La Cata Sevilla

 

Calle Pavía, 12, 41001 Sevilla
Teléfono: 854521209

Una enoteca o bar de vinos (wine bar para los anglófonos) es un lugar donde puedes probar vinos y más vinos, en botella o por copas. La pandemia nos ha dado más ganas, si cabe, de celebrar y pasar un buen rato con amigos. La muestra está en que el consumo de vino no sólo no ha disminuido en el último año sino que ha fomentado nuevas rutinas, dentro y fuera de casa, y ha dado alas a proyectos frescos e interesantísimos en los que el vino es el protagonista. En los últimos años la oferta de bares especializados en vinos se ha multiplicado en nuestra provincia, pero son pocos los que realmente sobresalen y son capaces de diferenciarse. Desde el 25 de agosto podemos encontrar en el Arenal el primer proyecto en solitario del sumiller sevillano Abraham Harillo. Conocimos a este trianero de Santa Cecilia en la barra de La Cata Ciega. Al cerrar este local por motivo de la pandemia, Harillo entró en la Escuela de Hostelería para sacar el titulo de sumiller. Poco después empezó a trabajar con nuestro amigo Sergio Solís en la Gándara. Tras un tiempo en este establecimiento de Nervión, este joven sumiller ha conseguido hacer realidad su sueño de tener su propio proyecto hostelero en un barrio cosmopolita que siempre le ha gustado para asentar su negocio.

La Cata es un bar de ambiente sosegado, especializado en vinos. Bajo el modesto aspecto de esta tasca de barrio se esconde un local diferente donde la sabrosa cocina de influencias gaditanas convive con una selección de vinos ilustrada e interesante. Los hay para todos los gustos, desde pequeños productores hasta bodegas míticas y novedades procedentes de todo el viñedo global. La Cata está ubicada en un bonito edificio esquina de la calle Pavía con General Castaño. Al entrar vemos un salón diáfano con mesas altas y bajas y paredes estucadas. Un gran expositor de botellas en madera y lámparas de cuerdas de barco y acicalando las paredes cuadros alusivos al mundo del vino, con patentes de objetos como una prensa o un sacacorchos. Al fondo una barra de servicio repleta de botellas y copas ordenadas en el colgador. Las distintas referencias de vinos están escritos en un gran espejo que preside el salón. Grandes cristaleras a la calle inunda de luz natural el espacio.

Junto a Abraham encontramos a su pareja Esther, una conileña que imprime a la carta ese aire gaditano que hace honor a su procedencia. La comida, sencilla, basada en buena materia prima y pensada para acompañar el trago. Conservas y salazones Herpac y La Chanca, quesos de la Sierra de Cádiz, carnes de Cárnicas El Alcázar de Vejer. Picoteo como la ensaladilla de puchero 4,00€/7,50€, salmorejo con carne de centollo 4,00€ o timbal de pulpo 4,00€. Tostas variadas como la de presa mechada 4,00€, sobrasada con miel 4,00€, anguila con cebolla encurtida y mayonesa de rábano 6,00€, atún marinado con trufa 6,00€ o steak tartar con mayonesa de kimchi 6,00€. Guisos diarios como atún con tomate 4,00€/7,50€ garbanzos con cola de toro 4,00€/7,50€ , carrillada de jabalí 4,00€/7,50€ o carne al toro 4,00€/7,50€ una receta de la familia de Esther. Carpaccio de ventresca de atún 16,00€, tartar de salmón 14,00€, steak tartar de Retinto con yema de amontillado 12,00€ o jamón del mar (100gr) 24,00€. De postre con algunas tartas de obradores artesanales, como la de queso con mermelada de arándanos 6,00€, la torrija con helado de baileys 6,00€ o un trampantojo de panacota y mango 6,00€.

Algo que diferencia a La Cata de otros locales de similares características es el copeo. Abraham pretende que todos los vinos que se puedan tomar por copas. Para ello cuenta con el sistema Coravin, una herramienta que permite servir el vino sin quitar el corcho, alargando su vida “La idea es que se prueben varios en una misma visita para hacer la experiencia más completa”. Una carta de vinos versátil, de distribuidoras tan reconocidas como Martina Trader, en la que encontramos vinos andaluces como Encina del Inglés (garnacha), Iceni (tintilla de Rota) 3,80€, Soplagaitas de Colonias del Galeón ( Viogner y Chardonnay) 3,20€ o Pinchaperas (cabernet) 3,50€, Riberas del Duero como Loess 3,50€, Riojas como Letargo 3,20€ o Maldita Garnacha 2,60€, Massimo de Ribeira Sacra 3,90€, Verdejos como Monteabellón 2,80€, Godellos como Fraga do Corvo 4,40€, Ribeiros como Casanova 3,80€, además de Olorosos, Amontillados, Palo Cortao, Manzanillas, Finos o Pedro Ximénez 5,00€. Incluso vinos internacionales, especialmente franceses, donde han viajado recientemente sacando experiencias muy interesantes. En cuanto se asiente el negocio comenzaran a organizar catas para grupos.

La Cata Sevilla es un espacio donde poder disfrutar de grandes vinos por botella pero sobre todo por copa, con referencias de todo tipo y para todos los gustos y bolsillos, a partir de una carta en constante movimiento. Vinos a precios asequibles que conviven con buenas tapas en un ambiente distendido, como si fuera el de una antigua taberna del centro de la capital. Con un servicio amable y consejos expertos a la hora de elegir, Abraham contagia las ganas de probar y experimentar tanto detrás como delante de la barra. En definitiva, el lugar perfecto para combinar el amor por las buenas tapas con el amor por los vinos tentadores. Por eso les deseamos toda la suerte del mundo. Muchas gracias por la hospitalidad. Recomendable.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
34434
Nota: Puntuación sobre 5 como valor máximo

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.