Amara Restaurante

 

Calle Zaragoza 18, 41001 Sevilla
Teléfono: 620164872

Siempre es agradable conocer una nueva apertura tan interesante como la que hemos disfrutado hoy, pero si a esto le unes el concepto de fusión entre la cocina vasca y la andaluza, la cercanía en el trato de un establecimiento familiar con una atención extraordinaria y una cocina honesta y con carácter, estamos en condiciones de asegurar que Amara es una de las grandes aperturas de un año que llega a su fin con un balance muy positivo en lo que se refiere a nuevos establecimientos hosteleros en la provincia de Sevilla.

Y es que la capital hispalense está de moda en temas gastronómicos, una circunstancia que motiva a grandes profesionales del sector a llegar o a volver a nuestra tierra para poner en marcha sus proyectos. Amara desarrolla el concepto de fusión entre la cocina vasca y la andaluza, algo que no es novedoso porque a comienzo de la década de los ochenta ya se venía realizando en algunos establecimientos de nuestra tierra. Amara recoge el testigo reinventando este concepto y ofreciendo, con la lógica evolución, una cocina que se dio en llamar cocina vasco/andaluza. Gastronomía puesta al día pero siempre con la impronta de los maestros vascos, y con fundamentos de recetas típicas andaluzas procedentes de la cocina tradicional. Platos con el estilo y las técnicas del Norte pero con productos del Sur.

La primera impresión es que el nombre de este local hace referencia al pretérito imperfecto del verbo amar, pero en realidad es un homenaje al barrio de Amara, perteneciente a la ciudad de San Sebastián, lugar de origen del cocinero Javier Fabo, un profesional que empezó muy joven estudiando restauración en la Escuela de Hostelería de Guipúzcoa y que se formó en grades restaurantes que marcaron su vida profesional como Zuberoa, donde estuvo 3 años junto a Hilario Arbelaitz. Después de viajar por Estados Unidos o el Reino Unido se asentó en Ibiza donde conoció a Cristina Torres, una sevillana que se encarga de las labores de sala y que ha sido el principal motivo de la presencia de Javier a nuestra ciudad.

Amara es un pequeño local con capacidad para unas 25 personas, con una decoración sencilla diseñada por el padre de Javier, Juan Luis Fabo. Paredes blancas de ladrillo visto, cuadros alusivos a Chillida o pintados por la madre de Javier, lámparas que recuerdan nasas de pesca y algún toque andaluz como las persianas de esparto heredadas de Sahumo, el antiguo establecimiento que ocupaba este espacio. El local tiene dos pequeños comedores. El segundo, donde comimos nosotros, está situado junto a la cocina, para poder ver trabajar a Javier en una cocina impoluta que parece no estar en uso. Destacar la atmósfera confortable y relajante que aporta una iluminación que da buenas sensaciones.

Platos diseñados para compartir donde Javier se divierte trabajando con recetas de aquí y de allí. Pero ya sea el producto andaluz o del País Vasco, este negocio apuesta por la calidad, por lo bueno, porque eso siempre gusta. Una carta reducida de 14 platos, a los que debemos unir las sugerencias del chef. La carta de invierno consta de entrantes como el Talo-taco ibérico con piparra crujiente 4,50€, Sardina ahumada con tomate, albahaca y olivas negras 4,50€, Un exquisito Huevo trufado con jugo de setas y cebolletas asadas 12,00€, Ravioli de toro en su jugo, con albahaca y yema líquida 14,00€, ceviche vasco de langostinos con caviar de trucha y piparras 10,00€ (media) / 16,00€ o las Alcachofas en salsa verde con migas de bacalao 12,00€ (media) / 16,00€.

Para seguir con un original Marmitako de choco con txipirones amontillados, donde se hace palpable la fusión vasco andaluza 12,00€ (media) / 16,00€, Merluza a la vasca con navaja gallega 12,00€ (media) / 16.00€, Carrillera de ternera en su jugo con calabaza y patata rota 12,00€ (media) / 16,00€, Solomillo de ternera con pimientos en su jugo y patata 18,00€ o el Foie gras plancha con caldo moruno de garbanzos, homenaje a su maestro Hilario Arbelaitz 16,00€. Los postres son de elaboración propia. Tarta de chocolate y caramelo salado 7,00€, Torrija de manzana asada y azafrán 7,00€ o el Queso, mermeladas caseras y nueces al horno 8,00€. Podéis comer bien por entre 25 y 30 euros, y también tienen dos menús degustación, el Amara Txiki, con cinco platos por 22,00€ y el menú Amara de seis platos por 33,00€.

La carta de vinos se aleja deliberadamente de los catálogos habituales. Amplia presencia de vinos andaluces y también de otras zonas de España. Manzanillas, blancos, tintos, rosados, espumosos y vinos de aperitivos y postres. Nosotros tomamos Quadis joven 2018 de Cádiz 3,00€ la copa, Pagos de Araiz de Navarra 3,00€ y de postre una agradable Sidra de hielo 20 Manzanas de Asturias 4,00€. La mayoría de las referencias por botella. El equipo de sala con Cristina a la cabeza es parte fundamental e indispensable del restaurante, que con esfuerzo y dedicación consiguen que podamos disfrutar de un trabajo bien hecho. Absolutamente todo lo que vais a degustar en Amara se realiza en el momento en su cocina. Fusión innovadora con platos actualizados de la mejor cocina vasca y elaborados por un joven cocinero apasionado por los productos de nuestra tierra. Así es Amara, la nueva aventura que Javier Fabo y Cristina Torres acaban de poner en marcha en el centro de la capital hispalense. Les deseamos toda la suerte del mundo. A nosotros nos ha encantado. Tenéis que conocerlo.

Compártelo en tus redes sociales

One Comment

  1. Fantástico sitio para comer en Sevilla, muy recomendable

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.