Sal y Tomate

 

Calle Asunción, 65, 41011 Sevilla
Teléfono: 854 75 38 72

Durante la Exposición Iberoamericana de 1929 la ciudad empieza a extenderse desde Tablada hasta Triana. En sus inicios Los Remedios se llamaba Obra Nacional, pero al existir otras barriadas con la misma denominación este nombre se perdió pronto. Sus habitantes eran burgueses y militares en busca de nuevas condiciones de vida. La idea inicial consistía en un proyecto con amplias avenidas y zonas verdes, pero debido a la especulación, los edificios tuvieron que elevarse y el barrio comenzó a crecer de forma desordenada. En este distrito se asentaron las clases más altas de la sociedad sevillana, y todavía hoy, los precios de los pisos son prohibitivos en las zonas más comerciales. Por su cercanía al centro, Los Remedios sigue siendo uno de los barrios más emblemáticos de la capital. Y es que siempre es agradable pasear por el puente de San Telmo, ir de tiendas por Asunción o por su República Argentina o disfrutar con los pequeños en el Parque de los Príncipes. Pero como no podía ser de otra manera, también es cónclave gastronómico, ofreciendo lugares dispares para disfrutar de un buen tapeo.

Fue mi compañera Inma Ruiz la primera que me habló de este local abierto en noviembre de 2018. Sal y Tomate es un bar restaurante situado en la calle Asunción que ofrece una cocina asentada en platos de siempre pero con un toque personal. La idea del nombre nació del Padre de Nacho Cano García, Ignacio Cano, un sevillano de Valdezorras aficionado a trabajar su propia huerta, que llevaba a casa los tomates naturales para disfrutarlos con un poco de sal. En honor a Ignacio nació el nombre de Sal y Tomate, un espacio donde se dan desayunos, almuerzos y cenas y en el que se disfruta de una comida de calidad que se puede saborear tanto en las mesas altas de la entrada como en su salón interior. La premisa de este restaurante es la de no hacer ninguna diferencia entre ambos espacios del local, sino que la carta se pueda disfrutar en su totalidad tanto en un sitio como en otro. Un local de decoración sencilla, con una terraza retranqueada que da paso a un gran salón con capacidad para unos 120 comensales, adornado con cuadros coloristas pintados por Sergio Cruz, un artista sevillano que ejerce de profesor de artes plásticas en Huelva. El local es algo ruidoso en su interior, pero nos cuenta Nacho que están montando paneles de insonorización para paliar el problema.

Nacho Cano es un hostelero sevillano que lleva casi dos décadas dedicado a una profesión por la que siente un enorme respeto. Un joven empresario que desarrolló su carrera en lugares tan emblemáticos como la Hacienda Benazuza de Sanlúcar la Mayor. De allí paso a El Bulli para desarrollar todos los secretos de la atención en sala. Regresó a Sevilla para ejercer de 2º metre en el Hotel Al Ándalus durante varios años, hasta que decidió montar su propio negocio. Este sevillano ha aportado a su negocio una personalidad basada en sabores clásicos y platos elaborados con productos de temporada, donde los comensales pueden disfrutar de una cocina honesta en la que una materia prima de calidad es la protagonista de cada plato. Sal y Tomate dispone de una oferta que va variando según la disponibilidad del mercado. Su carta es de base tradicional y de esencia mediterránea. Buenas carnes, pescados o guisos son algunos de los platos que encontrarás en Sal y Tomate, eso sí, siempre dándole un toque personal y respetando los sabores de cada producto.

