Alimentari. Cucina italiana

 

Calle Bartolome de Medina, 21 Local Izq. 41004 Sevilla
Teléfono 955 72 22 60

En Sevilla adoramos la cocina italiana, pero solemos tratarla bastante mal. Es sorprendente que con la cantidad de pasta que se consume en nuestra provincia, tengamos tal desconocimiento de esta popular cocina. A los italianos les duele tanto que les toquemos sus platos tradicionales como a nosotros. Y con el vino pues también sucede algo parecido. En Italia hay una cultura vinícola muy importante, con un montón de vinos y Denominaciones de Origen. Italia se divide en 20 regiones administrativas y cada una de ellas tiene sus singularidades a la hora de sentarse a la mesa, pero en este local de San Bernardo confluye lo mejor de la herencia gastronómica italiana.

Al frente del proyecto están Nicola Migala de Calabria y su mujer Silvia Campanario, una utrerana que junto a los cocineros napolitanos Lorenzo Falzarano y Ciro Borrigllo decidieron aventurarse en este proyecto que en un principio estaba pensado abrirse en Utrera pero que por circunstancias ha acabado en una de las zonas con más expansión hostelera de la capital. Este equipo llegó a Sevilla un Jueves Santo con la experiencia que les han dado los años de gestión de un restaurante en el centro de Roma. Lorenzo y Ciro aportan el sello inconfundible de la cocina napolitana, uno de los lugares donde mejor se come de Italia, sin olvidar la influencia calabresa que aporta Nicola, famosa por el uso del «Peperoncino Rosso» o guindilla como ingrediente base en casi todos sus platos.

 

Alimentari es un bonito local con varios escalones a la entrada que dan acceso a una zona de barra. Fuera, una pequeña terraza con varias mesas. El interior está divido en dos espacios de mesas bajas, uno a la derecha a modo de reservado y un salón principal con cocina abierta al público donde destaca una gran estantería con productos italianos que se van a vender al público a partir de final de este mes, incluido un refrigerador para conservar la burrata, la famosa nduja di spilinga calabresa y otros productos perecederos que los clientes pueden adquirir en el propio local.

La decoración es idea de Silvia. Una decoración que ella misma define cono industrial con pinceladas vintage dejando las estructuras a la vista: vigas, tuberías, cables… con techos suficientemente altos para que estos elementos tomen su protagonismo. Mobiliario reciclado donde destaca la madera como principal componente decorador. Al fondo, un gran espejo que le da amplitud al conjunto. La luz es cálida y agradable para disfrutar de la comida.

Un tradicional menú italiano consta de cuatro episodios: Antipasto, un entrante o entremés que puede ser frío o caliente; un primer plato caliente, que suele ser pasta, risotto, sopas, etc.; un segundo plato, preparado a partir de carne, pescado o setas; y un postre. Nosotros comenzamos con una tabla de quesos italianos que se disfrutan de menos a más intensidad. Primero un Brunet alta Langa, seguido por un buen Parmesano 30 meses, y después un queso Occelli al Barolo que es una original interpretación de una antigua receta del queso italiano de montaña, para acabar con un extraordinario Pecorino Moliterno al Tartufo, un queso de leche cruda de oveja, entretejido con generosas vetas de trufa negra 16,00€.

 

Un primer apartado de Tap-Ita con recetas como la brocheta de gambas 4,50€, ensalada de pulpo 4,00€, remolacha con cebolla y parmesano 3,50€, rulo de calabacín marinado con queso 3,50€, berenjena frita con salsa de tomate y parmesano 3,80€, ensalada de calamares y bulbo de hinojos 4,00€, flor de calabacín rellena de mozzarella y anchoas 3,00€, ricotta empanada con mermelada y miel 3,50€, albóndigas de berenjena 3,00€, croqueta de patata con queso y trufa 3,80€ o la tostada de polenta con pimientos asados y anchoas 3,80€. Burrata de trufa y jamón de Parma 12,00€, bresaola de búfala con ricotta y frigitelli 8,50€, burrata con tomate seco, fresco y al horno 10,00€ o selección de chacina italiana (Culatello, jamón de Parma, Mortadela de Boloña y Lardo D´Arnad)15,00€.

