Martirio Bar

 

Calle Gustavo Bacarisas, 1, 41010 Sevilla
Teléfono: 681 23 37 55

Martirio Bar es un atrevido espacio gastronómico ubicado en la frontera entre Triana y Los Remedios, una parada imprescindible para todos aquellos que buscan una experiencia culinaria diferente. El sueño gastronómico de Carlos Mitchell y sus socios Pablo Camacho (responsable de la empresa de repostería Tragus) y Manuel de Pablo (jefe de cocina del catering Alfardos), tres buenos amigos, con larga experiencia en el sector, que se conocieron en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla y quisieron crear el tipo de restaurante que les gustaría tener junto a su casa. Un lugar en donde tomar sus platos preferidos, un punto de encuentro para disfrutar de un buen vino y donde la cena sea sólo el delicioso prologo de una noche diferente. Para ello, decidieron ofrecer una carta de cocina mediterránea y estacional, así como exquisitas sugerencias diarias sujetas a la oferta del mercado. Verduras y frutas de temporada, el pescado más fresco y la mejor carne. Todo ello acompañado por una interesante carta de vinos.

Martirio Bar es un establecimiento dinámico y urbanita con una decoración muy innovadora. Nada más llegar, llama la atención la fachada de cristal con el nombre del establecimiento. El interiorismo ha corrido a cargo de Estudio Curtidores. Todo está a la vista, desde la cocina hasta el espacio destinado a la tienda a modo de almacén que está a la espalda de la barra principal destinado a la venta de vinos y la materia prima que se utiliza en su cocina. Luminoso y diáfano, con paredes rotas de hormigón que se entremezclan con la madera. Suelos industriales, techos de cristal, halógenos, como el enorme sol de la barra, extractores de aire a modo de originales lámparas. Urban-art de estética industrial, pero con aire de diseño nórdico. Fuera, una zona peatonal con una gran terraza a la calle Gustavo Bacarisas. Capítulo aparte es el servicio. La jefa de sala es Lú Ceballos. Una profesional que ha pasado por locales como Cotidiano, el desaparecido Komo, donde conoció a Carlos Mitchell, Cenador de Amos o Abades donde coincidió con Mame Gallardo, otro gran conocedor de la hostelería sevillana, curtido en mil batallas. Eso hace que el servicio de Martirio sea sobresaliente. De lo mejor que hemos encontrado en la capital. Simpatía y mucha profesionalidad.

La carta rotara cada mes aproximadamente, con propuestas que irán variando para convivir con otras más demandadas que se quedaran entre su oferta. Una carta con continuos guiños a los buenos productos de nuestra tierra en formato de platos para compartir. En los platos de Martirio prima el equilibrio de sabores, de colores, de cocciones, de texturas… sensaciones que conforman un menú contemporáneo y saludable, con resultados bellos, armoniosos y dinámicos… Platos con alma que despiertan todos los sentidos y emocionan. Porque este equipo apuesta por alimentar no solo el estómago, sino también la curiosidad, el deseo a través de una cocina sincera, consecuente, y Carlos Mitchell lo hace aplicando la experiencia acumulada en tantas y tantas horas de cocina, junto con las propias experiencias vitales. Aquí se cocina aquello que ofrecen proveedores de confianza como la Huerta de Tatiana… ellos marcan el ritmo de sus platos.

Para abrir boca tenéis la gilda de atún aleta amarilla 3,50/ud, ensalada de tomates ecológicos con bonito 10,00€, ensaladilla Martirio de langostinos 4,00€/10,00€, centolla con lima y rocoto sobre gazpacho de jalapeños 12,00€, niguiri de presa de Angus a la brasa 3,50€/14,00€, sobre pan hojaldrado yema de huevo de corral, foie y champiñones 3,75€/ud. Para compartir encontramos el taco de panceta ibérica con cilantro y salsa de tomatillo 3,00€/ud, las no croquetas Martirio de carabineros 7,50€, barriga de atún braseada, tosta de pimientos y berenjenas asadas 12,00€, tortilla de calabacín hecha al momento con bacalao al pilpil 12,00€ o el shu-mai de cola de toro estofada con setas 9,75€/5uds. Arroces Martirio como la bomba estofado de pato 13,00€, arroz negro socarrat de calamar de potera 13,00€ o los fideos Rossejat de mejillones 11,00€.

De la mar tenéis los boquerones a la bilbaína 12,00€/200gr o la merluza de pintxo con berenjenas asadas, caldo de miso y okra 16,00€/160gr. Carnes como el pork belly crispy & tender 9,00€, mantou de mollejas de cordero lechal 7,00€/2uds, presa ibérica a la brasa con patatas y pimientos de piquillo confitados 18,00€ o el rib eye de vaca vieja 46,00€/480gr. La repostería es del maestro pastelero Pablo Camacho, uno de los socios. Tarta de chocolate poco hecha con cacahuetes y especias 5,00€, sopa fresca de fresas con granizado de albahaca y lima 4,00€, créme brulée de vainilla de Madagascar con frambuesas y tofee 3,75€, además de una selección de quesos con higos confitados 7,00€.

Una carta de vinos concisa con especial importancia al copeo. Lú Ceballos os va a recomendar cualquiera de sus 31 referencias, divididas en tintos, blancos, rosados y generosos. En un futuro próximo se ampliara la carta de vinos y la coctelería. Ramón Bilbao (Rioja), Semele, Vizcarra o Matarromera ( Ribera del Duero), Un agradable tinto de Cazalla de la Sierra, Pinchaperas, Barba Azul (Tierra de Cádiz) o Cortijo de los Aguilares de Ronda. Verdejos, Albariños y vinos del Marco de Jerez como Oloroso Don Nuño de Lustau, Castillo de Guzmán Cream o Finos y Manzanillas como Papirusa de Lustau. En definitiva, Martirio Bar apuesta por las tradicionales directrices de la dieta mediterránea con toques exóticos para la elaboración de su carta. En cada una de sus elaboraciones emplean los productos más frescos y selectos del mercado. Nosotros hemos descubierto un cosmopolita y sofisticado punto de encuentro para las noches del otro lado del río. A mi ya me ha conquistado. Ahora os toca a vosotros dejaros seducir por su propuesta gastronómica. Absolutamente recomendable.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.