Fray Meliton

 

Calle Antonia Díaz 33, 41001 Sevilla
Teléfono 629132337

Sevilla es la ciudad del mundo que más veces ha servido de inspiración a compositores y libretistas que han situado en ella sus óperas a lo largo de la historia. Todos los grandes genios desde Mozart a Beethoven, pasando por Rossini o Bizet dieron vida a grandes mitos como Don Juan o Carmen. Verdi no fue una excepción y ambienta en Sevilla una de sus obras maestras. “Fray Meliton era un reverendo padre, confesor más que piadoso, de manga ya tan ancha, que, á ser así el ojo de las agujas, seguramente habría camellos… es decir ricos, en la gloria”. Este personaje pertenece a La Forza del Destino, una ópera en cuatro actos que Giuseppe Verdi compuso allá por 1861. Este nombre rodeado de leyendas y romanzas es el elegido para poner en marcha este hermoso proyecto que acaba de abrir sus puertas en la calle Antonia Diaz. ¡Que se alce el telón!

Durante años, lo más atractivo del antiguo restaurante Puerta Grande era el ambiente antes y después de una corrida de toros. Se cuentan muchas historias de este local de la calle por la que entran y salen los toreros. Historias de fiestas privadas del artisteo, algo decadentes y hasta ordinarias, que fueron deteriorando el ambiente, el servicio y el ánimo de los que aquí acudían, hasta que llego la hora de cerrar. Atrás quedaron las numerosas fotos y cuadros de toreros o las vitrinas con trajes de torear que cubrían sus paredes. Nueva etapa para esta hermosa casa sevillana al más puro estilo de la arquitectura andaluza. Su elegante y señorial fachada esconde en su interior una arquitectura tradicional a la que se le ha hecho una reforma integral de paredes, suelos y cocina. Un precioso local reformado y puesto al día en iluminación, cerramientos, decoración de paredes y grandes ventanales con postigos de madera y unas preciosas vistas a la Maestranza. Al frente del negocio está la joven empresaria Carmen Deza Sotillo, que ya conocíamos de Botavino, junto a socios del sector. Esta es una apuesta mucho más arriesgada que el negocio de Los Remedios. Aquí el envite es mucho mayor por tamaño del local, por tipo de cliente, por localización… Estuvimos en contacto con Carmen en todo momento para que nos avisara de la apertura de este nuevo proyecto de paredes de papel estampado, suelos cerámicos imitando tarima flotante, techos de vigas de madera, bonitas lámparas, sillas de madera con respaldos de rejilla, sillones con respaldo giratorio de forma redondeada tapizados en colores tierra, y estanterías con arcos de medio punto para guardar los vinos.

Nos recibe Carmen, tan agradable y atenta como siempre, para contarnos los detalles de esta nueva aventura. En los fogones esta Fernando, un experimentado cocinero que trabaja una carta tradicional polivalente, con una cocina elaborada, de esencia mediterránea pero con toques creativos, con productos frescos y con una constante búsqueda de innovación a base de sabores intensos y buenas presentaciones. La carta está dividida en los actos de la famosa ópera: Preludio con entrantes como el tartar de salmón con guacamole y huevas de trucha 8,50€/16,00€, la ensalada hawaiana de atún y mango 14,50€ o la ensaladilla de pulpo y langostinos 7,50€/14,00€. El Primer acto contienen las croquetas de puchero con alioli de hierbabuena 6,50€/13,00€ o las zamburiñas gratinadas con mayonesa de albahaca 10,00€/19,00€. Un Entreacto con lingote de carrillada ibérica en salsa de almendra 16,00€. El Concertante con el carré de cordero 19,00€ o la pularda en salsa rellena de col china 7,50€/14,00€. Cavattina con las ostras francesas con espuma de lima y caviar cítrico 25,00€ (6 uds) o el lomo de corvina 18,00€. Como Finale los postres como el tocino de cielo de kiwi 4,50€ o las tartas de Don Dulzón 5,00€. Os dejo la carta completa. La idea es introducir coctelería de autor para alargar la sobremesa tomando una copa. La carta de vinos es extensa y esta cuidada al detalle, a la altura de todo lo demás.

Carmen ha solicitado la autorización al Ayuntamiento de Sevilla para poner una serie de veladores justo al lado de donde se encuentra la estatua de Curro Romero, una zona extraordinaria para sentarse a cenar las noches de verano. Fray Meliton reúne unas características muy positivas para llegar al éxito: Ubicación, buen trato, personal cualificado tanto en cocina como en sala, buen ambiente y buena cocina. Debían pulir ciertos detalles en la decoración, consecuencia de llevar pocos días abiertos. Los precios están algo por encima que el local de Los Remedios, pero en línea a la calidad del producto que llega a la mesa. Desde estas páginas les deseamos toda la suerte del mundo a Carmen y su equipo en este nuevo desafío. Volveremos seguro. Absolutamente recomendable.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
44454

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.