La Cucamona

 

Avenida de Finlandia, 7, 41012 Sevilla
Teléfono: 670 51 73 76

Es indiscutible que “La Gioconda” es la obra más universal de Leonardo Da Vinci, pero poca gente sabe que el historiador, pintor y escritor Giorgio Vasari, fue el que en el siglo XVI aseguró que la identidad de la modelo de este hermoso cuadro era Lisa Gherardini, la esposa de un mercader de sedas llamado Franceso del Giacondo. De allí se desprenden ambos nombres. Primero, el de “La Gioconda” en referencia a su esposo y también a su significado en español: jubiloso, feliz o alegre; términos dados por esa enigmática sonrisa. Asimismo, “Mona Lisa” es simplemente “Señora Lisa”, siendo “mona” el diminutivo en italiano para la palabra “madonna”. Estamos en un proyecto hostelero donde esta emblemática imagen se une al término Cucamona, un divertido juego de palabras escogido para dar forma a un concepto bautizado como “Restapaurante”. Es rara la semana que no tenemos que ir a los Bermejales para hablaros de una nueva apertura. Y es que este barrio del extrarradio es ya una de las paradas obligadas para disfrutar de la mejor restauración sevillana. Acaba de ponerse en marcha la nueva aventura de dos experimentados empresarios del sector que conocemos por su actividad en otros locales de Sevilla. Se trata de Gonzalo Soto y José Luis Acuña, dos pesos pesados de la hostelería sevillana que han optado por el enorme local que Filomena tenía en la Avenida de Finlandia.

Con esto, en nuestra visita hemos encontrado uno de los establecimientos más versátiles de los Bermejales, a medio camino entre la formal y lo voluble. Dicho de otra forma: con lo mejor de los dos mundos y nada de lo malo. El diseño del espacio ha sido llevado a cabo por ellos mismos, y consigue aprovechar al máximo un espacio que, incluso estando lleno, no resulta claustrofóbico y sí íntimo. No es un proyecto conceptual, hecho solo para los más aventureros y entendidos, no. Es un sitio diseñado para encantar a todos y cada uno de sus visitantes y, ahora más que nunca, eso se agradece. La Cucamona aprovecha la distribución que ya tenía el local para poner un buen número de mesas de madera reciclada de estilo industrial o de bidón y sillas de aluminio blanco o de mimbre sintético. El espacio se separa en una zona de tapas junto a la barra y un gran salón a la derecha pensado para disfrutar sin prisas. Pero la verdadera protagonista de la decoración es la Mona Lisa, una imagen que preside el salón y está en todas partes, paredes, manteles, botellas e incluso en los carteles del baño. La luz es agradable y acogedora. Fuera, una enorme terraza en el gran acerado de la Avenida de Finlandia.

La idea es conseguir un restaurante donde reine la tapa. De ahí lo de Restapaurante. Cocina tradicional con algunos guiños creativos que Fernando, su Jefe de cocina, ha diseñado para la carta. Preliminares como la tosta de boquerón con tapenade y piquillo 3,00€, papas aliñas con caballa tarifeña 3,20€, ensaladilla de langostinos 3,80€ o los tomates de Los Palacios con caballa 10,00€. Lagrimitas de choco 3,80€, bacalao 4,00€, pluma 4,00€ y pollo con alioli 3,80€. De sevillanas maneras tenéis la tortilla de patatas con varias salsas 3,20€, espinacas con garbanzos 3,50€, patatas bravas 3,80€, croquetas caseras 3,20€, albóndigas al limón 4,00€, daditos de solomillo al whisky 4,20€, carrllada al Oloroso 4,50€, lagartito ibérico con mojo 4,50€ o los risottos ibéricos con setas o de arroz negro con alioli 4,50€. Pescados como el tartar de atún 4,20€, taquitos de salmón marinado 5,00€, pulpo frito con mayonesa de mostaza 4,20€ o el tataki de atún rojo y kimuchi 15,90€. Con alma de cocinero tenéis los fideos tostados thai con langostinos al ajillo 4,50€, gyozas de pollo al curry 4,50€, chistorras de Navarra con salsa gaucha 4,20€, minipastela de pollo y almendras 4,50€, langostinos con tomate y huevo frito 4,50€, “flamencón” cordobés 15,00€, cachopo casero de ternera 15,00€, calamar de potera en salsa verde 22,00€, pulpo gratinado con alioli 22,00€ o los huevos con de tó 22,00€. Opciones para los más pequeños. De postre, buñuelos de Nutella con crema de galleta 5,00€, tartas de queso, chocolate, merengue y limón 5,90€ o la torrija de brioche con helado 5,90€.

La carta de vinos se presenta en una botella vacía con el logotipo del local, es escueta y va a tiro hecho: Riojas como Azpilicueta 3,20€ y Ramón Bilbao 3,50€, Riberas como Celeste 3,20€ y Finca Resalso 3,50€, Blanco Rueda como Palomo Cojo 3,20€ y Celeste Verdejo 3,20€, Blancos dulces como Mil Besos 3,00€ y el Novio Perfecto 3,20€, Albariños como Martín Codax 3,20€ o Paco & Lola y Manzanillas y Finos como Solear Barbadillo 2,20€, Papirusa Lustao 2,50€ o Tío Pepe. Son muchas las aperturas que han vivido estos dos empresarios, pero la duda si todo va a funcionar siempre está presente cuando se pone en marcha un proyecto de estas características. Dicen que los negocios en los Bermejales aparecen y desaparecen con la misma facilidad, pero hemos podido comprobar de primera mano que la Cucamona está diseñado para perdurar en el tiempo, con una carta que gusta a todos y con un servicio joven y agradable que nos ha atendido con profesionalidad. No es que presente algo mucho más original que otros locales de la zona, es que lo saben vender mucho mejor. Nosotros tomamos dos tapas y dos bebidas por 15,00€, un precio más que interesante para convertir a la Cucamona en un imprescindible de Los Bermejales. Les deseamos toda la suerte del mundo. Tenéis que conocerlo.

Compártelo en tus redes sociales

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.