Camaleón Negro

 

Calle 28 de Febrero 71, 41309 La Rinconada, Sevilla
Teléfono: 955 05 16 03

La primera pregunta que le planteamos a Carlos Martínez, gerente del Camaleón Negro, al llegar a este establecimiento de La Rinconada, es de donde sale ese nombre tan sugerente. Dice Carlos que lo de Camaleón es para asemejar la adaptación de este pequeño saurópsido escamoso a un local en el que encontramos una cocina heterogénea, que se adapta a cualquier gusto y momento, y en la que lo mismo podemos disfrutar de una estupenda carne a la brasa o unos noodles udon con tiras de ibérico, que tomar una copa durante una larga sobremesa con amigos. Los camaleones son pequeños reptiles, maestros en el cambio de color y la adaptación al medio, que pertenecen al grupo de los lagartos (Sauria) formando su propia familia como Chamaeleonid. Si a esto le unimos que el local se encuentra junto al Polideportivo Municipal Antonio Romero “El Negro”, ya tenemos la etimología completa del nombre. Casi nunca el nombre de un local es casual, por eso nos gusta investigar de donde sale.

Apasionados del mundo de la gastronomía, en la familia Martínez (propietarios de míticos establecimientos de La Rinconada como Saccularius y Rudo Castizo) apostaron por poner en marcha, hace poco más de un año, un proyecto que nació con la ilusión por bandera, a pesar del momento de incertidumbre. La primera impresión es la estar en una de esas antiguas ventas de carretera de la comarca. Al entrar nos sorprende una decoración rompedora y actual, con zonas cubiertas de plantas que se alternan con grandes mesas para grupos y un mobiliario chic. Es tendencia en decoración la creación de rincones cálidos y confortables, que nos hagan sentir como en casa, y en Camaleón Negro encontramos varios espacios con esas características. Completan la decoración los cajones de madera apilados o los luminosos que adornan algunas zonas estratégicas, como la gran barra que se abre a un patio trasero de césped artificial, desde donde se ve la piscina del polideportivo. Uno de los puntos fuertes de Camaleón Negro es su gran terraza delantera, escenario perfecto para apurar las noches de verano degustando buen tapeo mientras escuchamos música en directo. El servicio fue agradable y súper rápido, a pesar de tener aforo completo. A nosotros nos atendió Rubén, un buen profesional que estuvo atento en todo momento.

Las mezclas de sabores que proponen desde su cocina son originales y pueden llegar a sorprender. Camaleón Negro nos sumerge plenamente en el arte culinario que reside en una imaginativa reinvención de la cocina tradicional, repleta de singulares mezclas de sabores y texturas y centrada en el disfrute de sus clientes, lejos de cualquier sofisticación pretenciosa. Cocina tradicional reinventada y toques exóticos con todo el protagonismo de las brasas. Desde lo más tradicional como el salmorejo cordobés 4,90€ o el guiso de menudo de ternera 3,90€/7,50€, hasta alguna arriesgada apuesta culinaria, como los fideos negros con sepia y gambón 3,90€/7,50€ o el wok de pollo 7,20€, la oferta de este establecimiento os hará disfrutar de una cocina actual, en un entorno tradicional. Pero la verdadera esencia de la carta está en las carnes a la brasa, que podéis hacer a vuestro gusto en unos pequeños braseros de carbón que os llevan a la mesa. Pluma ibérica 15,60€, presa 16,60€, lomo de vaca madurada 23,90€, solomillo de ternera Premium de Desiderio 26,90€, chuletón de vaca madurada 45,00€ o el chuletón selección oro 68,00€/kg, sin olvidar las costillas BBQ (500gr) 15,95 o las Burger Quality 9,50€. De postre no dejéis de probar el nido de huevos de panacotta 5,50€ o el brioche bañado en crema inglesa y azahar 4,90€. Os dejo la carta actualizada a noviembre de 2022. Todo ello regado con buenos vinos y una amplia selección de cervezas nacionales e internacionales, para que el maridaje sea perfecto.

La carne de nuestro país es una de las más tiernas y sabrosas del mundo. Camaleón Negro está especializado en todo tipo de carnes a la brasa, con los cortes más selectos. Esta “neoventa” actualiza el recetario tradicional, fusionando la gastronomía de toda la vida con técnicas actuales y un cuidado producto de calidad, ofreciendo una exquisita cocina reflejo de la experiencia en el sector de Carlos. Un restaurante grill, con un buen montaje y decoración cuidada, que huye de la seriedad, y con un servicio joven, cercano y con muchas ganas de agradar. Nuestra comida para tres personas con varios entrantes, un entrecot de ternera, costillas BBQ, postre y las bebidas 86,60€. Lo cierto es que merece la pena coger el coche para ir a conocerlos, ya que se tardan apenas 15 minutos en recorrer los 10 kilómetros que los separa de la capital. Llevábamos tiempo queriendo visitarlos y seguro que volveremos. Gracias a Carlos y su equipo por la hospitalidad.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.