Vinobar “El Taller”

 

Plaza San Juan de la Cruz, 4, 41806 Umbrete, Sevilla
Teléfono: 605 64 67 66

“Vinobar El Taller es una experiencia diferente donde podréis disfrutar de vinos únicos en un ambiente acogedor y con alma especial”. Así se presenta este rincón de Umbrete que asombra a partes iguales por sus vinos y por su tapeo. Al frente de este proyecto esta Stefan Nikolov, un búlgaro procedente de General Toshevo, un pequeño pueblo al nordeste del país, cerca de la frontera con Rumania. Pero, ¿Qué hace un búlgaro regentando un negocio de hostelería en Umbrete? Stefan acumula una larga experiencia de más de diez años trabajando en establecimientos de lujo en su país. Hoteles 5 estrellas como el Riviera Beach Hotel o el Hotel Yastrebets Wellness & Spa en el Mar Negro o un Hotel Boutique en las montañas Rila, las más altas de los Balcanes.

Años en los que comenzó a trabajar en Bibendum, una empresa de Sofía que se dedica a la comercialización y distribución de los mejores vinos del mundo. Stefan diseñaba cartas y recibía viajes por objetivos de venta. Viajes que lo llevaron a Argentina, Italia, Chile, Nueva Zelanda, Francia e incluso bodegas españolas tan prestigiosas como Marqués de Murrieta o Codorniu. En Bibendum estuvo más de 8 años, algo que le sirvió como punto de partida para entrar de lleno en los secretos de los vinos más singulares. Cuando su ex decidió viajar a España para trabajar como informática, Stefan la siguió para intentar conseguir un contrato en hostelería. Compro vinos para distribuirlos, pero su falta de soltura hablando español le hizo desistir de su intento. Por eso decidió montar su propio negocio en un pequeño local de Umbrete al que puso “El Taller” por el uso de palets para el mobiliario, un concepto de reciclaje y de la preservación de recursos naturales, que va perfectamente con la personalidad de este “búlgaro del Aljarafe”.

Inaugurado hace año y medio, el Taller es un pequeño espacio que destaca por su curiosa decoración. Varias mesas altas de madera reciclada e iluminación suave. Barra pequeña al fondo animada con una selección abigarrada de botellas que muestran el gusto y la preocupación de la casa por el vino. Está decorado con miles de objetos diferentes: ruedas de bicicleta con corchos en los radios, paredes pintadas con frases de sus clientes, cajas de madera con vinos, miel, salsas búlgaras. Al entrar tienes la sensación de estar en una de esas tiendas antiguas en las que se vendía de todo. Una escalera angosta os lleva a la primera planta donde están los baños y una terracita con dos mesas, por si os queréis quitar el ruido del parque infantil que tiene pegado. Fuera, una pequeña terraza con mesas bajas, perfecta si vais con niños, porque pueden jugar mientras tomáis un buen vino.

Una carta que abre con un clásico de nuestra tierra como es el tomate con melva, pero que aquí se sirve con pimientos asados, vinagre balsámico y ajo prensado, acompañados con pan tostado 5,00€. Las tapas de Stefan comienzan con la “Princesa Santa Sofía”, una tosta con 4 quesos, carne de cerdo picada, salsa burger, pepino agridulce y especias 4,00€, Tosta de hígado de bacalao, limón y cebollino 4,00€, “pan Pizza” con salsa liuteniza, 4 quesos fundidos, salami ahumado y orégano 4,50€, hamburguesa “El Taller” a la brasa, salsa liuteniza, mayonesa, miel y mostaza con mix de ensalada 3,00€ o el original “Estefanito” pan con carne mechada, salsa liuteniza, salsa burger, champiñones y puerro 3,00€. Montaditos de filetes de sardina con tomate 3,00€, salmón ahumado con queso crema 3,00€, melva con pimientos asados 3,00€ o el montadito de mouse de pato con pimienta negra. Platos de queso (100gr) de oveja curado (León) 3,50€, queso de vaca Mahón (Menorca) 4,00€, queso de cabra Payoya (Ubrique) 4,50€, tabla de quesos variados 9,00€ o el queso blanco madurado en salmuera, con aceite y especias 3,00€. De postre podéis probar el mejor yogurt del mundo servido con miel y nueces. Lata de yogurt de 400gr para llevar 1,50€.

Pero donde destaca este negocio es en la variedad y originalidad de sus vinos. Vinos internacionales como Scaia Corvina de Italia 4,00€/20,00€, Santa Sarah de Bulgaria 22,00€, MAlbec, Catena Zapta de Argentina 24,00€, Chateau Despagne de Burdeos 26,00€, Babich Pinot Noir de Nueva Zelanda 28,00€, Biblia Hora Cab, Sauvig & Merlot de Grecia, Un sorprendente Ste Michelle Syrah de Columbia Valley Usa 30,00€ o H3 un Merlot de Columbia Crest Usa 32,00€. Los tintos del país son Las Claras de Ribera del Duero 3,00€/15,00€ y Mauleón reserva 2008 23,00€. Blancos como Verdejo & Viura de Rioja 3,00€/15,00€, Muscato blanco D.O. Valencia 3,00€/15,00€, Verdejo Rueda, Convento las Claras 3,00€/15,00€, Corisca Galicia, Albariño ecológico 21,00€, Babich sauvignon blanc de Nueva Zelanda 23,00€, Rosados como el Muscato rosado de Valencia 3,00€/15,00€, Espumosos como J.P. Chanet Brut 15,00€ o los Oportos Ramos Pinto blanco 1,50€ o el Ramos Pinto Ruby 1,50€ la copa.

La cocina búlgara es representativa de la gastronomía de los Balcanes, teniendo trazas de la cocina turca, la griega, la cocina italiana y la húngara. Es sorprendente conocer la abundancia y diversidad de sus productos frescos, yogures, quesos… así como los vinos. Stefan aporta ese “alma especial” en su carta, con pinceladas de la cocina y de los vinos de su tierra, pero sobre todo es un anfitrión que desprende simpatía y ganas de agradar a sus clientes. Se nota que tiene verdadera devoción por sus vinos. Este es su viaje: una carrera de fondo. No es un recorrido lineal de un lugar a otro, se trata más bien de un viaje existencial que lo ha llevado desde General Toshevo a lo largo de toda la geografía balcánica, hasta llegar a Umbrete. En definitiva, El Taller es un rincón diferente que tenéis que conocer. Благодаря на Стефан за гостоприемството.

 

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
35433

 

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.