La Lista Negra Gastrobar

 

Calle Cruz Verde 1, 41003 Sevilla 
Teléfono 95 554 15 04 • Reserva WhatsApp 672 093 296

Ir a un restaurante de cocina mediterránea fusión que te lleva de paseo por otros países a través de la cocina y probar un poco de todo, es una experiencia que cada vez más valorada y demandada. Pero claro, no sólo tiene que estar muy bueno lo que te sirvan, en cierta manera tiene que dejarte con ganas de más para “invitarte” a regresar y crear en ti el deseo de probar la mayoría de la carta. Esto es lo que ocurre con La Lista Negra Gastrobar, un restaurante de reciente apertura que si lo conoces vas a desear volver a la primera oportunidad. Por muchos motivos. Enclavado en el Distrito Casco Antiguo, este restaurante no es sólo un bonito escenario hueco de contenido, algo tan habitual desafortunadamente en estos últimos tiempos (quinta gama, etc.). En La Lista Negra Gastrobar, su cocina de cuidados productos y con un importante toque de creatividad, tiene peso específico y razón de ser. El Mediterráneo marca la pauta sobre la que gira su carta, aunque encontramos mucha fusión felizmente concebida.

Al frente de este local de la calle Feria encontramos a Rachid Benbraika loukasi, un sevillano de adopción que nació en Boujaâd, una pequeña ciudad de Marruecos situada en la provincia de Khouribga, a poco menos de 200 Km de Casablanca. Nuestro protagonista es un trabajador incansable que abrió su primer local años después de trabajar por cuenta ajena en las cocinas de varios establecimientos de la capital. Además de este proyecto, que lleva unos cinco meses abierto, tiene tres establecimientos más en Sevilla, Ojalá Relator y Ojalá Cavestany y Puro Fuego en La Alameda. En esta aventura se ha unido como socio a Ayoub Oulad Said, un cocinero con bagaje que esta con Rachid desde sus comienzos, y Aziz, cocinero experimentado en distintas influencias gastronómicas y hermano de Rachid. La Lista Negra Gastrobar es un espacio colorista y acogedor, con grandes cristaleras a la calle, que aprovecha la esquina con la calle Cruz Verde. Paredes interiores decoradas con figuras geométricas hechas por Ase Torralba, un artista urbano nacido en Jaén, que reside en Sevilla, y que ya ha trabajado en otros locales del grupo hostelero. La barra central con la cocina detrás, separa el espacio en dos zonas con un buen número de mesas. Fuera, una pequeña terraza con mesitas de metal, perfecta para entretenerse al paso de los variopintos moradores de esta zona de la ciudad.

En La Lista Negra se rinde homenaje a la gastronomía tradicional mediterránea, aprovechando la calidad de los ingredientes de nuestra huerta y nuestras costas. En este local se unen elementos de tradición y creatividad, maridados con toques exóticos que aportan un punto diferencial. Pequeños bocados que resumen nuestra manera de entender el tapeo. Tapas clásicas reinventadas como la Ensalada César 11 €, Ensalada Burrata 6,9 €, Carpaccio de Presa Marinada 9 €, Ensaladilla Rusa 8 €, Salmorejo Tradicional 6 €, Tosta de Sardina Marinada 4,2 €, Tartar de Atún 10 €, Croquetas de Jamón 9 €, Croquetas de Carrillada 9 €, Croquetas de Queso de Cabra 9 € o Patatas Bravas con Alioli 9 €. Estas son algunas de sus propuestas para comenzar la velada. Verduras en Tempura 10,8 €, Tataki de Atún 11 €, Gambones al Ajillo 11 €, Perrito de Calamares 6 €, Tronchos de Salmón 11 €, Picaña de Ternera 12 € Bocata de Carrillera 6 €, Presa Ibérica 11,5 €, Carrillada lbérica 10 €, Hamburguesa de Ternera 9,5 €, Magret de Pato 12 €, Risotto de Setas 12 €, Wok de Pato con Verduras 10 €, Parpadelle a La Carbonara 9 € y para Veganos: Wok de Verduras 9 €, Hamburguesa de Lentejas 9,5 € y Parrillada de Verduras 10 €. Fuera de carta probamos un atún cocinado con grasa de cerdo, como si fueran chicharrones, que estaba exquisito, y un salmorejo de mango fresco y original. Opciones dietéticas Sin Gluten, Veganos. No dejéis de probar sus deliciosos postres caseros, como la tarta de zanahoria. Destacar la amabilidad y simpatía de un equipo de sala que os harán sentir como en casa. A nosotros nos atendió Ana, profesional y atenta.

Acceder a un trabajo es una de las máximas preocupaciones de la juventud migrante y, de hecho, es también una de las principales motivaciones para emprender el proceso migratorio. Falta de oportunidades, trabas con la documentación, condiciones precarias, sin contrato, derechos ni garantía. Esa es la realidad laboral de muchos marroquíes en nuestra tierra. Por eso me alegra tanto ver como estos jóvenes empresarios se abren paso en la hostelería sevillana haciendo bien las cosas y poniendo todo de su parte para gustar a sus clientes. En estos años Rachid se ha convertido en un amigo. Este joven marroquí es un amante de su profesión y tiene claro los resultados que hay que alcanzar. Cercano, con un liderazgo muy apegado a la gente de su empresa, con objetivos muy definidos. Y es muy consciente de que una empresa funciona si tiene en cuenta toda la cadena de valor. Con estas habilidades ha conseguido poner en marcha cuatro establecimientos con una gran variedad de tapas y platos, en los que se trabaja con producto de calidad. Por eso le damos nuestra enhorabuena y lo animamos a seguir adelante. No dejéis de conocer su nueva aventura.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
42434
Nota: Puntuación sobre 5 como valor máximo

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.