Acento Social Eatery

 

Calle Harinas, 20 41001 Sevilla
Teléfono 955 40 92 30

Acento Social Eatery llega a Sevilla para ofrecer una nueva propuesta de ocio y hedonismo, en un espacio de modales tradicionales, con un innegable aire cosmopolita. Este local se ha convertido en poco más de tres meses en un punto de encuentro para todas aquellas personas a las que les gusta disfrutar no solo de la gastronomía si no de un plan de ocio perfecto para salir de la rutina. Un espacio inclusivo, social y moderno que viene a completar la creciente oferta hostelera del centro de la capital. Al frente de este proyecto encontramos la sociedad Nola Hospitality, integrada por José Luis Ruiz Arroyo y Vicente Artero Sánchez, dos profesionales que combinan más de 40 años de experiencia en la hotelería, nacional e internacional. José Luis ha sido directivo de Hilton en España, Dubái y Croacia, además de haber residido 6 años en EE.UU. Vicente es un gaditano y sevillano de adopción que ha dirigido establecimientos hoteleros para Barceló Hotels & Resorts, Grupo Vértice, Fairplay Golf & Spa Resort, etc. Habiendo trabajado también en Reino Unido y Dubái (Emiratos Árabes Unidos). Tras la vuelta de Croacia de José Luis a nuestro país, pusieron en marcha la idea de dar vida a un negocio que ha estado gestándose más de un año.

El proyecto de interiorismo a cargo de Conceptual Estudio genera una simbiosis entre elegancia y matices urbanos dentro de un espacio confortable y acogedor. El local consta de un único salón en el que se han recreado diferentes zonas de comensales. El mobiliario es una mezcla de piezas que armonizan y crean ese ambiente acogedor. Los paramentos están revestidos con paneles de listones de madera sobre fondo negro. La zona de barra se hace destacar con un revestimiento de azulejo vidriado en color verde agua como foco de atención visual del salón. La textura se consigue con una pared de ladrillo pintada en blanco roto sobre la que se ha colocado un rótulo luminoso con el nombre del local. Para crear una atmósfera específica en el espacio, se incluyen diferentes opciones de iluminación indirecta y cenital, flexible y controlada. Y como toque decorativo, un walpaper de Glamora con un motivo vegetal en tonos ocre. Se completa la decoración con murales y elementos vegetales confeccionados con plantas artificiales de gran calidad que aportan un toque de frescor al proyecto. El techo se resuelve con un diseño de lamas acústicas, siguiendo una disposición predeterminada para amortiguar la acústica en la zona de unos comensales que pueden disfrutar de un excelente hilo musical envolvente para amenizar la velada.

En Acento Social Eatery hay una premisa clara: el cuidado del producto en su oferta culinaria. Por eso, al idear su carta, Alejandro Velasco Fernández, al que conocimos en las cocinas de Maquila, consigue alejarse de lo rutinario a partir de grandes productos locales y de temporada suministrados por los mejores proveedores. Alejandro fue alumno de la Escuela de Hostelería de Sevilla y cuenta con más de 20 años de experiencia en su profesión. Durante estos años ha tenido la ocasión de trabajar en Reino Unido, Italia, Estados Unidos y Rusia, destacando su trayectoria internacional para la enseña de lujo Nobu Restaurants. En su lista de propuestas no podréis encontrar nada de quinta gama. Todos sus platos, pensados para compartir, están elaborados al momento y con una cuidadísima presentación. El capítulo dulce, con su tarta de queso “New York Style” a la cabeza 6,00€, refleja esa vuelta de tuerca de las recetas caseras de las que hace gala este local. Platos sin artificios y suculentos para una cocina mediterránea con toques internacionales que resuelve con imaginación y un arsenal de recursos rescatados de la cocina contemporánea. Un profesional que controla las bases de los fogones y saca a relucir sus innegables facultades técnicas.

Tres claves definen sus platos: originalidad al interpretar los sabores caseros, sofisticación en los detalles más sencillos y descaro en las armonías. Unas exquisitas berenjenas a la parmesana 11,00€, huevo de corral a baja temperatura con espuma de patata y boletus 9,00€, steak tartar con helado de mostaza antigua, yema de huevo de codorniz y pan cristal 14,00€ o ceviche de lubina con choclo, cilantro y cebolla encurtida 11,00€. A medida que avanza el menú, su audacia sube de tono. Tiras de churrasco de pollo frito al estilo coreano en salsa de chile dulce 12,00€ o una extraordinaria costilla de Angus a baja temperatura 7,50€/100gr. Tienen arroces como el marismeño de pato y setas 12,00€ o fideuá negra con puntillitas y alioli 12,50€. Del mar, pulpo asado con parmentier de patata y aceite de pimentón 19,00€ o el lomo de rodaballo con puré de boniato 19,00€. De postre tiramisú con amaretto 5,50€ o el tatín de manzana 6,00€. La carta de vinos tiene un lugar tanto para los clásicos consagrados como para nuevas referencias, si dejar atrás los generosos de Jerez y Sanlúcar. Hay cócteles clásicos para una larga sobremesa con amigos. Os dejo la carta completa para que podáis ver los precios.

Su acertado criterio para la selección de la materia prima, el gusto por el detalle, el trato cercano y ese ambiente cosmopolita es lo que hace que este no sea un restaurante más, sino un punto de encuentro, un escenario ideal para socializar. Elaboraciones de primera calidad a precios razonables para un lugar donde poder compartir todo lo que nos une, en un ambiente relajado, agradable y respetuoso, poniendo el “acento” en la pasión por lo que hacen y en la gratitud por la amistad y fidelidad de sus clientes. Calidez, confort y diseño al servicio de una experiencia gastronómica diferente. Como reza su ideario “Que vuestro acento y origen sean siempre motivo de orgullo”. Gracias por vuestra hospitalidad. Volveremos.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
43444

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.