Villa Araceli Restaurante

 

Camino de Villamanrique, s/n, 41940 Tomares, Sevilla
Teléfono: 655 95 95 22

Muchos de los andaluces que emigraron en los años 60´s y 70´s iban a cubrir puestos de trabajos en la construcción o en las industrias alemanas de automóviles o textiles. La mayoría no tenían ni siquiera una formación básica, y mucho menos, idiomática. Nuestros paisanos pasaban largas temporadas en Alemania sin volver a su patria por una razón muy sencilla: era muy caro. Lo mismo sucedía con las llamadas telefónicas, de modo que los emigrantes recurrían al viejo método epistolar que era mucho más asequible a sus bolsillos. Todo eso les creaba un profundo sentimiento de desarraigo y de amor al terruño. Así pasaron cuatro años Araceli y Juan Soldado, dos tomareños que emigraron a un pequeño pueblo cerca de Stuttgart para reunir algo de dinerito antes de volver a casa. A su vuelta levantaron su domicilio en el centro de Tomares y compraron unas vacas para instalar una pequeña explotación ganadera que con los años se tuvo que trasladar a las afueras, a una nave con una finca rústica de 1 Ha que en 1991, y de la mano de su hijo Félix y su esposa Nuria, pasó a llamarse Villa Araceli. Durante años el negocio estuvo dedicado exclusivamente a eventos y banquetes. Hasta que llegó el covid.

Y es que la industria de eventos sociales ha sido una de las grandes afectadas por la pandemia. La reactivación económica ha sido lenta para algunos de los empresarios hosteleros de este sector, pero parece dar nuevas señales de vida. Este salón de eventos ha sobrevivido al paso del tiempo, a crisis económicas y, ahora, a una pandemia. Villa Araceli es una de esas muchas historias de supervivencia tras la contingencia sanitaria en nuestro país. Nuria y Félix llevan más de 30 años en el sector hostelero y han visto cómo su negocio ha ido transformándose a lo largo de las décadas, aprovechando las instalaciones de la antigua vaquería de la familia para mantener vivo un lugar con historia que se ha tenido que reinventar para poder seguir adelante, convirtiéndose en la actualidad en restaurante abierto al público. Esta finca es además parada obligada de la Real Hermandad de nuestra Señora del Rocío de Tomares, y todas las romerías se canta el Ángelus en su puerta de camino a la aldea, ya que aquí se ha guardado durante años el Simpecado. Nuria y Félix comparten además la gerencia del Kiosco del Parque de la Música.

A poco más de 15 minutos de Sevilla, Villa Araceli es una extraordinaria candidata para aquellas personas que quieran disfrutar de la buena cocina del Aljarafe. Un enclave típicamente andaluz, perfecto para un evento con personalidad, eso es lo que os aporta este fantástico lugar de decoración clásica y elegante y ambiente familiar. Un gran patio andaluz de mesas altas da la bienvenida a este distintivo entorno que también cuenta con una zona de césped. Al entrar vemos una moderna barra de servicio a la izquierda y un enorme salón-comedor presidido por una capilla que se asemeja a la fachada de la Ermita del Rocío. Las mesas están perfectamente vestidas y el servicio impecablemente uniformado. La finca dispone además de parking para los clientes y ambiente climatizado para que cada uno se sienta como en su propia casa. Dice Nuria que ellos mismos han ido reformando, decorando y poniendo a punto este bonito establecimiento, sobre todo durante los meses de parón por la pandemia. La gente que acude a Villa Araceli lo hace principalmente por la comodidad y amplitud del espacio y para disfrutar de una cocina del mar y de la tierra que luce favorecida por la calidad de los productos autóctonos. Platos con ese sabor “de toda la vida” pero sin olvidar las novedades de la cocina actual. En Villa Araceli la innovación no está reñida con la tradición.

Entrantes fríos como la tosta de sardina 2,80€, tomate rosa con melva 10,50€, ensalada de miel y mostaza 10,50€, un exquisito salmón marinado con mayonesa de soja 12,00€ o la ración de gambas blancas de Huelva 14,50€. Entrantes calientes como las alcachofas brasa con jamón 14,00€, pisto con huevos 12,00€, revuelto de papas con jamón 11,00€, revuelto de bacalao “dourado” 10,00€, croquetas variadas 7,00€/12,00€ o las papas arrugás con dos mojos 7,00€. De pescado, pata de pulpo brasa 19,00€, lomo de lubina con verduras 15,00€, salteado de shitake y salmón 12,00€ o el bacalao confitado sobre sopa de tomate 14,00€. Pero donde realmente destaca este establecimiento es en sus carnes, que vosotros mismos termináis de cocinar en la mesa con una plancha que se mantiene caliente para darle el punto que más os guste. Cortes como la presa de cerdo ibérico de Campaña 18,00€, solomillo de ternera 18,00€, entrecot 20,00€, chuleta de lomo bajo Frisona 1/2kg 20,00€, chuleta de lomo alto Frisona 1 kg 46,00€, T-bone de Holtein 1 kg 48,00€ o la chuleta de lomo bajo de Capricho de Oro 1kg 68,00€. De postre, tarta de queso manchego, Amona Mari de yema tostada, la tarta de manzana 4,50€ o el basqué de chocolate 4,50€.

Nuestra comida para tres personas, con varios entrantes, dos carnes, postre y bebidas, nos ha salido por 84,90€. La visita a Villa Araceli ha resultado una agradable experiencia. El servicio es súper amable, la comida es de calidad y el precio más que correcto. Se nota que Nuria y Félix saben lo que llevan entre manos. Lo dejamos anotado para disfrutar de uno de esos establecimientos del Aljarafe perfectos para ir en familia, y con el espacio más que suficiente para estar cómodos si vais con niños. Gracias a todo el equipo por su hospitalidad. Tenéis que conocerlo.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.