Ruta gastronómica con perro por la Janda (Cádiz)

 

Cádiz está de moda como destino turístico y gastronómico, con restaurantes y profesionales que están apostando por un estilo y una forma de cocinar. Por eso vamos a dedicar nuestro artículo a La Janda, una de las seis comarcas de la provincia de Cádiz que toma su nombre de la desaparecida laguna de la Janda. Un paraje de playas vírgenes, zonas rurales prácticamente intactas y extensas zonas naturales protegidas. Si a todo esto le sumamos un incalculable patrimonio cultural, una extraordinaria gastronomía y el calor de su clima y de sus gentes, obtenemos un destino imprescindible. Os proponemos saborear esta bella comarca en un plan de turismo gastronómico por algunos de los rincones más especiales de la región. Pero una vez experimentado sobre el terreno lo que es salir a comer o cenar con mi propia mascota, que en mi caso es un pequeño perrito (Keke), he decidido enfocar el artículo en una ruta gastronómica por La Janda con mascota. Hoy en día viajar con perro es mucho más cómodo y sencillo que hace algunos años. Pero ¿Dónde se puede reservar en esta comarca para poder llevar vuestra mascota?. Si deseáis disfrutar de una escapada con toda la familia, viajar con nuestro perro nos da muchas satisfacciones, atrás quedaron las dificultades a la hora de encontrar destino cuando viajáis con el peludo. Entre estas recomendaciones podéis encontrar distintos establecimientos para comer con perro y disfrutar de las vacaciones en Cádiz.

Nuestro alojamiento estaba situado en Zahora, y de aquí partían todas nuestras salidas por la costa. Zahora es una tranquila zona, con multitud de casas en amplias parcelas, de estrechos y sinuosos carriles que conducen a algunas de las últimas playas vírgenes que quedan en la provincia de Cádiz. En bajamar aparece un gran arrecife donde los niños suelen jugar en las pequeñas lagunas, teniendo así cierta independencia y tranquilidad para sus padres. Gracias al arrecife es abundante la pesca en esta playa. Una de las sorpresas que puedes encontrar en ella son los restaurantes, encima de un pequeño acantilado desde el cual puedes ver el mar mientras disfrutas de platos con productos autóctonos o de un combinado acompañado de buena música. Una zona familiar con muchos perros, aquí casi todo el mundo tiene perro, por eso se hace más necesario saber dónde salir con tu mascota. Lo cierto es que reservar para ir con tu mascota en alguno de los restaurantes con terraza de la zona de Zahora, Los Caños o El Palmar no es difícil, casi todos admiten animales que se comporten bien y por supuesto siempre amarrados. Si vais a comer a Barbate, Vejer o Conil la cosa cambia. Estuvimos en un chiringuito a pie de playa en Conil y no permitían animales bajo ningún concepto. El precio medio de esta zona de Cádiz ronda los 25,00€ por persona, no es barato, pero la calidad de los productos y el ambiente lo merecen en la mayoría de los casos.

Este “costeado” articulo esta redactado en pleno verano de 2021. Os digo esto porque es dificil mantenerlo actualizado de un año a otro. Pero esto es lo que nos hemos encontrado esta temporada. Partimos siempre de las mismas condiciones en la reserva: Mesa para tres adultos con un perro. Empezamos por la Traiña. Ramón Barrientos fundó este restaurante en el año 2011. Ahora lo dirigen su hermano Antonio y su sobrino Alejandro. Su madre, María Montero, los ayuda en la cocina. La Traiña es el local perfecto para ir con tu perro, no os pondrán ningún problema siempre que permanezca atado y tranquilo para no romper el ambiente. Es amplio, con mesas separadas y al aire libre. Un ambiente acogedor con una luz cuidada y un mobiliario moderno y cómodo. Al fondo, un expositor de pescados situado junto a la cocina. Especializados en mariscos y atún además de la carne de ternera de La Janda que traen de la carnicería Paco Melero de Vejer. La carta gira en torno a los productos de la zona. No dejéis de probar el atún rojo de Gadira en cualquiera de sus formatos. Nuestra cena con media de croquetas, tataki de atún, un paté de atún exquisito hecho por María, tartar de atún, unas enormes huevas aliñadas y los vinos fue de 78,50€. Todo lo que pidáis está bueno. Y, algo no menos importante en esta zona, parking propio justo enfrente del restaurante, algo más cotizado en Caños y Zahora que una estrella Michelin. Es el establecimiento con la mejor relación calidad/precio de todos los que hemos visitado este verano.

