Horno de Gregorio

 

Avenida de Extremadura, 69 41970 Santiponce
Teléfono: 955997405 / 654312211

Santiponce guarda la memoria y los restos de la antigua ciudad romana de Itálica. Un histórico tesoro perfecto para disfrutar en familia con un paseo cultural y educativo que nos acerca la vida cotidiana de los habitantes de esta hermosa ciudad romana y de la Antigua Roma en general. Pero después de una sugestiva visita cultural, no nos podemos ir de Santiponce sin deleitarnos con un buen festín. Esta localidad no os dejará indiferentes a la hora de sentaros a la mesa. Para comer bien en Santiponce, podéis empezar probando sus guisos y cocidos suaves, sin olvidar las recetas tradicionales de carne de caza, perdiz, conejo o el famoso arroz caldoso con zorzales, además del menudo o las sabrosas calderetas.

Pero si por algo es conocido este pueblo a nivel gastronómico, es por la suculenta carne a la brasa con mojo picón, insignia de las cocinas de muchos establecimientos de la zona. Hoy hacemos parada en uno de esos locales que han dado fama culinaria a Santiponce. El Horno de Gregorio es un emblemático y reconocido restaurante rural, abierto al público hace décadas, donde varias generaciones de una misma familia han cuidado el concepto de asador. Esta situado frente a Itálica, una localización inmejorable para salir de la capital y degustar una buena carne a la brasa con la familia. Sus paredes decoradas con aperos de labranza y motivos de caza y su hermosa chimenea hacen que sus amplios salones sean de lo más acogedor para sus clientes.

Al encontrarse a las afueras del pueblo, el establecimiento invita a todo aquel que busque detener la marcha a disfrutar de la tranquilidad y comer algunos de los platos tradicionales de la zona. En su carta podéis encontrar una gran variedad de comida casera mediterránea: Cerdo, ternera, pollo, cordero o incluso pescados a la brasa son algunas de las opciones, a las que podéis acompañar con ensaladas, croquetas, guisos, arroces o gambas y langostinos cocidos. Es recomendable probar alguno de los platillos para abrir boca como las tablas de jamón ibérico 16,00€, de caña de lomo 14,00€, tabla de queso viejo 13,00€ o la tabla mixta ibérica 14,00€. Chorizos criollos 10,00€, croquetas caseras 8,50€, plato de gambas o de langostinos 14,00€, chocos fritos 9,00€, ensalada simple 5,00€ o mixta 7,50€, papas arrugas 4,00€ o patatas fritas 3,00€.

A la brasa encontramos la costilla de ternera 16,00€, lomo de ternera 15,00€, entrecot de ternera 15,00€, solomillo de ternera 19,00€, lomo de vaca 20,00€, solomillo ibérico 13,00€, secreto ibérico 13,00€, pluma ibérica 15,00€, presa ibérica 15,00€, filete pata de cerdo 9,00€, variado de cordero lechal 16,00€, pieza de pescado del día a la brasa 17,00€, pechuga de pollo 8,00€ o la paella mixta 7,50€. Para cerrar algunos de sus postres caseros 4,50€, helados 4,50€, fruta 2,50€, licores 3,50€ o combinados 4,50€.

Su personal esta bien entrenado. Su magnífico servicio es algo que este restaurante sabe cuidar. Aquí vais a pagar unos precios muy aceptables, más barato que otros locales de las mismas características. Si las legiones romanas marchaban tan bien, seguro que es porque sus buches estaban satisfechos después de haber disfrutado de una buena comilona en alguna de las popinas de Itálica. Ese gusto por las buenas viandas es el que han heredado los Poncinos y en el Horno de Gregorio tenemos un gran ejemplo de la buena cocina de una de las principales urbes de la Hispania romana. Si sois amantes de la buena carne, el Horno de Gregorio es vuestro sitio. Salus sit vobis.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.