La Casa de María

 

Calle Betis, 1 41010 Sevilla
Teléfono 954330347

Una de las ventajas de este extraño verano, es que vamos a poder disfrutar de nuestras calles sin disputarnos el espacio con los miles de visitantes que se acercan en esta época a nuestra ciudad. Y no es que a mí me apasione especialmente convertirme en turista en mi casa, pero de vez en cuando resulta interesante sentir lo que sienten los visitantes que se mueven a golpe de móvil para decidir que ver y donde parar a disfrutar de nuestra cocina. Cuando te sientas a cenar en la calle Betis tienes esa sensación de ser forastero en Sevilla. La idea era conocer el nuevo establecimiento que MaríaTrifulca ha puesto en marcha en una de las esquinas más emblemáticas de Triana (en el local del Mero). La Casa de María está pensada para ser una extensión de su predecesor, uniendo las terrazas de ambos espacios junto al río con el nombre de El Mirador de María.

Nada más llegar y solicitar nuestra reserva empecé a fotografiar los dos edificios como si no los hubiera visto nunca, en una forma de mimetismo perfecta. Y es que el bullicio de la escalera de Tagua esperando mesa, el músico que “malcanta” popurrís flamenquitos para pedir unas monedas, el cuponero que lleva la suerte y el paso de los barcos turísticos por debajo del puente de Triana, te hace sentir ajeno a tu propia urbe. Camareros perfectamente protegidos con mascarillas personalizadas y código QR para ver una carta que comparte con MaríaTrifulca, con una particularidad que marca la diferencia; la selección de varios tipos de arroces. Se amplia asi la reducida oferta sevillana de buenas arrocerías, algo incomprensible para una de las provincias con más producción de arroz del país.

El interior de La Casa de María está decorado con un gusto exquisito. Un espacio colorido, con una bonita sala iluminada con luz tenue y decorada con sillas tapizadas y mesas de madera. Paredes de ladrillo visto y todo adornado con multitud de plantas, dándole un aire selvático al conjunto. Los fogones para los arroces se separan con cristales de la sala principal, algo que parece que quieren cambiar con unas obras para unir el edificio anexo a esta esquina. Estupendas vistas a la calle Betis y al Altozano a través de sus amplias cristaleras. Pero lo que realmente destaca en esta nueva apertura es su enorme terraza junto al Puente de Triana. Vistas extraordinarias para disfrutar por ahora solo de cenas. Y es que debéis tener en cuenta que de momento solo funciona por las noches, después del verano se abrirá también a mediodía.

La carta comienza la tabla de quesos nacionales con cabello de ángel y frutos secos 18,00€, anchoas 000 imperiales 18,00€/6unds o terrina de foie micuit con tejas de queso parmesano 15,00€. Ensalada de lechuga viva con tagliatele al dente 18,00€, ensaladilla tradicional con lomo de atún 12,00€, burrata fresca de búfala con tomate y crema de berenjenas 16,00€ o el salpicón emulsionado con gambas de cristal 17,00€. Propuestas como el pulpo a la parrilla de carbón 20,00€, huevos rotos con carpaccio de atún 24,00€, steak tartar de solomillo de vaca vieja 19,00€, niguiris de huevo frito de codorniz con tartufata o de buey con foie 15,00€ (6 unds), alcachofas confitadas a 90º 14,00€/4unds o los fetuccini con setas, trufa y yema 18,00€. Cositas del mar como las ostras Gillardeau nº3 4,00€ und, caviar de Riofrío 80,00€/30gr 150,00€/50gr, sashimi de lomo de atún rojo 18,00€, tartar de descargamento de atún rojo 20,00€ o el tiradito de corvina salvaje 16,00€.

Marisqueando con las gambas blancas de Isla cristina 28,00€ ración, langostinos de trasmallo a la sal 20,00€/200gr, gamba roja a la parrilla 14,00€/100gr, cigala de tronco abierta a la parrilla 15,00€/100gr, carabinero al horno con gratén 14,00€/100gr, zamburiñas con crema de gambas al ajillo 24,00€ (6unds), Lubina de estero en adobo sevillano 18,00€, atún rojo con crema de escabeche 24,00€, lomo de corvina 19,00€, rape en salsa de ostras con causa limeña 20,00€, rodaballo al pilpil 23,00€/500gr, “chuletón de atún rojo” 3 cortes en el plato 45,00€ o el pescado de lonja a la espalda según temporada. Carnes como la presa ibérica a baja temperatura 18,00€, pollo picantón asado 12,00€, carrillera de ternera guisada 20,00€ o las 6 chuletitas de cordero lechal 18,00€. Carnes a la parrilla como el solomillo de vaca vieja 24,00€, entrecot de vaca vieja 26,00€ (500gr), lomo bajo Simmental 29,00€ (500gr), chuletón de vaca Frisona 55,00€/Kg. Actualmente solo tienen tres recetas de arroz por tener cerrados los fogones hasta que terminen la obra, como os comenté anteriormente. Arroces caldosos de carabineros y langostinos 24,00€/p.p o de solomillo de cerdo con habitas y espárragos trigueros 18,00€/p.p y un risotto con setas, foie natural caramelizado 15,00€. No puedo opinar de los arroces porque no pude probarlos.

La carta cierra con su famosa torrija de pan brioche 7,00€, nido de huevos de chocolate blanco y mango 6,00€, tarta de queso horneada 6,00€, canutillo de hojaldre con crema de chocolate 7,00€, coulant de turrón y chocolate blanco 6,00€, mango y frambuesa 5,00e o las trufas de Triana 12,00€. Para maridar la cena tenéis D.O. Cava. Rueda, VT Cádiz, D.O. Rias Baixas, Uclés, Granada, Ribera del Duero, Rioja o Somontano, además de rosados, blancos y tintos VT de Cádiz, Sevilla, Condado de Huelva, Serranía de Málaga, D.O. Granada, VT Castilla y León, Rueda, Espumosos e incluso Generosos D.O Jerez o vinos de postre del Condado de Huelva como el vino de naranja. Variedad en coctelería entre 10,00€ y 12,00€ y combinados Premium para cerrar una velada perfecta. Destacar la simpatía, profesionalidad y rapidez del servicio. Como podéis ver La Casa de María no es un establecimiento barato, los platos rondan los 15 o 20 euros de media, y una cena para tres nos salió por unos 110 euros. Lo cierto es que pagas el sitio y es normal que los precios estén por encima de la media de la capital. Para mi es algo previsible si quieres cenar con vistas al río.

En Definitiva, la carta es técnicamente impecable, el conjunto es agradable y se ponen en valor los elementos que lo componen. Y poco más. Nada que emocione, ningún matiz que recuerdes después de salir del restaurante y sacar el coche del aparcamiento del Mercado. Podríamos estar en cualquier restaurante de moda del país. No hay nada que vincule lo que hemos comido con las raíces del lugar. Creo que la distancia es un valor en alza en las nuevas cocinas. Todo está calculado al detalle, diseñado en largas sesiones de preparación, pero las cartas reúnen una mescolanza confusa que llega a desorientar. Sé que la formula funciona, sobre todo en zona de turistas, pero personalmente a mi me resulta tedioso. A pesar de todo, La Casa de María es perfecta para una cena romántica o para cualquiera que venga de fuera a disfrutar de nuestra hermosa ciudad. Puedes consultar la carta en la web para conocer la oferta de La Casa de María incluso antes de venir. Y recuerda que tendrás que hacer la reserva para acudir. https://www.mariatrifulca.com/espacios-casa-de-maria

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.