Al frente de los fogones esta Alejandro Trujillo, un chef que salió del restaurante Abantal para ponerse al frente de las cocinas de Sal y Tomate. En su pequeña cocina elaboran platos como el Salmorejo Cordobés con Mojama 5,50 €, Tomate con Melva y Vinagreta de Ras al Hanout 5,50 €/ 9,00 €, Ensaladilla con Bonito 4,20 €/7,00 €/12,00 €, una exquisita Tosta de Sardina Ahumada con Salsa de Encurtidos Gratinada y Cherry Asado 4,30 €, Ensalada de Pato Crujiente, Fruta de Temporada y Vinagreta Cantonesa 12,00 €, Revuelto de Bacalao Dorado y Polvo Aceitunas Negras 8,00 €, Huevo Roto Sobre Patata de Conil con Jamón de Bellota y Nieve de Foie 12,50 €, Bacalao Confitado, Jugo Cítrico a la Miel con Espinacas Salteadas 8,50 €, Puntillitas Salteadas al Oloroso, Huevo y Sal de Jamón 13,00 €, Lomo de Besugo Soasado a la Bilbaína 13,50 €, Pargo con Pesto de Pistacho y Salvia 15,00 €, Pulpo Glaseado con Humus de Berenjena y Arroz Suflado 18,00 €, Hamburguesita de Ciervo con Queso Payoyo 6,00 €, Solomillo Ibérico al Bourbon 5,50 €/17,00 €, Costilla Ibérica Asada con Nuestra Salsa Barbacoa 13,00 €, Cochinillo con Migas Crujientes y Peras al Vino Tinto 15,00 €, Rack de Cordero a Baja Temperatura Glaseado al Estilo de Casablanca 16,00 €, Solomillo de Vaca con Foie al Oloroso 17,00 €, Entrecot de Vaca Frisona(550gr) 28,00 €, Almejas al Oloroso 13,50 € o el sabroso Arroz con Costilla Ibérica y Tirabeques Salteados 13,50 €. Las carnes de Sal y Tomate son de Desiderio Rodríguez en Morón de la Frontera, toda una garantía.

La carta de Sal y Tomate cuenta además con un apartado de abacería y conservas, como el Jamón de Bellota de Lazo 3,50 €/12,00 €/21,00 €, Caña de Lomo Ibérica de Arturo Sánchez 3,50 €/12,00 €/21,00 €, Butifarra Blanca 2,90 €/8,50 €/16,00 €, Chicharrón de Cádiz de Ostrea Sur 4,20 €/9,50 €/18,00 €, Chorizo Picante 2,90 €/8,50 €/16,00 €, Chorizo de Bellota 3,20 €/8,50 €/16,50 €, Salchichón Ibérico 3,20 €/8,50 €/16,50 €, Morcilla de Hígado 2,90 €/8,50 €/16,00 €, Mojama (Isla Cristina) 4,20 €/9,50 €/19,00 €, Tabla Ibéricos 12,00 €/21,00 €, Tabla de Quesos 4,70 €/12,00 €/21,00 € o las conservas de Anchoa Imperial 3,00 €, Gildas de Anchoas, Piparra y Aceituna (4 Uds.) 5,00 €, Banderillas de Atún y Queso Curado (4 Uds.) 6,00 €, Mejillones en Escabeche 4,50 €, Zamburiñas en Salsa de Vieras 4,50 € Chipirones Rellenos en su Tinta 4,50 € o las Sardinillas en Aceite de Oliva 4,50 €. Para regar tienen alrededor de 40 referencias de vinos, la mayoría de los cuales se pueden degustar por copas. En cuanto a los postres, tienen Torrija Caramelizada de Brioche con Helado de Gianduja 6,00 €, Tarta Cremosa de Queso Payoyo con Helado de Guinda 6,00 €, Brownie de Chocolate Puro y Pistacho, Tierra de Cacao y Café con Frutos Rojos 6,00 €, Tartas Caseras 5,50 €, Copa de Helado (2 bolas) 4,50 €.

En definitiva, Sal y Tomate es una opción muy a tener en cuenta para disfrutar del placer de descubrir una cocina original en un espacio confortable. Aquí manda el producto de mercado, pero se fusiona a la perfección con toques personales que no hacen sino resaltar y potenciar sus elaboraciones. El sábado de nuestra visita el local estaba hasta la bandera y a pesar de ello los platos llegaron rápidos y con una cadencia perfecta. 59,80€ para una comida de dos personas, con dos cervezas y 4 vinos D.O. Toro. La casa puso un mini Gin Tonic como digestivo. La cocina sabrosa, el servicio es atento y profesional, la charla con Nacho agradable y la experiencia en general muy positiva. A veces los comentarios de amigos o compañeros te llevan a conocer sitios tan interesantes como este. Así que si os gusta tapear por Los Remedios, no dejéis de conocer este sugestivo local. Gracias a Nacho por su hospitalidad. Volveremos.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
43434

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.