Restaurante Amarna es un espacio situado en la punta rocosa de Zahora, junto a la playa de la Mangueta. Un establecimiento con una confortable terraza, con unas vistas únicas al mar, desde donde se pueden contemplar una hermosa panorámica del Faro de Trafalgar y la Playa de Zahora. Con 3 años en funcionamiento, Amarna abre en temporada alta, desde la hora del aperitivo hasta las 2 de la mañana, para disfrutar en su restaurante y bar, de una oferta gastronómica singular de la Costa de la Luz. Es el lugar perfecto para ver la puesta de sol tomando una copa, amenizada con música suave. Amarna es el punto mejor ubicado de Zahora para este momento del día tan especial. Hasta la madrugada siguen con música y muchos días, actuaciones en directo. El precio, 80,70€, algo caro pero el sitio lo vale. Las puntillitas con huevo y mayonesa de trufa son espectaculares, junto a las tostas de sardinas o el revuelto de ortiguillas y langostinos. Muy recomendable. No es que sea el mejor sitio para ir con animales, pero si reserváis fuera podéis comer super tranquilos con vuestra mascota o darle un paseo por la playa mientras esperáis mesa.

Nuestra siguiente parada es el restaurante Mirador del Roqueo, un emblemático establecimiento situado en Conil de la Frontera. Sitio de culto para los amantes del buen atún, del buen pescado y de la buena cocina en general. El jefe de cocina del Roqueo, José Sánchez, ha preparado platos nuevos para esta temporada, como el Tataki de atún rojo con vinagreta de moringa con miel y kikos, la Tosta de pan focaccia con queso cremoso, puré de berenjena y anchoas del Cantábrico o la Tosta de atún en manteca o la semimojama de atún rojo, alga wakame en pan de cristal y tomate a baja temperatura. La terraza luce un renovado mobiliario y cuenta con una pequeña barra de madera para atender a los clientes. Los amplios ventanales del salón cubierto os permiten disfrutar de las maravillosas vistas del mar y de la espectacular playa de Fuente del Gallo. 73,90€ por una comida abundante, con arroz negro incluido. Permiten perros siempre que esten amarrados. Lo mejor es optar por comer en el césped para que vuestra mascota esté cómoda mientras disfrutáis de buenas vistas y buen producto, a pesar de ser algo caro.

Sajorami Beach se encuentra ubicado en el corazón de la playa de Zahora. El complejo cuenta con apartamentos y bungalows con acceso directo a la playa, además de un restaurante situado en un enclave privilegiado con vistas al mar, dispone de un amplio comedor, desde donde puedes disfrutar de las impresionantes vistas al mar a través de sus grandes ventanales y, una agradable terraza a pie de su abarrotada playa. Toda la decoración está cuidada al detalle, inspirada en las típicas casas costeras con aires rústicos. En Sajorami Beach puedes degustar el producto local con las especialidades de la casa, como el Arroz con carabineros o las carnes a la brasa. Además, en su variada carta ofrece una gran variedad de entrantes como las Anchoas del Cantábrico con aguacate, o las croquetas caseras, carpaccios, mariscos como los Langostinos cocidos o a la plancha, ensaladas, revueltos, fritos como las Ortigas del mar o las puntillitas con huevo, arroces, pescados y carnes ibéricas. La cuenta se fue a 68,30€. Podéis llevar a vuestra mascota para comer en la terraza, pero resulta un poco incómodo y hace calor para el animal que se tiene que tumbar en albero polvoriento. Yo dejaría más a Sajorami Beach para una copa disfrutando de la puesta de sol. Playa muy masificada y parking propio dejando una fianza de 10,00€ que os devuelven con la comida.

