Atrevido Alameda

 

Calle Amor de Dios 44, 41002 Sevilla
Teléfono 697 61 27 29

El maridaje es el arte en la combinación de alimentos con bebidas. Su objetivo principal es combinar comidas y bebidas que logren una unión perfecta entre las diferentes notas de sabor de los componentes con el fin de descubrir las nuevas sensaciones y sabores que se obtienen. Generalmente este concepto se encuentra asociado a la combinación de alimentos con vinos o cerveza, lo que para muchos es el maridaje perfecto, pero ¿por qué no con un cóctel, que tiene mucha más complejidad y matices que pueden enriquecer la comida?. Conscientes de las demandas de los comensales y sabiendo que a los bartenders se les han quedado pequeños los mixing club, cada día es más frecuente encontrar locales que mariden coctelería de autor con cocina de fusión.

Hace ya meses que se puso en marcha este interesante espacio que marida exquisitos platos con sofisticados combinados. Al frente del negocio encontramos a Inma Muñoz, una sevillana con más de veinte años de experiencia en la restauración, y Cristian Rizzello, un italiano de la Puglia que pone su magia en la cocina de este interesante establecimiento que teníamos muchas ganas de conocer. Atrevido tiene el espíritu de los antiguos speakeasy, aquellos locales americanos ligados a los tiempos de la ley seca. En este contexto histórico es donde se suele colocar el origen de la coctelería (era más fácil elaborar una ginebra pasable que un buen whisky, y además la mala calidad era más fácil de enmascarar con la mezcla de otras bebidas). El boca a boca ha hecho de este espacio un lugar a tener muy en cuenta por los aficionados a la buena gastronomía y a los que les gusta maridar platos actuales de la cocina internacional con cócteles de autor. Una tendencia estupenda para salir de la cerveza o el vino. Atrevido aúna cuatro elementos esenciales para considerarlo absolutamente recomendable: buen servicio, bonita decoración, comida original y coctelería de lujo.

Comprobamos que, efectivamente en este local, las fronteras entre bebida y comida son difusas. Desde el clásico aperol spritz que combina con todo, el coctel Atrevido, con mezcal, mango picante, falernum (licor de almendra tostada) y zumo de pomelo 8,50€, se puede rematar con un carpaccio de gambas 14,50€. El Cucumber dry, muy refrescante, con Bombay London Dry Gin, lima exprimida, sirope de pepino, pepino y miel, marida de maravilla con una de sus pinzas (similar a la focaccia), elaboradas con mezcla de harinas (trigo, soja, arroz y masa madre) y una fermentación lenta, en las que se refleja el alma italiana de Cristian. Atrevido se asoma a la Alameda a través de sus grandes ventanales con arcos de medio punto. Un local no muy amplio con un diseño de trazo personal y coherente con el nombre del establecimiento, inspirado en el Nueva York de los años cincuenta, con el mármol emperador y los azulejos rústicos de la barra, lámparas de bola y esas largas cadenas doradas que cuelgan del techo y que aportan al espacio matices lumínicos y efectos casi teatrales. Una estética que ensalza las formas conservadoras del edificio, incorporando viejas líneas al estilo decorativo, aunque por supuesto, ajustadas a las características y preferencias personales de Inma y Cristian. La atmósfera se completa con una música súper agradable.

La carta es reducida, original y está bien estructurada. Fuera de carta como el steak tartar de solomillo de Retinto 5,50€ o los tacos Atrevido de carne de cerdo, piña asada y salsa 8,00€. Entrantes como el mousse de foie gras, yuzu y maracuyá 5,50€, ostras Gillardeau al natural 4,00€ o con granizado de lima 4,50€ e incluso caviar Amur Beluga 24,00€. Platos como el ceviche de corvina 11,00€, el carpaccio de picaña 10,50€ o el Ssam coreano de pollo asado con mango 7,50€. Seis tipos de Pinzas entre 8,00€ y 9,50€. Nosotros probamos la Calabresa, exquisita con un toque picante. De postre tenéis la panna cotta 5,00€, tarta de queso payoyo 5,00€ o la tarta de chocolate con mouse de Amaretto 5,00€. Os dejo la carta completa para que podáis ver la oferta de vinos y cócteles.

Nos aclaran que no están enfocados a las copas. Su pretensión es que la gente llegue a comer, a mediodía o de noche, que acompañe la comida con cócteles y que luego, disfrute de una sobremesa pausada con más cócteles, ya de otro tipo. La originalidad y el factor sorpresa hacen de Atrevido un lugar único en la ciudad, es cierto. Pero no dejemos que ese punto cool nos nuble el criterio: detrás de este negocio hay mucho I+D y conocimientos técnicos. La suya es una propuesta seria, que no escatima en horas de trabajo ni en la calidad de las materias primas. Hay mucha cocina sólida, y mucha cocina líquida. Es además un sitio difícil de clasificar. Muy informal para catalogarlo como restaurante y demasiado sofisticado para ser un bar. ¿Está Sevilla preparada para un sitio así? Por supuesto que sí. Gracias por vuestra hospitalidad. Volveremos.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
44444

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.