Cervecería La Gélida

 

Avenida 1 de Mayo, 6, 41860 Gerena, Sevilla
Teléfono: 623 39 24 05

Siempre buscando nuevos establecimientos para daros a conocer los mejores locales de Sevilla. Así descubrí este negocio de Gerena del que hablamos hoy. Cervecería La Gélida es uno de esos negocios que no pasan desapercibidos en un municipio de poco más de 7.000 habitantes situado en el noroccidente de la provincia de Sevilla, en el límite de la campiña sevillana y la sierra. Gerena es zona de grandes dehesas dedicadas a pastos y encinar donde los elementos más significativos del paisaje son el alcornoque y la encina. La Gélida nació en este pueblo sevillano el 28 de julio del pasado año, en pleno confinamiento. Al frente de La Gélida están Sergio y Benito, una pareja de emprendedores que pusieron en marcha el proyecto después de atesorar una larga experiencia en el sector. Sergio fue director de restauración de Caixa Forum y ha trabajado en numerosas celebraciones y eventos para grupos de empresas. Benito estuvo trabajando con el Grupo Salvador Arias Catering de Gerena y para la Fundación BBVA antes de poner en marcha este proyecto.

El concepto, el nombre y la idea del negocio tienen su origen en su cerveza gélida, la más fría del mundo en estado líquido, conseguida gracias a un innovador sistema de refrigeración. Algo que es posible gracias a una cámara de refrigeración producida en Corea del Sur y que tienen muy pocos establecimientos en la provincia de Sevilla. Los fabricantes aseguran que la clave para conseguir bebidas tan frías sin que se congelen está en la integración de un algoritmo patentado que controla la temperatura interna de la cámara mediante sensores inteligentes y la circulación de aire en su interior. De este modo la cerveza puede llegar a ocho grados por debajo de cero sin congelarse. La decoración es sencilla y agradable y está diseñada por ellos mismos, usando la experiencia que les ha dado decorar los eventos en los que han trabajado. Un local de esquina en el centro del pueblo que saca todo el partido posible a la arquitectura, con exteriores de paredes blancas y zócalos azules y con un interior completamente reformado de planta irregular y suelos de tarima flotante. Al entrar vemos de frente la barra de mampostería y madera que esconde detrás la cocina. Un buen numero de ventanas con persianas de bambú y esparto. Mesas y sillas plegables de madera tipo jardín y taburetes de telas estampadas. Fuera, una terraza con un buen número de veladores para disfrutar los días de sol.

La parte gastronómica apuesta por el producto y por la cocina tradicional española con giros innovadores, con una oferta diferente a la existente en otros establecimientos del pueblo. Aqui no se trabaja la tapa, casi la totalidad de la carta son platos para compartir. Para empezar tenéis la ensaladilla de gambas y mayonesa de manzanilla 6,50€, platos tan inusuales y únicos como el atún a la mostaza sobre lecho de aguacates 8,00€, ensalada de espinacas frescas, queso azul, anacardos y langostinos aderezada con chili dulce 8,00€, carpaccio de gambas con tártara de merluza 8,00€, carpaccio de ternera con rúcula, parmesano y vinagreta de limón 8,50€, tosta de gula con gambas 9,00€ o el micuit de foie casero con tostas 10,00€. Seguimos con las patatas “bliss” gratinadas con bacon 5,00€, brick de langostinos con puerros, queso crema y mayonesa de soja 7,50€, gambón al ajillo 4,00€, bomba crujiente de mar 7,00€, croquetas caseras de espinacas y queso de cabra o de jamón 7,00€, flamenquín de gambas al ajillo 8,00€, lomito de feria 2,50€ o los calamares del campo con huevos fritos de corral y trufa negra 8,50€.

La oferta se completa con las brochetas de solomillo con mayonesa de jugo de carne gratinada 7,50€, hamburguesa de ternera con salsa cheddar, mostaza y pepinillo 8,00€, hamburguesa de choco con ensalada de wakame y mouse de alioli de remolacha 8,00€, bocata supreme de pollo 5,00€ o el bocata serrano (el de antaño) 5,00€. Arroces (mínimo para 2 personas) como el ibérico 8,00€/persona, arroz de marisco 8,00€/persona, fideuá negra con salteado de puntillitas y alioli 8,00€/persona. Los domingos tienen paella de marisco y pescado 4,00€/tapa. (Por encargo de martes a domingo con un día de antelación) 5,50€/persona. De postre una exquisita tarta de queso casera 6,00€ o el brownie de chocolate negro con namelaka de chocolate blanco 6,00€. En La Gélida son especialistas en “pescaíto frito”, pero depende de lo que encuentren en la lonja ese día. El día que estuvimos nosotros tenian chocos fritos y adobo. Fuera de carta probamos unas riquísimas cabrillas con una salsa de tomate y chorizo. La carta de vinos es un asunto pendiente que están pensando comenzar a trabajar con referencias de la tierra y vinos no comerciales para darle un toque diferente a la oferta de la zona.

Cervecería La Gélida es una propuesta informal, pero centrada en un producto de buen nivel y cuidado por los detalles, y con un ticket medio de entre 15 y 20 euros por persona. A todo ello se suma la buena armonía del equipo, el espacio acogedor y como no, la cocina de Sergio y Paqui. El resultado es tan diferente como atractivo, una experiencia y concepto gastronómico nuevo en la comarca, sensorialmente inédito. Un caso claro de un lugar donde el cariño de sus dueños y su personal, marcan la diferencia en los detalles. Otro de esos locales para divertirse tapeando que no podía faltar en nuestra lista de los mejores restaurantes de la provincia. Vais a salir encantados. Volveremos.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
41434

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.