LÚ, Cocina y Alma

 

Calle Zaragoza, 2, 11405 Jerez de la Frontera, Cádiz
Teléfono: 695 40 84 81

Si alguna vez habías pensado que comer en un Estrella Michelin era algo prohibitivo para ti, cambia de idea, porque en estos restaurantes repartidos por nuestra comunidad puedes darte un homenaje sin pagar cantidades astronómicas. Desde luego no es para todos los bolsillos y la mayoría no podremos ir todos los días. Tampoco es algo divertido si lo haces a diario. Lo que pagas en un Estrella Michelin es una experiencia completa, donde la comida es importante, pero es el entorno y la atención lo que hace que durante dos o más horas, vivas un momento inolvidable. Los platos que llegan a la mesa en estos establecimientos son arte. Y no solo por la estética, sino por la capacidad de sorprender, de emocionar, de innovar, de romper moldes… Las recetas de los grandes chefs buscan saciar tu cerebro de emociones, inundar tus sentidos; que descubras sabores, texturas y sensaciones que nunca antes habías imaginado.

Muchos restaurantes de alta gastronomía, ofrecen menús cerrados que constan de siete, diez o más platos. Este es el caso de LÚ, un restaurante que logro, sin hacer mucho ruido, su primera estrella Michelin en noviembre de 2018. Ubicado en el centro de Jerez, el único secreto de LÚ es la pasión por lo que hacen. Aquí se come lo que el chef Juanlu Fernández diga, porque no tienen carta para elegir. Se trata de menús cerrados en los que sólo puedes elegir la cantidad de platos y postres. Hay tres tamaños, pequeño, mediano y grande. Nosotros optamos por el más sencillo para almorzar.

A estas alturas de mi vida, lo que más me gusta de regalo de cumpleaños es disfrutar de un buen restaurante. Con esa excusa fuimos a conocer uno de los mejores representantes de la nueva cocina andaluza. Pero el día comenzó con una visita turística a las Bodegas González-Byass, donde conocimos la historia del Complejo Monumental de las Bodegas Tío Pepe con un recorrido por los jardines de Villa Victoria, una visita a la popular Bodega La Concha, la Bodega de los Apóstoles, el Laboratorio del Fundador, la Bodega de los Reyes y por último, disfrutamos de dos copas de vino con tapas. Al terminar la visita a la bodega nos fuimos a comer. El prólogo de LÚ nos recuerda que “les apasiona buscar el mejor producto, indagando en el origen”. “En LÚ se cocina a fuego lento, sin prisa y con mucha pasión y son unos enamorados de la alta cocina clásica, donde le enseñan andaluz a las clásicas recetas de Carême y donde Escoffier termina sus salsas con manteca colorá”.

Entramos en un espacio ovalado de estética retro y suelos de parquet, con la cocina abierta en el centro de la sala, involucrando al comensal para hacerle más partícipe de la experiencia. Una cocina central con estructura de barra que divide el comedor en dos zonas de mesas. Una barra donde los cocineros, a la vista del cliente, preparan en silencio plato tras plato. El chef, situado en un lateral de la cocina, supervisa cada plato antes de salir a mesa. Aquí todo se hace al momento. El chef Juanlu Fernández, que ha trabajado con grandes profesionales como Martín Berasategui o como jefe de cocina en Aponiente de Ángel León, da una vuelta de tuerca a la cocina francesa adaptándola al producto andaluz. Juanlu es un defensor de las raíces gastronómicas andaluzas que aboga por darle a la sala el lugar que se merece dentro del restaurante. Cocinero de sólida formación clásica, es un afrancesado confeso que trabaja maravillosamente los fondos. En sus recetas encontramos sabores intensos e infinidad de matices.

Tres menús degustación: Universo LÚ (Un acercamiento a nuestra cocina) compuesto por aperitivo, 7 pasos salados y 2 pasos dulces 90,00€ con Armonía de vinos por 50,00€, Vive la France (Una forma de vivir Francia en Andalucía) compuesto por aperitivo, 9 pasos salados y 3 pasos dulces 120,00€ con Armonía de vinos por 60,00€ o Le Grand Voyage (Nuestra máxima expresión y conocimiento) compuesto por aperitivo, 11 pasos salados y 3 pasos dulces 150,00€ con Armonía de vinos por 70,00€. El menú comienza con un coquillage con bolo y espuma de jalapeño, navaja en salsa grenobloise fria, berberecho con salsa mignonette, ostras y caviar, charcuterie con chicharrón de corte, brioche de melanger de berza jerezana y paté en croûte de la maison, mollete al vapor de atún de almadraba, salpicón de carabinero, láminas de presa ibérica, suero de cebollas y trufa, un guiño a las tagarninas esparragás, pez limón en amarillo, matelote de anguilas y canette de bresse en salsa Perigourdine. Un excelente postre de cítricos, chocolate, café y avellanas. En total, con dos cervezas y tres vinos, 201 euros para dos personas.

El Restaurante LÚ le da una enorme importancia al maridaje perfecto. La bodega recoge numerosos vinos del Marco de Jerez y de otras denominaciones nacionales y extranjeras. Un excelente equipo de sala capitaneado por Eduardo, que guarda las formas clásicas, pero sin perder cercanía con el cliente. Creo que Jerez está, gastronómicamente hablando, muy por encima de otras ciudades similares en número de habitantes. Cádiz es una provincia rica en materia prima y cuentan con una oferta culinaria exquisita. Hay muchos profesionales que están haciendo muy bien las cosas, por eso estoy completamente seguro que llegaran más estrellas a la provincia. La experiencia LÚ es algo único que debéis conocer. Aquí se disfruta de una cocina creativa que se mira en el excepcional producto andaluz, punto de partida de una cocina con alas y mucha creatividad. “Reencontrar el patrimonio culinario clásico, para interpretarlo con ingredientes de nuestra tierra y puntos de locura”. Así es LÚ Cocina y Alma. Absolutamente recomendable.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.