su cocina. La idea de montar su propio negocio viene desde hace un año. Se conocieron en Tata Pila y han estado cinco años trabajando para la empresa Ovejas Negras. Desde el principio se compenetraron bien cada uno en su labor, Manuel en la sala y Alejandro en la cocina y decidieron salir de la empresa para lanzarse a esta aventura. Desde que empezaron a buscar locales su idea era volver a la comida tradicional de cada casa, una apuesta con el cliente para hacerlos sentir en su casa desde que entran por la puerta hasta que se van. Después de algunos contratiempos, un amigo les dijo que el local del Centro Asturiano llevaba dos años cerrado. Ahora tocaba convencer a los socios de que dos jóvenes sevillanos podían hacerse cargo de su restaurante de cocina asturiana. De no tenerlo nada claro, ahora los socios presumen de sus nuevos inquilinos. El objetivo era traer un poco de Asturias a Sevilla, desde los sabores o la imagen de prados verdes, a la madera y la piedra de los hórreos, y lo han conseguido.

Situado en Ciudad Jardín, el Bodegón Centro Asturiano Sevilla tiene la esencia de un local mítico de la capital, pero también, la vitalidad y frescura que aportan sus jóvenes y entusiastas incorporaciones. Un restaurante con capacidad para unas 40 personas entre la terraza, con varias mesas perfectas para el verano, la zona de la barra y el salón. Ellos mismos se han encargado de renovarlo completamente, introduciendo elementos como la piedra o la madera de la barra adornada de paisajes asturianos e incluso un curioso jardín vertical de musgo que recuerda el verde perpetuo de esta hermosa comunidad. En poco más de una semana, son muchos los sevillanos que se han interesado por esta nueva apertura. El secreto está en el trato cercano y cuidadoso de Manuel y Rocío, una simpática argentina de Rosario, y en detalles como los productos naturales sencillos y sobre todo de calidad con los que cocina Alejandro junto a Manuela Álvarez, una chef asturiana que lo ayuda a conocer la cocina del Principado. Aquí se cocina con el gusto de las abuelas, con guisos elaborados lentamente, salsas caseras, mermeladas artesanas, y todo con mucho cariño. Su deseo es brindar un buen servicio con ofertas dispares. Tanto para que puedas disfrutar de una sidra o un buen vino en su terraza o que degustéis una carta de tapas y raciones, compartiendo una comida más informal o saboreando los platos clásicos asturianos, como los tortos, el cachopo o las fabes con su compango.

Platos con ingredientes típicos de Asturias que se complementan con otros de la gastronomía más cercana, creando así una oferta gastronómica variada y de primera calidad para disfrutar en un entorno agradable. Aquí se apuesta por el buen producto, los guisos y la tradición. Platos de cuchara bien equilibrados en sabor y no demasiado grasos. Comida casera y ambiente familiar para conseguir ese espacio al que te gustaría ir sea cual sea tu demanda. Su carta mezcla los platos típicos de siempre con algunas especialidades como el chorizo a la sidra 4,00€/10,00€, brochetas de Pixín 12,00€ o los tortos asturianos con morcilla, huevo o lacon 2,50€. Las croquetas de cabrales tienen una mención especial 4,00€/10,00€. Cebollas rellenas 3,50€/8,00€, verduras parrilla con holandesa de canela 7,00€ o la merluza de pincho con almejas 12,00€. Y de platos fuertes, las fabes asturianas 3,50€/12,00€, verdinas con marisco 14,00€, el arroz de Pitu Caleya (Gallo de aldea) 5,50€/12,00€ o el cachopo de ternera con jamón y queso 19,00€. Los quesos de la tierra tampoco podían faltar, tabla de quesos 6,50€ /14,00€.

Además de la asturiana, este establecimiento trabaja también una cocina más habitual. Platos como la ensaladilla de gambas con mayonesa de manzanilla 2,50€/6,50€, ensalada de tronco de bonito con pimientos asados 6,00€, unas exquisitas bravas con salsa tártara 3,00€/8,00€, huevos rotos con huevos de Las Minas del Castillo y patatas y pimientos cuerno de cabra de Chipiona 7,50€ o el puerro hojaldrado con crema de ajo 6,50€. Y si atendemos a las carnes, el lomo bajo de vaca frisona 26,00€ o el solomillo ibérico al cabrales 3,50€/9,00€ son las mejores opciones. También disponen de un apartado de comida específica para los “guajes” con propuestas como el cachopito de jamón de york y queso 6,50€ o la hamburguesa de pollo 6,00€, apostando por ese ambiente más familiar. Los postres son caseros y se agradece. Entre las propuestas se encuentran la tarta de queso con salsa templada de frutos rojos, el “principado de chocolate” (con tres bolas de ganache de tres chocolates, crujiente con corn flakes y migas de bizcocho) o el arroz con leche de Manuela, una tarta exquisita de sabor tradicional. A partir de esta semana comenzarán también a ofrecer desayunos con hasta cinco tipos de panes.

Poseen una amplia cava con un buen número de referencias. «Trabajamos con distintas denominaciones de origen de toda España con especial hincapié en vinos andaluces », afirma Manuel. D.O. Montilla Moriles, V. T Sevilla, Tierra de Cádiz, Toro, Rioja, Ribera del Duero… También están todos los palos de Jerez; Manzanilla Gabriela, Fino Tío Pepe, Oloroso Bertola, Amontillado Viña AB y Palo Cortado. Y, por supuesto, la sidra, que ocupa un lugar especial. Tienen tres tipos: Sidra natural Trabanco, Trabanco especial y Trabanco madre que ha sido elegida sidra del año. Sabemos que los sevillanos no están acostumbrados a beber sidra, ni al servicio que ello requiere. Esto es, beber rápido y del tirón un culín tras ser servido, obligatoriamente, por el camarero escanciador. Y también es cierto que escanciar la sidra es complicada porque salpica y mancha. Máxime, cuando se trata del interior de la sala. Sin embargo, Manuel ha solucionado esto con el uso de unos simpáticos escanciadores eléctricos, muy habituales en Asturias, que evitan salpicaduras y manchas. De esa forma, ese viaje gastronómico asturiano resulta mucho más autentico. En definitiva, Bodegón Centro Asturiano Sevilla es un descubrimiento que nos recomendó mi amigo Abel Martín y que nos ha encantado, por su precio, 47,00€ para tres personas, y también por el trato que recibes, ni una queja, todo lo contrario. Una magnífica relación calidad precio, para repetir seguro. Mucha suerte a estos dos emprendedores y gracias por vuestra hospitalidad. Tenéis que conocerlo.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
43434

Compártelo en tus redes sociales

3 Comentarios

  1. Estupenda amabilidad y me dare una vueltecita para tapear algunas cosillas.
    Gracias.

     
  2. Excelente, se nota el buen manejo del tema que tiene el redactor del artículo.

     
  3. Coral Braña Barrio

    Un proyecto, un reto, para que todos conozcamos la riqueza gastronómica de nuestra región, Asturias, que no os dejará indiferentes. Enhorabuena a estos dos emprendedores entusiastas que esperan vuestras “estrellas”. ¡Mucha suerte chicos!

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.