Puro Fuego. Restaurante Canalla

 

Alameda de Hércules, 56 41002 Sevilla
Teléfono 687084056

Como os contaba en parte en el artículo de “Ojalá Tapas y Vinos”, esta historia que os traemos podría ser el guion de una película. Una aventura que comenzó en Boujaâd, una pequeña ciudad de Marruecos situada en la provincia de Khouribga, a poco menos de 200 Km de Casablanca, donde nació Rachid Benbraika Loukasi. Nuestro protagonista es hoy un empresario de éxito, pero no olvida que antes de llegar hasta este momento, se ganaba la vida en las cocinas de restaurantes de la Capital Hispalense. Años después de trabajar por cuenta ajena abrió su primer local. Además de este proyecto que acaba de abrir sus puertas, tiene dos establecimientos más en Sevilla, Ojalá Relator y Ojalá Cavestany , y presume orgulloso de sus logros. Dice Rachid que a día de hoy está más lejos de donde pensaba estar… pero todavía no ha llegado al final. No es arrogancia, es que quiere hacer las cosas a su manera. Podría haber montado sus restaurantes en cualquier lugar del mundo, pero eligió hacerlo en nuestra ciudad. No fue fácil salir adelante, pero a día de hoy y con la ayuda de su hermano Aziz, por fin sus negocios de hostelería son una interesante realidad.

Rachid es fiel a su ideario de no perder la humildad a la hora de entrar en la cocina, alejándose del mito de que los cocineros se vuelven vanidosos y soberbios cuando llevan tiempo en el mercado. Puro fuego es un establecimiento pensado para pasar un buen rato, un sitio en el que la gente se olvide de sus problemas, con un servicio amable y nada estirado (a nosotros nos atendieron Christopher y Jesús) pero Cristina es la encargada de sala. Un lugar para disfrutar de una gastronomía elaborada a partir de un producto de calidad, pero siempre en un ambiente informal, una atmósfera distendida y un entorno divertido. Y es que los espacios se montan según el momento de la vida en el que estás. Así, en Puro Fuego se respira un aire dinámico, alegre e informal. Al margen de la gran terraza en la Alameda, nos encontramos un espacio en forma de tubo, con un buen número de mesas que se alinean hasta la cocina situada al final del local, a la izquierda una barra de servicio. Una gran puerta de entrada abierta al patio interior que garantiza la luz. En las paredes, un enorme mural colorista de estilo expresionista abstracto de Hossam Dirar, un artista experimentado de Egipto cuyas pinturas se han presentado en exposiciones individuales y colectivas a nivel internacional. Junto a la barra tenéis también una muestra del trabajo de Ase Torralba, un artista urbano que reside en Sevilla pero que nació en Jaén, dónde descubrió el mundo del graffiti a los 11 años.

Y en esta apuesta por la diversión y la originalidad, la oferta gastronómica del restaurante se basa en la fórmula de tapas y platillos para compartir, siempre con buena elaboración. Una carta de alma cosmopolita desarrollada por Ayoub Oulad Said con la ayuda de Ismael, que se abre a otras influencias, a diferencia de Ojalá Relator que es una cocina más de barrio. Entrantes como la ensaladilla de cangrejo 4,80€/9,00€, de langostinos y aguacate 6,80€/12,00€, burrata con verduras asadas 6,80€/12,00€, salmorejo de mango 4,20€/8,00€ o el Cordobés 3,50€/7,00€, croquetas de cecina, cola de toro, jamón 4,80€/9,00€ o de queso de cabra 5,00€/10,00€, patatas bravas con alioli y bacon 4,90€/9,50€ o risotto de calabaza y manzana 5,80€/10,50€. Tienen platos de pescado como el tartar de atún con helado de mostaza 5,20€/10,40€ o con mayonesa de lima 5,90€/11,00€, salmón con alcachofas 5,90€/11,00€, el bao de calamares 5,50€ o la dorada entera frita en AOVE 12,00€.

Entre las carnes tenéis el magret de pato con chutney y frutos rojos 6,50€/12,00€, presa ibérica con setas 6,20€/12,20€, carrillada con chutney de manzana 6,50€/12,00€, alitas glaseadas sobre cuscús y alioli de tomate seco 6,60€/11,40€, hamburguesa Puro Fuego 12,00€, Tomahawk de ternera de 1kg 45,00€, lomo alto (300gr) 24,00€ o la picaña a la parrilla con patatas baby 12,00€, además del wok de tallarines y presa 5,60€/12,00€ o la pasta al estilo Puro Fuego 10,90€. Platos veganos como la hamburguesa de lentejas 10,50€, parrillada de verduras 6,50€/12,00€ o el wok de tallarines con verdura 5,50€/10,00€. Preguntar por los postres caseros. Buena variedad de vinos y cervezas.

Creatividad en la cocina, amabilidad en el servicio y la suerte de estar en un lugar tan privilegiado de la Capital. Puro fuego es el resultado de la suma de estos factores que al combinarse propician una experiencia gastronómica diferente, convirtiéndose en un punto de encuentro para amigos y un lugar perfecto para el terraceo de La Alameda. Con las restricciones, adelantas el tiempo de ocio y aprovechas más los días. Ya no queremos ir sólo a comer al sitio de moda, sino una experiencia global donde te sientas en un ambiente más animado, siempre respetando las medidas de seguridad y unido a las copas para acompañar esa sobremesa. Con terraza, siempre es mejor, y más en estos tiempos. Puro fuego presenta un concepto gastronómico en el que pasar un buen rato disfrutando de la comida y donde el ambiente juega un rol fundamental. En conclusión, se trata de un lugar encantador, con una comida deliciosa y un ambiente inmejorable. Muy recomendable. Suerte en esta nueva aventura y gracias por vuestra hospitalidad.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.