Casa Pompa

 

Calle Larga 34 41130 La Puebla del Río
Teléfono 955 29 55 47

Que la cocina y la restauración de Sevilla saborean un momento dulce, es un hecho y una realidad. Una realidad, también es que nos queda mucho por mejorar para saber valorar y promocionar la gastronomía sevillana; dejando el chovinismo de lado, pero mostrando la emoción que reside en el amor por nuestra tierra y el respeto por los alimentos que nos otorga. Somos unos privilegiados por vivir en este enclave geográfico. Lo que es un hecho indiscutible, es que para poder revalorizar nuestro ámbito culinario debemos dignificar y fomentar a todas aquellas personas que, día tras día luchan desde un restaurante para transmitir al mundo a qué sabe Sevilla. Este es el caso de José Moreno (El Pompa), un cigarrero que trabajaba en el campo cuando en 1966 decidió montar una pequeña tasca en la Calle Larga de su pueblo. El futuro que tenía por delante era el de trabajar duro en el negocio que había puesto en marcha y al que puso de nombre el mote por el que era conocido. Hoy, 55 años después de su apertura, han cambiado mucho las cosas. Tres generaciones han pasado por Casa Pompa hasta llegar a María Luisa Moreno, nieta de José. Ella, junto a su marido David Ruiz, son ahora los encargados de toda la gestión. Su padre siempre confió en su criterio y hace 5 años tomaron el mando del negocio.

Casa Pompa es hoy en día, y después de una gran reforma, un bonito espacio de ladrillo visto y azulejos vintages, al que se le ha reducido la barra para agrandar el espacio de un salón diáfano de mesas bajas y algún barril adaptado también como mesa. Espejos y cuadros de marcos clásicos con fotografías de la época, que nos muestran cómo era La Puebla años atrás, alguna foto rociera, de los famosos “Romeros” o de José ataviado con el delantal blanco de camarero. Las bombillas de luz cálida le dan al espacio un ambiente acogedor. Fuera, una terraza con varios veladores para disfrutar de las noches de verano. Nos cuenta David que están pendientes de una última reforma para agrandar los metros del salón. Una taberna sencilla, pero no de esas de cartón piedra, que mira al pasado (con platos de toda la vida) a la vez que busca conquistar a un cliente joven. Lugar de encuentro en la Puebla para tomarse un aperitivo, comer, cenar o degustar un vino o una cerveza de su variada carta: El Águila Especial 5,5% 2,10€, Cruzcampo Especial 5,6% 1,40€/2,60€, Cruzcampo Gran Reserva 2,00€, El Alcázar 1,80€, Heineken 2,00€, Paulaner Hefe-weibbier 2,70€ o Amstel Oro 2,00€. Nosotros tomamos Cerveza El Águila sin filtrar y una copa de Jota Flores, un agradable Ribera del Duero, fino y envolvente en boca.

El trabajo de esta pareja está perfectamente definido en la cocina. María Luisa se encarga de la parte de la carta que mantiene las recetas más clásicas y que heredó de su padre: pinchitos 2,70€, pavías 3,00€/7,50€, ensaladilla de pulpo 3,00€/8,00€, mero empanado 3,00€/8,00€ o solomillo al whisky 3,20€/8,00€, y David se encarga de la cocina más creativa. Enamorado de las especias y el picante, este chef autodidacta busca por entre las recetas de la cocina internacional para enriquecer su oferta, a pesar de lo complicado que resulta que un pueblo abra sus puertas a estos platos tan exóticos. Sin embargo, Casa Pompa muestra la valentía necesaria para no atrincherarse en la cocina tradicional presentando recetas tan sabrosas como el bhaji de cebolla y gamba cristal con mayonesa de curry y mango 4,50€ o el garam massala de pollo 6,00€. Los fines de semana tenéis algún fuera de carta como el chipirón de verano 2.21 5,50€, tomate rosa aliñado 7,00€, carpaccio de langostinos 9,00€ o el cous cous de pollo 5,00€. Esta dualidad fue la que llamó nuestra atención.

Clásicos como el aliño de melva 2,80€/7,00€, capricho 2,80€/7,50€, tabla de quesos para dos personas 10,00€, pimientos asados con melva 2,70€/7,00€, patatas bravas 3,70€, croquetas de jamón 3,00€/7,50€ o de bacalao 3,20€€/8,50€ y crujiente de langostinos estilo thai 6,00€. Variedad en montaditos entre 2,50€ y 3,20€, de gambas, pollo, salmón, melva con morrón, mantecaito, lomo o pollo con chorizo… Carnes como el hígado plancha 2,50€/7,00€, hígado al whisky 2,70€/8,00€, solomillo al roque 3,20€/8,00€, pluma ibérica 3,20€/8,00€, flamenquín casero 6,00€ pollo al roque o al whisky 3,00€/8,00€ o solomillo a la pimienta 3,60€/9,00€. Pescados como los calamares 3,00€/8,00€, chipirón plancha 3,00€/8,00€, mero plancha 2,80€/7,00€, pez espada 3,20€/8,00€, taquitos de merluza 3,20€/8,00€, merluza en salsa verde 3,70€ o boquerones en adobo 2,80€. Preguntar por los postres caseros.

Lo que hace feliz a David es la cocina, y eso se nota en sus elaboraciones. Este joven chef estudia, indaga y busca por entre las recetas de otros países para enriquecer su cocina. Me parece valiente intentar introducir nuevos sabores a sus parroquianos. Casa Pompa ofrece una “cocina para disfrutar”, siendo fieles a sus orígenes, a su entorno y a nuestras raíces. Pero su curiosidad les ha llevado a conocer y manejar técnicas y sabores de vanguardia, definiendo esa mezcla que les da personalidad. En la sala de un restaurante se puede disfrutar de muchas formas; y yo estoy convencido de que a los clientes que llegan a Casa Pompa les agrada precisamente esa combinación del respeto por la tradición gastronómica andaluza, actualizada e interpretada con frescura sensata y armónica. Teníamos ganas de conocerlos y por fin os puedo contar que en el centro de la Puebla del Río tenéis un rincón estupendo para disfrutar de buen tapeo y buen servicio a un precio más que interesante. Muchas gracias a María Luisa y David por su hospitalidad y suerte para seguir otros 50 años más con la herencia familiar. Volveremos.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
42334

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.