Emilio del chiringuito Ohju Beach Club nos aconsejo este restaurante italiano en Vejer, con unas de las mejores vistas de este bello pueblo para ver la puesta de sol en la costa. Ristorante il Macinino (El Molino) es perfecto para una cena y puede ser el broche de oro a una estupenda tarde de paseos por las callejuelas estrechas y las casitas blancas de la villa histórica o tras una jornada de playa en Caños de Meca, El Palmar o Zahara de los Atunes. Su cocina es fruto de la experiencia de muchos años, ofreciendo lo mejor de la gastronomía italiana con un toque muy personal acompañada con un buen vino italiano. Antipastis, primi piatti, gran variedad de pizzas y dolcis artesanos. Si vais a cenar con vuestro perro no tendréis ningún problema porque Il Macinino permite animales siempre que estén amarrados y se integren bien en estos lugares de cena tranquila. Debe su nombre al antiguo molino que conserva y se encuentra en la Calle José María Pemán de Vejer, con unas vistas que controlan toda la costa, desde Conil a Los Caños. Recomendable. La cuenta fue de 51,50€.

Nos desplazamos a Chiclana. Un municipio con una enorme oferta gastronómica. Vamos a conocer uno de los restaurantes que ha resultado ser la sensación gastronómica del verano chiclanero. El Árbol por sí solo merecería un artículo, pero nosotros lo vamos a incluir en nuestra particular ruta por la comarca para comer con mascotas. El Árbol es un gastrobar localizado a la espalda de La Barrosa y dirigido por el Chef José Luis García y su mujer Maripaz Flores. Un espacio donde podréis disfrutar de tapas elaboradas y con el denominador común del producto gaditano de calidad. En el Árbol se come realmente bien y a un precio que oscila los 20 euros por comensal. Nuestra cuenta con vino y cerveza se fue a 59,60€. En la carta encontramos propuestas diferentes elaboradas con productos locales, con fórmulas de fusión, pero bien ejecutadas. Nosotros probamos el saam de ortiguillas, el cochinillo confitado, la tartita de setas, bao de chipirones, ravioli de rabo de toro y alguna cosa más. El servicio estuvo atento y muy agradable, tanto Vanesa como Rocío. En cuestión de animales El Árbol no es especialmente cómodo para visitar con vuestro perro, porque para comer os tenéis que sentar en las mesas altas de la entrada, pero de cualquier forma merece la pena ir a conocerlo. Para mí, la mejor cocina de la comarca. Imprescindible si estáis por la zona.

Recorriendo el Paseo Marítimo de Barbate encontramos Variopinto, un local abierto en marzo de 2016 que ofrece a sus clientes una exquisita cocina tradicional con toques de vanguardia, cuidando el producto de la tierra. Fue Rocío, la camarera de El Árbol, la que nos habló de este local de Barbate situado frente a la playa del Carmen. Como podéis ver un negocio nos lleva a otro. Al mando de Variopinto está Luis Román Pinto, hijo de los propietarios de la afamada Venta Pinto de la Barca de Vejer. Su carta destaca por su Atún rojo, el pescado, el marisco y los arroces. Una oferta de calidad, a precios asequibles aunque algo por encima de la media, pongo como ejemplo una ensaladilla de calamar que estaba fuera de carta 8,00€, bien de cantidad pero bien cobrada. El gofre de sardinas ahumadas 9,80€ original y el exquisito mormo de atún con foie y trufa 14,80€. La cena fue de 58,95€. En el tema de llevar animales no tendréis problemas, en la terraza había dos perros más la noche que cenamos allí. Pero también es cierto que el paseo marítimo tiene mucha actividad y si el perro no es tranquilo os puede estresar la cena. No es demasiado cómodo para ir con animales pero merece la pena conocerlo por ser una propuesta original y poco conocida para los que somos de fuera.

