Cash Árabe

 

Avenida la Industria 11, 41007 Sevilla
Teléfono 666330080

¿Alguna vez habéis querido comprar comida árabe tras haber viajado por algún país musulmán? ¿Habéis querido hacer vuestra propia interpretación de esta rica gastronomía? Hoy vamos a contar dónde comprar esta comida en Sevilla. Especias y salsas exóticas, sémola de trigo, dulces y pasteles árabes se dan cita en Cash Árabe, un espacio situado junto al centro comercial Los Arcos, que alberga en su interior una carnicería halal, distintivo que podemos encontrar en todos sus productos. Marruecos, Turquía, Líbano, Argelia y otros países árabes son los principales lugares de procedencia de estos artículos, entre los que también figuran tajines, vajillas, chilabas y todo lo necesario para traer a casa la magia de Oriente… Todos estos productos son el mejor reflejo del mosaico gastronómico del que presume el Cash Árabe. Y aunque los productos están, en un principio, destinados a los musulmanes, lo cierto es que hace tiempo que este local se ha quitado esta etiqueta. Ahora es un establecimiento que sirve mercancía a clientes ismaelitas y sevillanos por igual, que acuden atraídos sobre todo por la carne. Una carne que se cría en dos explotaciones ganaderas de Santiponce y Puebla de Cazalla. El ganado se sacrifica en un matadero halal, es decir, siguiendo el rito musulmán de dar muerte al animal.

En Cash Árabe encontramos una de las más increíbles historias de superación que he tenido el gusto de contaros desde que empecé a escribir sobre nuestra hostelería, hace ya 14 años. Majed Fayyad es el dueño de este negocio situado en la Avenida de la Industria. Majed es un Palestino de Gaza que hace 22 años recorrió miles de kilómetros para llegar a Marruecos y subirse a una patera jugándose la vida en busca de una mejor, como desgraciadamente sigue ocurriendo. Majed tiene muchos recuerdos de momentos muy complicados y difíciles, y de otros de aprendizaje importante sobre la vida, nos explica con un español bueno en el que no puede evitar que asome su acento. Subió a aquella patera para “intentar cambiar” su destino dejando atrás a su familia y amigos. Nos cuenta que llegó a España con dos pantalones y uno lo tuvo que vender para poder comer. Podemos imaginar que no fue nada fácil, pero a base de lucha y sacrificio consiguió labrarse un futuro en nuestro país. Años después Majed gestiona una nave dividida en 3 partes diferenciadas: El bar-restaurante, la tienda de productos árabes con carnicería halal y un locutorio que tiene alquilado a otros inquilinos. La mercancía se acumula en estanterías abarrotadas de coloridos productos y al fondo del almacén encontramos la carnicería.

Majed es consciente de la competencia con los otros locales de la zona. Pero eso no le importa. “Hay para todos pero nosotros somos los mayores en tamaño y volumen de facturación”, dice rodeado de productos exóticos y azulejos con aleyas del Corán, un clásico en este tipo de locales. Se da la circunstancia de que aunque casi el 90% de los productos de estos establecimientos son importados, algunos de ellos están producidos en países europeos. El resto vienen sobre todo de Marruecos como el aceite de oliva y el cuscus; Turquía como las infusiones y dulces; y El Líbano como el café y algunas conservas. Irán aporta el agua de azahar, de rosas y de limón además de las habas. La India el arroz basmati, muy apreciado en la cocina árabe. Pero no es lo único que adoran los españoles. También la tahina y las especies, como el ras el hanout. Poco a poco los sevillanos que acuden a Cash Árabe comienzan a familiarizarse con estos exóticos productos. No podía ser de otra forma. Hace años estos locales eran la novedad, pero ahora debido al turismo y al auge de los restaurantes árabes, cada vez estamos más familiarizados con ellos. Al margen de la comida, es posible encontrar los recipientes para preparar un buen tajin marroquí, productos de belleza para mujeres, y hasta chilabas de diferentes tamaños y colores, además de juegos de té (vasos y teteras) de mil colores. Precisamente estos últimos rivalizan con las cafeteras turcas, cada días más reconocibles en nuestro país por el turismo hacia Turquía.

En este cash podemos comprar la carne que deseemos para llevar a casa o que nos la asen al grill o parrilla de carbón, por un módico precio extra, acompañándola de diferentes tipos de tajines, aceitunas aliñadas, arroz cocido y ensalada de tomate aliñado con cilantro, pinchitos de pollo y keftas de cordero y té verde con shiba para cerrar. Me quede con las ganas de comprar algo de buen cordero, pero iba camino del trabajo y no podía dejar la carne en el coche. Además del vasto surtido de productos, uno de los motivos del triunfo del supermercado de Majed son los precios. En general, todo lo que puedes encontrar en Cash Árabe está más barato que en otras tiendas con una oferta similar. Se trata de vender a más gente, aunque sea ganando menos. Así el cliente vuelve. De hecho, la empresa de Majed distribuye carne halal a toda Andalucía. Lo que este palestino sabe muy bien es lo que le ha costado llegar a ser quien es, el enorme sufrimiento por el que ha pasado hasta conseguir llegar a Sevilla y convertirse en el hombre que es hoy. Majed lleva ya veintidós años viviendo en Sevilla plenamente integrado tras haber pasado por todo tipo de odiseas que bien podrían inspirar el guión de una película. Por eso hemos ido a conocerlo. Definitivamente, por historias como esta merece la pena seguir escribiendo.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.