Barra Baja Restaurante

 

Calle Javier Lasso De la Vega, 14 41002 Sevilla
Teléfono 955 05 56 60

En la actualidad pedimos a los cocineros una cualificación técnica imprescindible para poder elaborar procesos con precisión y destreza, y ser capaces de descifrar distintos tipos de cocina, aportando una visión más personal. El cliente quiere vivir una experiencia única, y eso comienza con una reinterpretación de platos que ya conocen. Hemos ido a disfrutar del nuevo proyecto de Patricia Moliner y Rafael Liñán, dos jóvenes chefs amantes de la gastronomía que se conocieron en los fogones del restaurante Calima (Marbella), de Dani García. Posteriormente han trabajado juntos en las cocinas de reconocidos restaurantes en Barcelona, Londres o Ibiza con los hermanos Adrià. Al llegar a Sevilla se hicieron cargo de la carta del restaurante María Luisa del Hotel Mercer en la calle Castelar, donde han estado hasta que por evolución natural han optado por poner en marcha su propio establecimiento situado en la calle Javier Lasso de la Vega, una ubicación privilegiada en Sevilla.

El nombre del local hace alusión a la distribución del espacio, donde lo primero que llama la atención es la barra baja con sillas delante de una cocina abierta frente a ocho comensales. Algunas mesas repartidas por el recinto con capacidad para unas 20 personas decoran un espacio luminoso de grandes cristaleras con una barra a la entrada donde se elaboran cócteles con base de vinos del Marco de Jerez. Decoración sobria donde predominan los colores neutros, muebles de líneas sencillas en colores tierra con algunos detalles en blanco y negro y un piso porcelánico, rematando el conjunto con algunas plantas naturales.

La cocina indie de Barra Baja dista mucho de ser un catálogo remozado de un recetario canónico de esos que asustan un poco a los no iniciados. De hecho, su propuesta desenfadada es su mayor virtud: recetas concebidas para brindar a sus comensales un homenaje a los productos andaluces. Pero la base de la propuesta gastronómica de Barra Baja no solo surge de la tradición, sino de un conocimiento de nuevos platos y técnicas que hacen que Patri y Rafa tengan una manera muy personal de mostrar nuestra gastronomía, con un showcooking de cocina en directo donde estos cocineros, olla y sartén en mano, elaboran sus platos delante de los clientes, para convertir la experiencia de comer fuera en algo divertido, original y más participativo.

Una carta reducida de platos para compartir por la que podéis pasear como si se tratara de puestos de un mercado, con variedad y calidad del género: ya sean ostras, pescados, carnes, frutas y verduras e incluso dulcería. Un aperitivo que va cambiando para abrir boca, además de Ostras Guillardeu nº 2 (unidad) A la brasa con escabeche de azafrán 4,00€, con vinagre de estragón 4,00€ o al natural 3,00€. Frutas y verduras como los tomates aliñados con naranja 8,00€, alcachofas escabechadas 8,00€, espinacas esparragás con atún de almadraba 10,00€ o unos sorprendentes cogollos braseados con queso de cabra Payoya 9,00€. Entre los pescados encontramos el carpaccio de cigalas 12,00€, gamba blanca de Huelva 10,00€, carabinero nº0 a la unilateral 16,00€, lubina a la brasa 15,00€, lenguado cítrico 15,00€ o calamares encebollados en su tinta 12,00€.

En la carnicería tenéis las chuletitas de cordero con crema de calabaza 16,00€, steak tartar de vaca retinta del bajo Guadalquivir 16,00€, presa ibérica marinada en manteca de cerdo 15,00€ o el lomo bajo de vaca vieja (45 días de maduración) 16,00€. Para cerrar, dulcería como la lima helada 6,00€, pan con chocolate y aceite de oliva virgen extra 6,00€, torrija caramelizada y sorbete de naranja 6,00€ o el souflé de avellana y helado de romero 6,00€. Interesante carta de vinos con especial atención a los vinos andaluces. Blancos como la Encina del Inglés 2,90€/16,00€, Badman, un chardonnay de la Sierra de Málaga 4,00€/23,00€. Tintos como Milla Cero de Sevilla 3,00€/ 17,00€, Tesalia 35,00€ o Arx de Cádiz 4,20€/23,00€. Nosotros tomamos Payoya Negra, un exquisito tinto de Ronda de uva melonera 4,40€/25,00€. Completan la oferta rosados, generosos, cavas & champagnes o los vinos de postre como el Apasionado de José Pariente 3,60€/20,00€.

Termina el año y es momento de hacer balance. La ciudad, atraviesa un momento dorado en su cocina gracias al trabajo de un buen número de cocineros de primer nivel. Esta nueva apertura, que va a dar que hablar en 2020, se suma a un panorama que, en Sevilla, no para de crecer en los últimos años y que está consiguiendo situar a nuestra ciudad entre las ofertas más relevantes del paisaje gastronómico nacional. Podemos afirmar que estamos delante de dos chefs generadores de tendencias; creadores de experiencias. Nos ha sabido realmente a poco nuestro paso por este interesante local al que volveremos cuanto antes. Gracias por vuestra hospitalidad y mucha suerte en esta aventura.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.