Taberna El Poli

 

Carretera de Sevilla, 81, 41210 Guillena, Sevilla
Teléfono: 656 43 11 95

Hay muchas “Sevillas” dentro de nuestra provincia. Muchos de nuestros municipios son un destino gastronómico en sí mismo, con un puñado de bares y tabernas que forman parte de la mejor herencia gastronómica tradicional. En estos pueblos siempre hay hueco para lo más auténtico y familiar. Lugares donde arriban los sevillanos atendidos por gente sencilla que no hace caso de las tendencias y que poco o nada tienen que ver con lujos y vanguardias. Hoy hacemos parada en Guillena, un municipio a 21 kilómetros de la capital, en la Ruta de la Plata, dando comienzo a la Sierra Norte. De entre los sitios para tapear de Guillena, hemos elegido uno de los mejor valorados. Desde su apertura, la Taberna El Poli ha ido reuniendo una clientela devota que acude a este emblemático local a degustar la cocina andaluza en la que está especializado. El público que frecuenta este negocio es muy diverso y de todo tipo de edades, pero sobre todo fiel. La razón no es otra que el buen género que ofrecen y el punto que logran los productos que salen de sus cocinas, además de un servicio profesional y agradable.

Rafa y Alberto están al frente de este negocio que recoge el testigo de los mayores que los precedieron detrás de la barra. Un establecimiento familiar que reúne todas las características de una taberna tradicional de pueblo. Fachada de ladrillo visto con dos mesas altas en la entrada, suelos de gres, muebles clásicos y sillas de rafia, y una gran barra rústica adornada con imitación de piedra. Dentro, un salón para comer en grupo, donde poder celebrar reuniones en familia o disfrutar de una comida entre amigos. Mientras, en el patio, una barbacoa va cogiendo fuego para empezar a poner las carnes a la brasa de la carta. Al frente, junto a la fuente del Parque de los Príncipes, una estupenda terraza con las mesas muy separadas entre sí para que podáis estar tranquilos.

La cálidad de su cocina y un constante afán de superación les han permitido ganar el respeto del público. Su mayor satisfacción es ser uno de los restaurante de referencia en Guillena. Si las paredes de La Taberna El Poli hablasen, podrían relatar miles de buenos y emotivos momentos. Este evocador escenario es el marco perfecto para la cocina que impone el patrón: tradicional y muy apetecible. Platos del recetario español que se presentan en sabrosas tapas o platos para compartir. Ensaladilla de gambón con ventresca de atún o de pulpo 3,50€/7,00€, patatas sevillanas con melva canutera 3,50€/7,00€, salmorejo en cuenco 4,00€, ensalada de tomates con cebolla morada y caballa 6,50€, ensalada de pollo, queso y salsa rosa casera 9,00€, pan con salmorejo y jamón o de anchoas de Santoña y queso azul 12,00. Papelones variados de queso 7,00€/12,00€, variado de embutidos 16,00€, jamón ibérico cebo de campo 12,00€, caña de lomo 10,00€ o lomito ibérico de bellota 12,00€.

Entradas calientes como las patatas bravas 3,50€/7,00€, berenjena con miel de caña 7,00€, croquetas de jamón, boletus o de carrillada 3,80€/8,50€, tiras de pollo con salsa chipotle 5,00€/10,00€, champiñones rebozados con alioli y jamón 8,00€, sartén de huevos rotos con chorizo y jamón 10,00€, boquerones fritos al limón 9,00€, mini pavías de bacalao 10,00€, calamares del campo 12,00€ o unas exquisitas alcachofas con huevo frito y jamón que pedimos fuera de carta. Barbacoa de carbón para el taco de presa ibérica con puré de boniato 16,50€, solomillo ibérico al libro 14,00€, pollo brasa por encargo 8,00€/14,00€, churrasco ibérico 5,00€, parrillada ibérica (2 pers) 14,00€, hamburguesa de vaca 6,50€ o el lomo alto de retinta extremeña 4,50€/100 gr. Dos arroces: uno negro con chipirones y alioli 8,50e y un rissoto de setas y parmesano 8,50€. Otros platos como el solomillo (Mojo, whisky, roquefort) 9,00€/14,00€, presa ibérica con jamón, huevo y pimiento 9,00€, rulo de solomillo con salsa de pimienta verde 9,00€/14,00€ o el serranito de pollo o lomo 4,50€.

Las tabernas siempre han sido lugar de encuentro y, a veces, de cantes, celebraciones…pero también en ellas nació buena parte de nuestra cultura. El día a día sería distinto sin la existencia de estos templos de la socialización. En el siglo XVI Baltasar del Alcázar decía que la gente “bien” mandaba a la taberna a comprar el vino para casa, no para beberlo allí. Eso ha cambiado radicalmente y las tabernas son parte de nuestra expresión más arraigada. El Poli tiene lo mejor de las antiguas tabernas de pueblo trasladadas al siglo XXI, y los precios son más que interesantes; una cena para tres, con seis bebidas, se fue a 44,20€. Así que si os estabais preguntando dónde comer en Guillena, sin lugar a dudas habéis llegado al sitio correcto. En Taberna El Poli, tienen todo lo que necesitáis para disfrutar del típico ambiente andaluz y deleitaros el paladar con estupendas tapas sevillanas. Muy recomendable. Volveremos.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.