Lolita Tapas

 

Avenida de la Constitución 4 41960 Gines
Teléfono 954086737

A comienzos de los años setenta, en Cataluña vivían 840.000 personas nacidas en Andalucía. Si a esta cifra añadimos los hijos nacidos ya en Cataluña, el total supera ampliamente el millón cien mil personas. Es decir, cerca de la mitad del total de andaluces que salieron de su tierra en pos de un futuro mejor, se instalaron en Cataluña. La magnitud de este fenómeno en los años sesenta y setenta fue tal que hubo quien dio en bautizar a Cataluña como “la novena provincia andaluza”. Ese es el caso de Antonio Franco, padre de Loli. Un carpintero de Escacena del Campo que emigró a Cataluña para sacar su familia adelante, asentándose en el barrio de Grácia de la Ciudad Condal. Grácia es una comunidad pequeña y orgullosa de su barriada. Un sector de la ciudad poblado de artistas, con una amplia diversidad de razas y gran concentración de bares y restaurantes. No obstante, a pesar de su naturaleza moderna, Gràcia es a su vez un barrio con una numerosa población de personas mayores. Esto crea una mezcla extraña y divertida que hace que sea un sitio especial. Estos datos nos aclaran el periplo de nuestros dos protagonistas. Loli Franco e Ismael Zanabria son dos hosteleros que llevan juntos más de 25 años y a los que siempre les rondó la cabeza la idea de montar su propio negocio. Cuando la familia de Loli decidió volver a Escacena, esta pareja se planteó asentarse en Andalucía. Por eso hace 18 años compraron una casita en Umbrete y comenzaron una nueva etapa.

Ismael es hijo de madre catalana y padre peruano. Este catalán lleva años luchando en el mundo de la hostelería. Trabajó muchos años atendiendo a los médicos del Hospital Universitario de Bellvitge y cuando llegó a Sevilla pasó por Casa Paco, El Pincho, El Tinahon de Bormujos y Catering Julia o Roberto Rey, entre otros. Como ya sabemos, el 2020 ha sido un annus horribilis para la hostelería, pero ese fue el momento que Ismael y Loli eligieron para arriesgarse y dar el paso de poner en marcha su propio proyecto. Cuenta Loli que un día pasando por este bonito local de la Avenida de la Constitución de Gines, se asomó por el tragaluz redondo de la fachada y se enamoró del sitio. Por fin lo habían encontrado, pero faltaban meses de reformas y de una puesta a punto que ellos mismos han realizado. Lolita Tapas es un agradable espacio con un gran salón principal de techos altos y suelos de madera, con unas originales claraboyas de barco (ojos de buey) que le dan un toque singular a la fachada. La cocina y una barra de servicio están a la izquierda y en la zona derecha se sitúan unas bonitas sillas y mesas de madera construidas por el hermano de Loli. Al fondo un gran patio techado, con numerosas plantas, una zona chill out con cojines de colores para sentarse en el suelo y una pared expositora donde ahora encontramos una pequeña representación del trabajo de Mariela, una artista multidisciplinar con la que han contado para su inauguración. No olvidéis visitar los baños, seguro que os sorprenden.

Abierto el 25 de septiembre, la carta de Lolita Tapas esta diseñada íntegramente por Loli, y a pesar de ser su primera incursión en una cocina profesional, encontramos una oferta original, con una cocina de base mediterránea con toques internacionales, a partir de una materia prima de calidad, apostando por la variedad y la creatividad a la hora de elaborar sus recetas. Una cocina en movimiento que gusta de probar cosas nuevas. Un surtido de entrantes como las aceitunas griegas Kalamata, aceitunas manzanilla sabor anchoa (Escamilla), combo de chips con boquerones y salsa Espinaler, hummus Sapiens acompañado de un pan de pita y verdurita fresca (zanahoria y apio), tzatziki elaborado con yogurt griego, pepino, ajo, aceite de oliva, menta fresca, limón y pimienta molida, melitzanosalata o ensalada de berenjena acompañada de un pan de pita y verdurita fresca, tirokafteri o salsa de queso feta con pimientos asados, pimientos picantes, yogurt griego, ajo, limón, aceite de oliva y orégano, surtido griego (todas las salsas griegas juntas (para dos personas) o el guacamole con pico de gallo acompañado de totopos de maíz.

Tapas como la ensaladilla Lolita con patata Red Pontiac, ventresca de atún, pimiento morrón, olivas rellenas y bastoncitos de pan, croquetas by Albert Adriá de jamón ibérico / pollo rustido / queso gorgonzola / calamar en su tinta o gambita blanca / setas, rabitas de pollo acompañadas de salsa a la mostaza, chips de alcachofa con sal negra, unas originales bravas acompañadas de alioli suave y salsa brava by Albert Adriá, bravas mexicanas con mahonesa de jalapeños y chiles, ¡Bomba va! patata rellena de carne picante y rebozada con panko, empanadillas rellenas de atún, huevo, pimiento del piquillo, salsa de tomate y aceitunas, dolmadakia o rollitos de hojas de parra rellenos de arroz y acompañados de tzatztki, tapenade de Kalamata, paté de aceitunas para untar en tostaditas. Ensaladas como tartar de brotes tiernos con remolacha, queso de cabra, nueces y orejones o la burrata con brotes tiernos, tomate y vinagreta de balsámico de Módena, vinagre de Jerez y aceite de oliva virgen extra. Entre los principales tenéis el solomillo con queso azul y peras, pollo thai con curry rojo tailandés con verduras, acompañado de arroz basmati o una exquisita ternera con mostaza y cerveza. De postre flan de queso con arándanos, flan de café con Baileys, yogur griego con miel y nueces o baklava, un pastel de origen turco de finas capas de hojaldre crujiente rellenas de una pasta hecha a base de pistachos y nueces bañadas con nata. Gran carta de cervezas como Daura (sin gluten), Estrella del Sur especial, free Damm tostada 0,0%, Marengo (negra), Turia tostada, Victoria (Malagueña), Victoria Malacatí (trigo), Victoria Pasos Largos (con limón), Victoria sin o Voll Damm doble malta.

Los que me conocéis, sabéis que me apasionan las historias de vida. Historias como la de Ismael y Loli, dos simpáticos hosteleros catalanes afincados en nuestra tierra que se han integrado perfectamente en nuestro tejido social y productivo, contribuyendo con su trabajo a la mejora de nuestra tierra. Lolita Tapas es un espacio perfecto para disfrutar de una buena cerveza y un original picoteo con amigos y familiares, más ahora que parece que por fin se levantan todas las restricciones de aforo. Un rincón acogedor que ofrece tapas y raciones diferentes y una buena variedad de cervezas. Un local ideal para comer, cenar o disfrutar del tardeo con una copa. Lolita Tapas es uno de esos bares que tanto nos gustan, tapeo informal, ¡pero del bueno! y producto de calidad. Se aprecia el cariño que Loli pone en la elaboración de cada plato y ese punto innovador que los hace diferente. Estos son los lugares a los que me interesa darles publicidad. Rincones sencillos, donde te atienden con simpatía y con ganas de hacer bien las cosas. Muchas Gracias a Ismael y Loli por su hospitalidad. Les deseamos toda la suerte del mundo. Tenéis que conocerlos.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
32443

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.