Arohaz (Zahora al revés) abrió el 18 de junio de 2012 y en la actualidad está regentado por los hermanos Cruzado Galindo. Francisco Manuel está encargado de la sala y Juan Antonio es el jefe de cocina. El local aprovecha el espacio que ocupaba una de las ventas más antiguas de Zahora. El proyecto abarca un pequeño hotel y la planta baja ocupada por el restaurante. Tiene un salón con varias mesas y una amplia terraza cubierta. Desde 2016 cuentan con la distinción de la guía Michelin como bib gourmand. Los inspectores de la guía lo describen como «interesante tanto en lo estético como en lo gastronómico, un espacio que apuesta por una cocina actual que hace incursiones en la gastronomía asiática, sudamericana y magrebí.». En este restaurante puedes disfrutar de una cocina de mercado fresca y actual. Aquí, los protagonistas son los maravillosos productos que ofrece la provincia gaditana, elaborados con mucho mimo. Con un servicio cercano y atento, es un local para descubrir nuevos sabores. Si hablamos de cómo reciben a vuestras mascotas, Arohaz es un espacio agradable para comer con vuestra mascota, sobre todo si tienes un perro tranquilo que se relaja debajo de la mesa cuando estáis comiendo, porque evidentemente lo debéis tener amarrado, pero la terraza es amplia y agradable para que el animal descanse. 78,60€ la comida de los tres, incluidas cervezas, vinos y un postre.

La Pequeña Lulú está al final de Los Caños, justo encima de la cala del mismo nombre, junto a los pinares de la Breña. Un restaurante abierto hace 40 años, cuando esta era todavía una zona semi salvaje. Visita obligada si pasáis por Los Caños y os gusta la fusión de la cocina asiática con la mejor materia prima de la comarca. Estamos en una terraza tranquila, con ese aire hippie de look ibicenco que tienen muchas de las casas de esta zona. Nos sentamos a la mesa cuando el sol ya estaba cayendo y se difuminaban los pinos de la Breña. Vistas al mar y tranquilidad para empezar a cenar. La carta pinta bien y augura una grata experiencia. Pedimos cuatro platos para compartir que salen a destiempo, de forma irregular. Unas albóndigas de atún encebollado, niguiris de pato, hot maki de atún rojo, sashimi soasado de caballa y de postre una leche quemada al perfume de cardamomo, más tres vinos y dos cervezas, 92,10€. La cocina es exquisita y con maneras, pero como podéis ver es bastante caro. 3,60 cada copa de vino (que tienen de hasta 5,00€ la copa) y 6,00€ un pan que ponen ellos. En definitiva, producto de calidad para una interesante fusión de técnicas, ingredientes y sabores. Los arroces de la carta se preparan bajo reserva. Buena cocina, algo caro para la zona. El perro no va a estar demasiado cómodo durante la comida, porque el espacio no es muy amplio y las mesas están relativamente cerca unas de otras, con lo que el animal debe permanecer amarrado y tranquilo todo el tiempo.

Este era uno de nuestros principales objetivos gastronómicos del verano 2021. Dice la web de Barrunto que este es “un bar donde se cocina rico y goloso. Un bar de comida para picar y compartir”. El barbateño Juan Viu puso en marcha este local fruto de la evolución de Viu Espacio Gastronómico. Formado en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, Juan dice que Barrunto es “un lugar donde hacer una cocina desenfadada apta para todos los públicos. Clásicos de barra de toda la vida para comer con las manos. Un bar donde la gente disfruta tomándose el aperitivo y disfrutando de un rato con amigos y, sobre todo, de una oferta asequible para todos los bolsillos”. Tapas y medias raciones en una carta de cocina divertida y muy creativa, de producto, con pocos ingredientes pero con un gran trabajo detrás. Un restaurante dinámico y muy vivo en el que cada bocado es una aventura. Destacar la extensa y variada carta de vinos, tanto para copear como por botellas. En definitiva, una de esas paradas imprescindibles en Barbate. En relación a llevar vuestra mascota, Barrunto resulta algo incómodo porque las mesas de la terraza sobre el acerado de la Avenida del Atlántico son altas y el perro tiene que aguantar amarrado mientras coméis. No es el mejor sitio para llevar a vuestro perro. La cuenta con 3 vinos y dos cervezas se fue a 79,50. Muy Recomendable.

