Ojalá Tapas y vinos

 

Calle Relator nº 38 41002 Sevilla
Teléfono 687 08 40 56

Todos sabemos que la gastronomía es un elemento vertebrador de culturas y costumbres. La gastronomía andaluza está muy vinculada a las distintas culturas que han pasado por nuestra comunidad y que han ido dejando productos, cultivos y costumbres… Ese intercambio de culturas se sigue dando hoy en día con los emprendedores de otros países que deciden abrir un negocio de hostelería en nuestra ciudad. La historia que os traemos comienza en Boujaâd, una pequeña ciudad de Marruecos situada en la provincia de Khouribga, a poco menos de 200 Km de Casablanca, donde nació Rachid Ismael. Nuestro protagonista puso en marcha este interesante establecimiento el 21 de marzo de este mismo año, después de pasar por las cocinas de locales de éxito de la capital.

Y es que las calles que rodean al Mercado de la calle Feria concentran una gran oferta de ocio, compras, terrazas, mercados… una diversidad que también se traslada a la gastronomía. En este barrio cosmopolita y tolerante se concentran un gran número de restaurantes y tascas, muchos de ellos, de gran calidad y comida creativa y divertida en los que disfrutaréis con cada bocado. Hoy os proponemos conocer uno de esos locales que reflejan la diversidad que se respira en este barrio.

Ojalá es un bar de toda la vida con un toque moderno y una cocina creativa y con sabor. Su carta ronda los 25 platos, más los fuera de carta, así que hay donde poder elegir, además te dan la opción de pedir tapas o medias raciones. La calidad y el sabor de sus productos son excepcionales gracias a sus pequeños proveedores que trabajan con productos de calidad. El local presenta una decoración sencilla, y un ambiente con un toque canalla, incluido el de los camareros.

El ideario de Rachick pasa por no perder la humildad a la hora de entrar en la cocina, porque quiere alejarse del mito de que los cocineros se vuelven vanidosos y soberbios cuando llevan mucho tiempo dominando el mercado. Sus platos presentan una cocina mediterránea influenciada por la cocina andalusí. En la cocina además del propietario están Aziz, cocinero experimentado en distintas influencias gastronómicas y hermano mayor de Rachid, y Hassan, un joven ágil con un prometedor futuro. Ojalá presenta una carta de toda la vida con toques modernos. Cocina de alma local que se abre a otras influencias. Un equipo total de seis personas que abren de 8,30h a 00,00h con desayunos, copa y café a media tarde.

Tapas como la ensalada de queso de cabra, ensalada de langostinos, aguacate y vinagreta de bacon, tartar de atún, ensaladilla de pulpo, salmorejo cordobés, croquetas de jamón, de queso de cabra y cebolla caramelizada o las de pollo al curry, patatas bravas con alioli, risotto de setas y calabacín, wok de tallarines con verdura y pato o gabardinas. Alitas de pollo con trigo y alioli de tomate seco, mini hamburguesa Ojalá, carrillada en salsa con parmentier de boniato, pechuga de pollo rellena de setas y manzana, pluma con gaucha, magret de pato con peras al tinto o solomillo de ternera con aceite de tomillo.

Salmón con judías verdes y cebolla caramelizada o tataki de atún con verdura y mayonesa de soja. No olvidéis probar los postres caseros. Varios vinos por copas como Rey Santo, Javier Sanz semidulce, Uz del Condado o tintos como Fuentenarro, Letargo, Turdetano roble o Cortijo Joven de Málaga. El ticket medio ronda los 15 euros por persona.

Ojalá proviene del árabe “law sha’a Allah”, traducible como “quiera Dios”. Ojalá Tapas y vinos nace como fruto de la pasión, la forma de entender la vida y el gusto por la profesión que tiene este joven que en pocos años se ha hecho un hueco entre los buenos cocineros de la capital. Tras su preparación académica y después de un pequeño periplo por algunos restaurantes y experiencia en cocinas de nivel sin abandonar la idea de mejora contínua, Rachid decidió montar un restaurante como remate a esos años trabajando para otros empresarios y con la finalidad de poder cocinar como en casa y ofrecerlo en un lugar tan querido para él como es la Alameda de Hércules. ¡¡ Ojalá lo puedas montar!! le decían sus amigos. Pues ya es una realidad que podéis disfrutar si estáis por este bullicioso barrio. Mucha suerte a todo el equipo de Ojalá. Recomendable. Fotos. Miguel Massé.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.