El Mercaíto de Manolo Juliá

 

Calle Bolivia, 17, 41012 Sevilla
Teléfono 854746855

Los mercados de abastos siguen siendo una parte muy importante en la vida de los sevillanos. Hay muchos pequeños mercados distribuidos por nuestra provincia. Para aquellos interesados en la gastronomía, una visita a cualquiera de estos mercados es algo imprescindible. Los mercados de abastos se renuevan, y ahora en ellos convive la tradición familiar con nuevos negocios. Y es que ir al mercado está de moda. El edificio que hoy ocupa el Mercado de Abastos de Heliópolis, se usa como tal desde hace tres décadas, pero desde su construcción en 1929 ha sido primero Colegio Claret, iglesia, e incluso comedor social en los años de hambruna tras la guerra civil. Quizá esa función de comedor social es la que provocaría que hoy sea un mercado. En los últimos años ha sufrido grandes cambios tantos en comerciantes como en tipos de comercio y es por ello que aún está en proceso de adaptación. La moda de los establecimientos “gourmet”, también ha llegado al Mercado de Heliópolis, algo que lejos de eclipsar su esencia, lo beneficia como negocio.

El hostelero Manolo Juliá lleva dos meses gestionando el Mercaito, un local dentro del Mercado de abastos de Heliópolis que regenta junto a sus hijos Manolo y Carlota. Heliópolis siempre ha estado ligado a este hostelero que se adentra ahora en administrar su propio restaurante después de diez años al frente de su afamada empresa de catering. El kiosco del Mercaíto se compone de una barra junto a la que está la cocina y ocupa con sus mesas casi la totalidad del mercado de abastos, excluyendo una tienda de ultramarinos, una pastelería y un kiosco de flores. El espacio es amplio y luminoso y está decorado en consonancia con el tipo de comida que sale de su cocina. Materiales elementales típicos, mesas y sillas de madera, elementos decorativos como los pequeños jarrones de flores y los manteles de cuadritos que visten su decena de mesas. La vajilla está muy cuidada. También hay alguna mesa alta junto a la barra para un tapeo más informal. La idea de Manolo es habilitar en el futuro un reservado ocupando dos antiguos puestos del mercado.

Los pilares de su carta nos reconcilian con el gusto por lo sencillo y lo auténtico, con puntos de cocción logrados y materias primas acreditadas. Cocina creada con la intención de transmitir nuestros sabores, con guisos del día como los higaditos de pollo encebollados, cola de toro o raviolis de marisco. Imperdonable pisar este mercado y no marcarse una tapa ensaladilla Juliá 3,00€/6,00€/10,00€, de tostas de brandada de bacalao, de paté de ave, tostas de anchoas 3,00€ o una exquisita tosta de morcilla con compota de pimientos y alioli 2,30€. Platos para compartir como al arroz con pato, foie y boletus 16,00€, espárragos a la plancha con virutas de foie y salsa PX 6,00€/10,00€, granjitos 15,00€ o pollo frito 6,00€/10,00€. Frituras Juliá como la rosada a la romana 2,80€/12,00€, choquitos fritos 11,00€, croquetas de setas y trufa 2,50€/9,00€, buñuelitos de gambas 2,40€/8,00€ o su famosa tempura de cigalas Juliá (12 Uds.) 15,00€. Algo muy nuestro como los montaditos de chorizo picante 2,50€ o de solomillo en salsa 2,50€.

De carnes encontramos las delicias de alas de pato 3,00€/14,00€, lomo bajo de vaca con guarnición 16,00€ o el tataki de lomo bajo braseado con patatas 16,00€. Pescados como el lomo de bacalao confitado con tomate frito de Los Palacios 14,00€. Especialidades con huevo como el huevo de oca con jamón, trufa y pimiento, cazuela de patatas sanluqueñas con huevos y tomate frito 7,00€/10,00€, guisantes con jamón y huevos 6,00€/11,00€ o la mini tortilla de patatas de la casa 6,00€. Entradas frías como el tomate buey con ventresca de atún 7,00€, ensalada de aguacates, tomate, mango, cebolla morada y espinacas 10,00€ o los mini solomillos de salmón ahumado con queso fresco, wakame y vinagreta de nueces 4,00€/14,00€. De chacina tienen el lomito ibérico Señorío de Montanera 8,00€/16,00€, salchichón ibérico 3,00€/8,00€, y queso Apolonio 7,00€/12,00€ o queso viejo tostado 7,00€/12,00€. De postre tartas variadas 5,00€ hechas por Suflé o el perfecto de chocolate con nueces 5,00€. Una carta de vinos nada complicada, con clásicos como Rioja, Ribera del Duero, Toro, Verdejo, Rías Baixas y representación de algunos vinos andaluces. El servicio es joven y eficaz. A nosotros nos atendió Carlota.

A pesar de las circunstancias nada favorables y con todo el riesgo y la incertidumbre que ello conlleva, Manolo pensaría que al mal tiempo había que ponerle buena cara, y con una buena dosis de optimismo decidió embarcarse en la puesta en marcha de este pequeño restaurante situado en este barrio residencial donde no abundan los negocios de hostelería. Un proyecto que avanza con paso firme adaptándose a los cambios, con el talento y la experiencia que le han dado los años en el sector. El Mercaito toma como punto de partida la cocina tradicional y los productos de calidad. Un concepto informal que ofrece una carta con una correcta relación calidad-precio y una buena variedad de opciones, de tal modo que cualquier cliente pueda satisfacer sus gustos o inquietudes. Sin duda, grandes alicientes para atraer a un público deseoso de salir a disfrutar del buen tapeo sevillano. Gracias a Manolo Juliá por su hospitalidad y al gran Manosalbas por cedernos la mayoría de las extraordinarias fotos. Recomendable.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
32333

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.