Uno de los últimos templos del atún en abrir en esta comarca es Cooking Almadraba, una línea de franquicia creada por la empresa Petaca Chico que se puso en marcha el 12 de mayo. La dirección gastronómica es de Mauro Barreiro, extraordinario cocinero gaditano que pone su sello en cada una de las elaboraciones de atún rojo salvaje de almadraba, pulpo cocido o el pez espada, los productos más demandados de Petaca. Cooking Almadraba propone un viaje gastronómico para disfrutar del atún en todas sus formas, desde sus variedades en crudo, plancha o platos elaborados. Fuimos para celebrar la última cena de nuestras vacaciones, tocaba celebrar nuestro paso por la zona con un atracón de buen atún. Como íbamos con el perro nos sentamos en la terraza. Pero lo que más llama la atención del local aparte de su colorido salón interior, es la cocina completamente abierta al público. Un espectáculo si estás en la barra. La atención del personal es inmejorable. En Cooking Almadraba Mauro presenta una cocina gaditana 100%. Una carta donde el comensal hace un recorrido por la provincia a través de sus productos, recetas y sabores dándole el toque canalla que caracteriza a su cocina. Una cocina gaditana contemporánea y muy personal que está maridada con una gran carta de vinos, desde jereces de la zona hasta otras denominaciones de vinos andaluces y nacionales. No es el sitio perfecto para llevar a vuestro perro, pero no os pondrán problema para sentaros con él en la terraza. 100,70€ para una cena estupenda, colofón perfecto para cerrar esta aventura gastronómica por la Janda.

No están todos los que son, pero sí son todos los que están. La conclusión final es que en la provincia de Cádiz y en plena temporada de verano se puede comer realmente bien si estáis dispuestos a asumir un ticket medio de 25,00€ por persona. Por menos de eso seguro que encontráis sitios, pero no os garantizo nada. Son muchos los establecimientos que os permiten acudir con vuestro perro, debéis informaros al hacer la reserva y dejar muy claro que llegáis con mascota. Dos cosas que debéis tener en cuenta: Las reservas en verano son imprescindibles en todos los locales que hemos nombrado y algo que nos entristece y que pasa en toda Andalucía, son pocos los establecimientos que apuestan por nuestros vinos. Es hora ya de que nos quitemos esa idea de que todo lo que viene de fuera es mejor que lo local, me da pena ver cómo en restaurantes de Andalucía la gente prefiere un rioja a un vino de su tierra, cuando hay vinos mucho mejores. Los vinos andaluces tienen un potencial increíble que aún debemos aprender a vender. Como os decía, este ha resultado el articulo más caro, por número de locales visitados, que hemos hecho hasta la fecha. Por cuestiones de intendencia hemos tenido que dejar fuera algunos locales para no hacer el articulo interminable. Algunos no hemos podido visitarlos, otros no nos han gustado o ya los conocíamos, y en otros no permiten animales. Y me refiero a establecimientos emblemáticos como El Campero en Barbate, Casa Francisco en el Palmar, el Jardín del Califa o la Castillería en Vejer o Restaurante Popeye o El Cuartel del Mar en Chiclana, etc.. De cualquier forma, Cádiz es siempre una gran apuesta. Disfruta con tu mascota. Feliz verano.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.