Señora Pan Restaurante by Mango Con Sal

 

Calle Zaragoza, 64, 41001 Sevilla
Teléfono: 854 73 70 39

La variada gastronomía de Venezuela está llena de contrastes y es el resultado de la mezcla cultural y gastronómica procedente de Europa (especialmente de España, Italia, Francia y Portugal) y África (a través de las poblaciones de esclavos) con la gastronomía de los pueblos indígenas. En su conjunto ha recibido influencias notables de la cocina mediterránea. Diversidad de componentes, alimentos y técnicas que dan como resultado una gastronomía propia, llena de sabores, productos y conocidas recetas como la arepa, el pabellón criollo, la hallaca, el sancocho, la carne a la parrilla, el asado negro, el mondongo o la cachapa. Un mestizaje producido en los tiempos de la colonia y origen de lo que hoy conocemos como cocina criolla. Una cocina colorida y atractiva a la vista, llena de perfumes y sabores inolvidables que lleva consigo una porción de la historia venezolana y donde se siente la raíz de sus antepasados, con sus especias y sabores tan particulares. Hoy hacemos parada en un local del centro que, sin ser un restaurante venezolano, tiene a Venezuela como eje principal de su oferta gastronómica.

Señora Pan es un establecimiento con un concepto de cocina fusión que mezcla la tradición popular venezolana con la gastronomía local. Un acogedor espacio que, de la mano de su propietario Yim Toledo, y su esposa Eli Pérez, ofrece el disfrute a quienes gustan del buen comer. Las raíces venezolanas de este lugar explican el nombre inspirado en la famosa harina de maíz, una marca creada por la corporación venezolana Empresas Polar, que identifica la harina de maíz precocida con la que se preparan arepas, hallacas, cachapas, bollos y otros platos típicos de Venezuela y que se conoce como Harina de PAN ( Producto Alimenticio Nacional). El logotipo de la señora con el turbante que podéis ver en los paquetes de harina, encarna el retrato de Carmen Miranda, una famosa cantante de samba y actriz de los años 30/40. Una imagen icónica que se ha pasado por el tamiz cinético de Carlos Cruz-Diez, el gran maestro del arte óptico que tanto significa para los venezolanos por ser la última imagen representada en suelos y paredes que ven antes de salir de su país por el Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar.

Yim llegó a Sevilla hace 12 años procedente de Maracay y estuvo varios años trabajando en la hostelería sevillana donde adquirió el aprendizaje necesario para montar Mango con Sal, su negocio de la Calle Barcelona. Hace 6 años llego su esposa Elisabeth, una simpática venezolana nacida en Barquisimeto, capital del estado Lara. Ellos aseguran que siempre se han sentido cómodos y bien acogidos en nuestra ciudad, a pesar de lo compleja que puede llegar a ser la adaptación a otro país, otra cultura. España les ha abierto las puertas a vivir y trabajar para dejar el nombre de Venezuela bien alto. La falta de cocina de Mango con Sal les empujo a abrir un negocio donde dar una vuelta de tuerca a los platos venezolanos para adaptarlos a la clientela sevillana. Tapas o medias raciones con sabores y productos a los que les otorgan su sello personal. Estamos en un espacio que cuenta con dos plantas, una barra con un toque desenfadado de azulejos en espiga, además de un salón principal donde destaca una gran lámpara metálica y un bonito mural de Sevilla. Un local acogedor, con grandes ventanales de madera abiertos a la calle, sillas blancas de metal y un gran sillón corrido. El salón da paso a un pequeño reservado y la escalera que lleva a la segunda planta que actualmente está cerrada hasta que pasen las restricciones.

Pero veamos de qué es capaz este concepto culinario de aquí y de allá, y en qué platos lo podemos encontrar. En los fogones esta Fran, un trianero con una larga experiencia en locales míticos de la capital como Dúo Tapas, Charlatán o San Marcos. Aquí todo se hace al momento. El objetivo es ofrecer una cocina 100% natural, sencillez en el plato y fusiones de los ingredientes, impecable en la presentación y un sabor inigualable que te haga volver una y otra vez. Para ello Fran utiliza elementos característicos de la cocina latinoamericana, española y cocinas con influencia mediterránea. Entre las propuestas del menú podemos encontrar las papas bravas de jalapeños, alioli de pimientos asados y tomate seco 3,50€/7,00€, ensaladilla de gallina 3,50€/7,00€, wanton de cola de toro sobre puré de brócoli asado y su salsa 3,50€, revuelto de temporada 9,20€, tequeños (deditos de queso) con salsa tártara 5,50€, croquetas de jamón 3,50€/7,00€, pepito larense 3,50€, mini arepitas de pulled pork 5,50€ o la tabla de quesos 14,00€.

Platos para compartir como la burrata sobre rodaja de tomate bañada con piña salteada 8,50€, ensalada Señora Pan 8,50€, pollo tikka massala 3,50€/7,00€, saltado de tallarines de arroz con presa ibérica y verduras 5,00€, un exquisito raviolotti de asado negro sobre bechamel de coco y yerbabuena 5,50€, arroz de marisco fosforera 6,00€, adobo chicharronado 5,00€, extraordinarias costillas en BBQ de maracuyá 8,70€, brochetas de langostinos con espuma de leche de tigre de mango 4,50€, tataki de atún en costra con semillas sobre ajo blanco de mango y ají 9,20€, ceviche de salmón y aguacate con perfume de maracuyá 8,00€, salmón con verduras salteadas vietnamitas y salsa tártara 10,00€ o el lomo bajo con patatas y mayonesa de mostaza 12,00€. De postre, tarta de queso 4,00€, de chocolate 3,50€ y coulant 3,50€. Desde primera hora ofrecen desayunos, con zumos naturales y smoothies, al igual que en Mango con Sal. La mayoría de su oferta es apta para celiacos.

“Darse un taima” es una expresión muy utilizada en Venezuela que significa “tomarse un descanso”. Señora Pan es perfecto para darnos un respiro y degustar sabrosas fórmulas a buen precio. La cocina fusión es uno de los efectos más deliciosos de la interconexión intercultural a la que asiste el mundo hoy en día. Y también, una clara muestra de que el paladar no entiende de fronteras. En este local del centro encontraréis un concepto de cocina fresca e innovadora donde la creatividad y el buen hacer de Yim y Fran dan lugar a platos con sabores, texturas y presentaciones sorprendentes. Señora Pan Restaurante es un establecimiento original, amable en el trato y con una oferta mediterránea-fusión con toques latinoamericanos que os va a sorprender. Nosotros vamos a volver seguro. Gracias por vuestra hospitalidad. Muy recomendable.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
42434

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.