Pan y Circo

 

Calle Rivero 11 41004 Sevilla
Teléfono 630 04 50 87

Ya lo decían los romanos “Panem et circenses” (Pan y Circo). Se trata de una práctica de los gobiernos para mantener tranquilo al populacho y desviar la atención de los ciudadanos de asuntos “comprometedores o incómodos”. Nuestro Pan y Circo no pretende adormecer a la población, sino despertarlos a todo tipo de nuevos estímulos para convertir al cliente pasivo en activo, participando de lo que ocurre. La tradición clásica consideraba el arte como una habilidad del ser humano en cualquier terreno productivo. Para Platón, por ejemplo, era la capacidad de hacer cosas por medio de la inteligencia y para Casiodoro los tres objetivos principales del arte son enseñar, conmover y complacer.

Pan y Circo es un nuevo concepto ubicado en la calle Rivero 11, en una casa de tres plantas situada en pleno centro de Sevilla. La decoración esta bañada de inspiración. Aquí se vende todo, desde las obras de arte que inundan las paredes, al mobiliario, todo tiene su etiqueta con el precio de venta. Es abrumador recrearse en cada detalle, en cada rincón de este precioso edificio recuperado de la banal actividad de una tienda multimarca. En Pan y Circo se engloban piezas artísticas, degustando platos tratados de igual forma y composición, como si de un gran cuadro se tratara. Un insólito lienzo donde convergen comida, show, bebidas espirituosas, tradición, música, literatura… Un espacio ecléctico que no tiene límites, lleno de compromiso cultural y creativo. Al frente están Quique Domínguez, un neófito hostelero que se encarga de los aspectos técnicos-pragmáticos y Cristina Galeote, una artista multidisciplinar que le ha dado a este establecimiento una perspectiva fundamentalmente artística. Dos caras ligadas a un mismo propósito que consiste en extraer la parte más inspiracional y conceptual de los platos mezclándola con la parte creativa.

Dicen que el arte es una actividad humana que es capaz de reproducir cosas, construir formas o expresar una experiencia, si el producto de esta reproducción, construcción o expresión puede deleitar, emocionar o producir un choque. Y es que la alimentación es inseparable de la imaginación, aunque hay quien puede pensar que la cocina no es un arte, que no se trata más que de dominar una serie de técnicas propias del oficio. El arte es un juego placentero que satisface nuestras necesidades de simetría, de ritmo de sorpresa, de ilusión, de belleza, de placer, de creer que el mundo puede ser un lugar mejor. Por eso creo que la cocina es un arte. Seguramente no todos los cocineros son artistas, del mismo modo que muchos pintores no lo son, ni muchos músicos. Pero la cocina puede ser arte, ya lo creo. De ese modo las obras comestibles de este restaurante entran en el museo como conceptos que crean un lenguaje en el que participan otras disciplinas. Un ejemplo lo tenéis en la espectacular vajilla donde se sirve la comida y que está diseñada por little, un cordobés de nacimiento y sevillano de adopción, artista autodidacta que expresa su arte mediante un dibujo sencillo lleno de mensajes y dobles lecturas o en la cerámica de Raquel Eidem, una de las escultoras más reconocidas de la provincia.

Pan y Circo utiliza productos orgánicos de temporada y totalmente naturales. Una carta que comienza con una oferta de abacería como son las latas gourmet de sardinas con orégano, con tomate picante o sardinas picantes ahumadas 3,50€, latas de filetes de caballa con curry y cayena 3,50€, filetes de jurel con aceite y ajo 3,50€, lata de filetes de pez espada 7,30€, lata de bacalao en aceite 5,50e, salmón en aceite 5,50€, o lata de atún en aceite y limón 5,00€, además de tabla de quesos 15,00€, tabla de embutidos italianos 10,00€, jamón ibérico 17,00€ o caña de lomo. Un recetario cosmopolita con recetas griegas como la spanakopitakia (pastel de masa filo relleno de espinacas y queso feta) 7,00€, foie de pato marmolado en anisado con ciruela confitada 11,00€, esparrago envuelto en guanciale con almejas salteadas 11,00€ o salsa griega con pan pita. De primer plato tenéis el tortellone relleno de mascarpone y trufa salteado con mantequilla y parmesano 10,00€, momo nepalí relleno de espinaca y jengibre (vegano) 9,00€, imán bayildí (berenjena rellena de melanzane) 8,00€, arroz meloso con cigala, burrata y tuétano 15,00€.

De segundo, bacalao confitado con concassé de tomate y espuma de ajo blanco 13,00€, panceta shangai con brocoli salteado 13,00e, konju masala (gambón con salsa de leche de coco, curry y chili) 13,00e o la hamburguesa Pan y Circo 15,00€. Fuera de carta y a modo de prueba probamos el magret de pato con orejones al Baileys y chocolate picante y una hamburguesa vegetariana de garbanzos riquísima. De poste, milhoja de ricotta con naranja confitada 4,50€, baklava (milhoja de masa filo con pistacho) 4,50€, portokalopita tarta de naranja con helado de vainilla 4,50€ o el triunfo de chocolate 4,00€. Interesante coctelería todos a 7,00€. Margarita, Olura y Carmesí de vodka de apio, Cáliz de infusión de hibiscus en vodka, Daiquiri, Cosmopolitan, Martini, Mi thai de ginebra e infusión de lima, Pasión picante de ron blanco macerado en habanero, Mai tai de ron añejo y blanco, Jasmine, Apple martini, White lady, Americano, Moscow mule, Espresso martini, Whisky sour, Pisco sour o Jagermeister mule. Amplia carta de vinos con Dulces, Generosos, Blancos, Tintos, Espumosos o rosados, con muchas referencias de caldos andaluces.

El trabajo y el esfuerzo de Cristina y Quique hacen que se generen sinergias positivas en torno a su proyecto profesional. En una agradable y larga charla mientras disfrutamos de un vermú y unas tapas, Cristina nos deja claro que para ella todo es una carrera de fondo y que siempre llega a la meta porque cree en el trabajo diario y porque tiene una fe ciega en lo que cree. La idea era abrir antes del confinamiento, por eso el proyecto se ha tenido que adaptar a los cambios. De cualquier forma en Pan y Circo se van a poner en marcha exposiciones itinerantes, encuentros culturales, sesiones de Djs… y todo tipo de actividades. Por ahora están abriendo de lunes a viernes para comida y cena. En breve se va a ampliar la oferta a desayunos y brunch. He disfrutado de la posibilidad de ver nacer muchos negocios de hostelería en nuestra provincia y os puedo asegurar que este es uno de los proyectos más interesantes que he tenido el gusto de conocer. Todo está preparado en la Calle Rivero. Así ¡Que comience el espectáculo!

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.