 

Antipastis y ensaladas variadas. Pasta fresca como los tonnarelli con queso de cabra 720€/12,30€ o con flores de calabacín y lubina 7,90€/13,80€, gnocchi con gorgonzola y nueces 7,30€/12,50€ o los raviolis rellenos de gambas y pez limón con crema de crustáceos 8,50€/15,00€. Pasta y risotto como los rigatoni con salsa de tomate y queso de oveja 6,00€/10,00€, spaghetti carbonara 6,00€/10,00€, spaghetti con almejas 7,20€/12,50€, lasagna con queso provola, pesti y jamón cocido 6,60€/11,20€, orecchiette pasta con tomate amarillo y colatura de anchoas 7,20€/12,50€, y los risottos con crema de cigalas y trufa 7,80€/13,60€, con queso ahumado y speck 7,00€/12,00€ o con remolacha y gorgonzola 7,30€/12,60€.

Entre las carnes tenéis la panceta de cerdo con reducción de Oporto 8,40€/16,80€, solomillo de ternera con guanciale y crema de alcachofas 10,10€/18,20€, escalope de ternera con jamón y salvia 7,70€/13,50€, solomillo de ternera, rúcula y parmesano 8,70€/15,50€, Scamorza plancha con jamón 7,10€/12,30€, medallón de solomillo de cerdo con cerveza 9,10€/16,20€ o el tomahawh con kalé para dos o tres personas. Pescados como la lubina y cigalas plancha 20,00€, calamares rellenos con aceitunas y alcaparras 16,80€, salmón plancha con gorgonzola 10,10€/18,20€, bacalao frito con cebolla roja 8,40€/14,80€, fritura de calamares y gambones 7,10€/14,20€ o los pulpitos en salsa de tomate con alcaparras, aceitunas negras y guindillas 7,90€/13,80€.

 

Mención especial a la “Nostra Pizza” de harina ecológica. Margherita 7,00€, Napoli de anchoas 8,80€, Diavola con salami picante 8,00€, Vegetariana 9,80€, Capricciosa 10,20€, Zio Ciro de crema de calabacín 11,80€, Fiori di zucca con flores de calabacín 12,50€, Burrata e pachino 12,60€, Salmone 13,40€, Porcini de setas 14,50€, 4 Formaggi 12,50€, Baccalá 13,60€, Frutti di mare 15,00€o la focaccia con burrata, mortadela y frigitelli 12,80€. De postre, unos riquísimos cannolis sicilianos rellenos de ricotta con pistachos que cerró una estupenda cena con amigos. Para beber, Nero d’Avola 3,00€/15,80€, un tinto proveniente de la uva para vino tinto más importante de Sicilia y una de las variedades italianas más importantes. Un tinto con taninos suaves y sabores a picante y ciruela. Vinos como Ciró rossodoc de Calabria 16,80€, Primitivo IGT Tumá 17,50€ o Ettamiano Primitivo 25,60€ de la Puglia o Morellino di Scanzano 19,60€ de Toscana. Proseccos, Chadonnay o incluso cervezas italianas como Menabrea Bionda 2,50€ y Ambrata 3,00€ o Nastro Azurro Peroni 2,50€.

Unos 18,00€ de media por persona para una cena agradable, con un servicio nativo siempre atento a los clientes y una cocina auténtica basada en la comida tradicional italiana, y todo en un ambiente acogedor perfecto para disfrutar junto a familiares y amigos. No hay nada mejor que el boca a boca para valorar un restaurante. Por eso mismo, basta con echar un vistazo en la red a los comentarios sobre este estupendo local que en pocos meses se ha convertido en un imprescindible para los sevillanos amantes de la “Vero cucina italiana”. Gracias a Nicola y Silvia por su hospitalidad y suerte a todo el equipo de Alimentari. Volveremos seguro.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.