Restaurante Nao Tapas & Cócteles

 

Plaza de la Encarnación, 5, 41003 Sevilla
Teléfono: 677 26 64 34

La Casa de Indias fue una organización portuguesa que administraba el comercio marítimo en los siglos XV y XVI. Fue la contraparte lusitana de la organización española de la Casa de Contratación, creada para fomentar la navegación con los territorios españoles en ultramar. Este nombre tan inspirador fue el elegido para este hermoso hotel situado en el casco histórico de Sevilla. Casa de Indias by Intur se levanta sobre un edificio rehabilitado con un patio, escaleras y fachada protegidos. Se trata de una de las construcciones más emblemáticas de la ciudad, que desprende un carácter señorial y emana la esencia más pura de Sevilla. Hoy visitamos el restaurante y su enorme terraza de 253 m2 que os dejará sin palabras. Sus vistas a la Plaza de la Encarnación son espectaculares. Aquí se unen tradición, historia y cultura. La Sevilla de verdad. En esta plaza, conocida como las Setas o el soho sevillano, conviven lo clásico y lo moderno.

Hace un año que Antonio Luque, Presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla, cogió la dirección de la restauración de este bonito hotel. Antonio comenzó su andadura con 21 años y muy pocos recursos. Después de problemas económicos familiares y comenzar a trabajar con 16 años en los supermercados San Eloy y, después, Cobreros, donde llegó a ser responsable, a pesar de su juventud, de hasta 40 personas; pensó que debía probar por su cuenta, con su propio negocio. Eligió la hostelería a través de un bar del Casco Antiguo, El Burro, que se jubilaba y ahí empezó a probar. Por suerte todo fue bien y ya lleva más de 30 años en el sector. Este sevillano ha conseguido en estos años el reconocimiento y el respeto a la hostelería de cara al resto de sectores empresariales, y con las administraciones públicas. Antonio regenta además el Hotel Los Mercaderes, la restauración de Casa de Gula y Torero, un bar coctelería que lleva 30 años en la Cuesta del Bacalao, famoso por su gama de whiskys, rones, mezcales, tequilas…

Restaurante Nao Tapas & Cócteles cuenta con un servicio de desayunos, bruch, restauración en la terraza de la entrada y una hermosa azotea donde los fines de semana tienen actuaciones en directo, además de coctelería de autor de nivel, con una muestra de los mejores brandy, rones, whiskys y ginebras del mundo. La carta está diseñada por el chef Antonio Luque, 2ª generación de estos hosteleros sevillanos. Este joven cocinero estudió en la Escuela Gambrinus, estuvo viajando para conocer otras cocinas y adquirir experiencia, hasta recalar en Mantúa en Jerez. Fue Jefe de cocina de Casa de Gula y hace un año que esta con su padre proyectando las cartas de los negocios familiares. Nos atiende Máximo Nápoles, encargado del proyecto. Un cubano que llegó a Sevilla por amor, en plena pandemia, y tuvo que pelear duro para hacerse un hueco en la hostelería sevillana. La carta está elaborada artesanalmente, no vais a encontrar nada de quinta gama. Entrantes como el pastel de berenjenas 4,50€, brioches variados de pringá casera 6,20€, de rabo de toro desmigado 10,20€ o el cojonudo de chorizo con mayonesa de chipotle 8,20€. Carnes como el lomo bajo de ternera 19,00€ o el secreto ibérico 15,00€, arroces de verduras14,00€, mixto 14,00€ o negro con langostinos y alioli 14,00€.

 

Tapas clásicas como la ensaladilla de atún 3,50€, tortilla al whisky 3,00€, pollo al carbón 3,00€, espinacas con garbanzos 3,00€, solomillo al whisky 4,00€, carrillada a la naranja 4,50€, patatas bravas 3,50€ o guiso del día 3,00€. Tartar de tomate y alcaparras 9,00€, salmorejo con jamón 3,50€, samosas vegetales 4,00€ o las creaciones del chef, como el ravioli de cola de toro 12,00€, sam de langostinos 8,00€, bao de calamares o de pato 8,00€ o canelón de pollo de corral 13,00€. De postre, torrija de brioche y helado 6,00€ o las tartas de queso, chocolate o red velvet. Os dejo la carta completa. Como veis, la oferta está enfocada a la enorme cantidad de público de fuera que suele visitar esta zona de la ciudad. Visitantes y clientes del hotel que llenan la Encarnación todos los días del año. La noche que estuvimos cenando, éramos los únicos españoles en la terraza. Pero lo que realmente destaca de este restaurante es el brillo especial que tiene esa barra dedicada a la coctelería y el copeo de altura. Cócteles clásicos (hasta 12), y de autor, entre los que destacan propuestas como el Mediterráneo con manzanilla y sirope de romero, tomillo e hinojo 6,50€, el South Edén con cachaça y puré de melón 8,00€ o el Capricho con vodka, St Germain y fruta de la pasión 8,00€, realmente exquisito.

No importa si el calor todavía aprieta o si hay algunas dudosas nubes de tormenta en el cielo, en Sevilla la época del terraceo se extiende prácticamente todo el año. Y aunque no hay mejor plan que quedar con los amigos a tomar unas cañas en algunas de espectaculares terrazas que esconde la capital, a veces merece la pena sentarse con calma y disfrutar de una cena tranquila mientras contemplas el skyline sevillano o participas del ambiente de una de las plazas más ajetreadas de Sevilla. Una oferta gastronómica heterodoxa que equilibra la sofisticación de un hotel de 4 estrellas con una divertida informalidad alejada de la alta restauración. Ya solamente por la desconexión que despiertan estas vistas merece la pena acercarse a picar algo o como útil as en la manga para sorprender a alguien reservando en este vistoso mirador. Un sitio interesante que tenéis que conocer. Gracias a Máximo y Antonio por su hospitalidad.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.