Savoro Restaurante Bar

 

Calle Alamillo 45, 41907 Valencina de la Concepción
Teléfono 642410386

Valencina de la Concepción es una de las poblaciones más antiguas de occidente. Su cercanía al río y su elevación, hicieron que en la Edad del Cobre se establecieran aquí numerosos asentamientos. Valencina dista 8 km de la capital y se ubica al norte de la comarca del Aljarafe. Su entorno natural está calificado como paraje sobresaliente en el Plan Especial de Protección del Medio Físico. Este pueblo que no llega a los 8 mil habitantes es el epicentro de una de las sorpresas culinarias de este comienzo de año, el Restaurante Savoro, que convierte un antiguo mesón en un espacio de tapas creativas. Contra todo pronóstico, la odisea no se cuenta al ritmo de carnes a la brasa, montaditos de pringa o gambas al ajillo. Sus artífices: Sergio y Carlos Toscano, dos jóvenes que rondan los 35 años y que han puesto en marcha una aventura que ha convertido un bar de pueblo en un restaurante que va más allá del entorno. Su nombre surge de la unión de “sabor” con el sufijo “voro” que significa: “que se alimenta de”.

El chef Sergio Toscano estudió en la Fundación Cruzcampo, continuando su formación en el Basque Culinary Center, en las cocinas de Martin Berasategui e incluso en el Celler de Can Roca, y ha desarrollado su trayectoria profesional en locales tan emblemáticos como Casa Gerardo (Asturias) o Es Fun en Mallorca. En Sevilla fue jefe de cocina de Casa Alta. Junto a él, encontramos a su primo Carlos, un hostelero experimentado que ha pasado por grandes establecimientos de la comarca y que regenta la Bodeguita La Iguala en Valencina. Estos dos jóvenes emprendedores han conseguido convertir un antiguo mesón que llevaba cerrado más de 10 años en un local de referencia en el ámbito de la gastronomía que pone el acento en la riqueza gastronómica de nuestra tierra. Savoro se abre en un gran salón diáfano con capacidad para más de 50 comensales, lámparas de mimbre y cuadros con caricaturas de los grandes cocineros con los que Sergio ha trabajado. La cocina está completamente abierta al público, con una barra de servicio donde se rematan las elaboraciones. Junto a la barra, una zona de mesas altas para un tapeo informal. Fuera una gran terraza con más de 15 veladores perfectos para disfrutar de las noches de verano que están por llegar. Una gran reforma que ellos mismos han diseñado con la ayuda de Paula, una interiorista que le ha dado un toque moderno al espacio sin perder la esencia de bodegón.

Panes de Juanito Baker de Picking Market, carnes de Desiderio o de Embutidos Mota de Cabeza de Vaca, para una carta breve pero muy equilibrada que comienza con tapas de barra como la gilda 1,50€, ensaladilla de mojama 4,00€ o la sardina ahumada con bomba crujiente de tartar de tomate y piquillo 4,00€. Platos fríos como el lomito ibérico con foie, setas y salsa de miel y jengibre 5,00€ o el ceviche peruano-andaluz de boquerones en vinagre 5,00€. En el apartado calientes no podéis dejar de probar la mini burger de cangrejo frito 5,50€, las croquetas de solomillo al whisky con parmesano 5,00€, el huevo a baja temperatura con gambas de cristal 4,60€, el brioche de carrillá korea 5,70€ o la tapa de entrecot de vaca con patatas a la mantequilla 6,00€. Para cerrar, arroz con leche 6,00€, cremoso de chocolate con brownie y helado 5.00€, crema de galleta al whisky 5,00€ o el postre de cítricos, con helado de fruta de la pasión, cereza y mango 5,00€. Preguntar por los fuera de carta, como la Txuleta de vaca madurada. Interesante carta de vinos con más de 30 referencias (muchas de nuestra tierra) entre las que encontramos vinos de Jerez, Blancos como Viña Barredero D.O. Condado de Huelva 2,55€, Mirlo de Tierra Savia 3,10€ o Cañada Real D.O. Rueda 2,30€. Tintos como Zaranda de Cazalla 3,10€, Cueva de Lobos D.O. Rioja 2,70€ o Pago de los Capellanes D.O. Ribera de Duero 35,70€, además de Espumosos como Lumet Brut del Condado de Huelva 32,60€. La mayoría de ellos por copa.

Sergio y Carlos abren así en su pueblo con el desafío de transformar una propuesta gastronómica asentada en la tradición en un concepto más versátil y contemporáneo de fusión que pretende romper con el formato del restaurante tradicional aprovechando las posibilidades que alberga un bonito espacio como era el antiguo Mesón Domínguez, ofreciendo una cocina de sabores sutiles y presentaciones equilibradas en las que los productos andaluces tienen un papel destacado. Una informal y divertida propuesta de tapas con excelente elaboración, donde se utilizan diferentes ingredientes y combinaciones en las que destaca sobre todo el buen producto, y que cada cliente elige a capricho entre las opciones de la carta. Refinamiento, informalidad y perfección en la técnica armonizan en un espacio que funde lo popular y lo creativo en un ambiente de bar de tapas y platillos. Nos ha encantado la visita, por eso les deseamos toda la suerte del mundo en esta bonita aventura. Gracias a Sergio y Carlos por su hospitalidad. Tenéis que conocerlos. Muy recomendable.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
43444

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.