Braxas Sevilla

 

Calle Almirante Apodaca, 15, 41003 Sevilla
Teléfono: 674 39 02 86

Andalucía es tierra de grandes cocineros y cocineras, muchos de los cuales viven enamorados de la brasa gastronómica, apostando por incluir en sus cartas carnes, pescados, mariscos, verduras, hortalizas y más, elaborados de forma creativa con brasa de leña o carbón vegetal, en un resurgimiento sin parangón de la cocina a la brasa. El 6 de Julio se puso en marcha, en el centro de la Capital Hispalense, un coqueto espacio donde disfrutar de una cocina tradicional basada en la autenticidad de los sabores y en las texturas reales del producto hecho en brasas, y todo en un ambiente sencillo y familiar. Detrás de esta nueva aventura hostelera encontramos a Cristina Alfonso y Lewis Colwell, una sevillana de Torneo y un británico que se conocieron mientras trabajaban en St Anne’s, uno de los colleges de la Universidad de Oxford. Nacido en Oxford, seguidor del Newcastle y enamorado de los perros, Lewis trabajaba como segundo de cocina, haciendo de comer diariamente para más de 400 personas, cuando Cristina entró a trabajar en sala. Pero el Brexit y la pandemia obligaron a muchos profesionales de la hostelería a abandonar Reino Unido. Fueron esos motivos, junto al nacimiento de su primer hijo, los que les hicieron decidirse a esta pareja cambiar su vida y trasladarse a Sevilla para montar su propio negocio.

Un bar/restaurante pequeño no tiene por qué renunciar a una decoración con encanto y personalidad. Cristina y Lewis han sabido adaptar el tipo de mobiliario al espacio de su establecimiento para aprovecharlo al máximo. El trabajo de decoración esta guiado por ellos mismos con la ayuda de Interaltea, una empresa de ebanistería tradicional y carpintería en general que les ha hecho todo el bonito trabajo en madera de muebles, barra e incluso puertas. El interior es acogedor y con una luz agradable. Cuatro mesas bajas a la entrada junto a un espectacular mueble retro iluminado para guardar el vino y mesas altas al fondo. A la izquierda está la barra de servicio y detrás una pequeña cocina con el horno como protagonista. Fuera, una terraza con hasta 9 mesas. Con el tiempo, plantean abrir la planta superior como un espacio reservado para reuniones familiares o comidas de empresa. En Braxas se cocina con un Empero, un horno con funcionamiento 100% carbón vegetal, y ya sabéis que todo lo que se hace en las brasas adquiere un plus en sabor. Y es que conociendo el gusto normal de estos productos, se nota la diferencia al comparar los resultados. Aquí interviene la mano y el saber hacer de Lewis, ya que aunque otros pueden tener este tipo de hornos, no todos pueden con el trabajo que da el conocer a fondo y sacar su máximo rendimiento, consiguiendo un gusto especial en carnes y pescados, dotándolos de un algo diferente. En Braxas se cuida el producto trabajando con proveedores de calidad como Arcecarne para la ternera, Embutidos Mota para la carne de ibérico, pescados de Pescadería Candy en Gines y la verdura del Mercado de la Encarnación.

Nos atiende Cristina, agradable y atenta a las mesas, a pesar de estar sometiéndola a un tercer grado de preguntas para tener más información del proyecto. La carta comienza con entrantes como la ensaladilla de atún rojo con huevo frito 10,90€, las sardinas en vinagre con pimientos asados 4,50€, molcajete de guacamole al estilo Braxas 9,90€, o las croquetas de jamón con top de panceta ibérica 3,90€/10,40€. Varios tipos de ensaladas como los tomates con burrata y pesto de rúcula 10,90€. Del mar tenéis el tataki de atún rojo con wakame 14,90€ o un pulpo a la braxa que no os debéis perder 15,90€. Como podéis ver, una oferta “casual y divertida”, con una cocina sencilla pero sorprendente donde el producto estrella son las carnes a la brasa. Sabrosos cortes de cerdo ibérico como la presa o el solomillo, alitas de pollo picantes, costillitas de cerdo al carbón, el chuletón de vaca frisona o el t-bone. Todas van acompañadas de verduras de temporada y patatas. De postre arroz con leche y mascarpone 5,50€, la tarta de queso 6,50€ o dos imprescindibles, el tradicional rocky road de chocolate 6,50€ y el helado de yogur 6,90€. La carta de vinos me pareció interesante, y en mi opinión no necesita ser demasiado extensa cuando está bien equilibrada. La mayoría de los vinos por copas. Os dejo la carta completa para que podáis ver los precios.

En ocasiones, cuando se dedica un artículo a un tema concreto (restaurante, cocinero, producto) y se aportan datos de interés para el lector (direcciones, precios, etc.) muchos piensan que se trata de información pagada (publicidad o propaganda) pero no siempre es así. La sospecha puede estar justificada si el supuesto crítico habla siempre de los mismos restaurantes en tono de alabanza. Pero siempre quedará la duda ¿lo recomienda por que le gusta o solo porque le pagan? Ahora hay muchos actores con distintos perfiles comunicativos y un día te das cuenta de que el tipo de instagram al que seguías solo habla de restaurantes que le pagan. Si aún sabiéndolo no te importa, adelante, el lector es soberano, no seré yo quien lo reproche. Os cuento esto porque a estas alturas tengo que seguir explicando que yo no solo no cobro por los artículos sino que además siempre pago lo que consumo, eso me da libertad para contar lo que quiera, sin obstáculos ni ataduras. Dicho esto, nuestra visita a Braxas ha sido de lo más agradable. Buena cocina, ambiente amable y precio ajustado (nuestra cena para dos con 4 vinos y 3 cervezas 66,30€). La cocina de Lewis es sencilla, sabrosa y sin artificios. Cristina es cariñosa y profesional en el trato. La unión de los dos da como resultado un local muy recomendable que va a dar que hablar este otoño. Por eso les deseamos toda la suerte del mundo para sacar su proyecto adelante. Tenéis que conocerlo.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
43444

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.