Iván Valero. Chef y propietario de Ivantxu Espacio Bistronómico

 

Ponemos en marcha una serie de entrevistas a los profesionales que trabajan en nuestra provincia para hablar del porvenir de una hostelería sevillana que se enfrenta a la incertidumbre de un futuro turbio. Una circunstancia que debemos valorar con los directamente implicados en un sector que está sufriendo de lleno esta situación. La idea es actuar cuando toque y luchar desde la contención y la sensatez, para no malgastar oportunidades, y siendo conscientes de dónde estamos y hacia dónde vamos.

 

Antes de empezar, la primera e imprescindible pregunta es, ¿cómo se encuentran usted y su familia? ¿cómo lleva el confinamiento?
Estamos todos bien, sobrellevándolo lo mejor posible.

Creo que debemos conocer más de cerca al profesional. ¿En qué momento concreto de su vida supo que sería chef?
A los 13 años, no quise seguir estudiando y fue mi padre quien me llevo a un bar cercano de mi casa en Badalona.

¿Cómo explicaría su cocina? Personal.

¿Qué restaurante o bar le gusta visitar con frecuencia? Tribeca.

¿Qué hace cuando no cocina? Intento disfrutar lo máximo posible, ya sabes que disponemos de muy poco tiempo.

¿Por qué plato le gustaría ser recordado? La Merluza al estilo Santurce con patatas a la sartén, plato de referencia en IVANTXU.

¿Cuál es la mejor ciudad gastronómica de las que conoce? Barcelona.

¿Que debe y que no debe tener la cocina del futuro? Debe tener honestidad y no debe tener mediocridad.

Esta crisis nos ha cogido con el pie cambiado porque vivimos atrapados en un modelo que nos lleva, en términos generales, a estar económicamente muy limitados. Son muchos los proyectos empresariales que han ido abriendo restaurantes y endeudándose con pies de barro. Lo que nunca se hubiera pensado es que no iba a haber suelo. ¿Estábamos preparados desde el punto de vista empresarial para lo que ha desencadenado la naturaleza?
No, esta claro que no, pero nosotros somos un “eslabón” , yo creo que esta pregunta debe de ir dirigida a la clase política, ya que en cierto modo todos dependemos de su gestión.

Llega esta pandemia que nos devuelve a todos a la casilla de salida. ¿Ha llegado esta crisis en el peor momento? ¿Debemos volver a empezar?
Esto que estamos viviendo, es algo nuevo para todos, a algunos nos costara mas y a otros nos costará menos, depende mucho de la actitud, yo personalmente estoy acostumbrado a situaciones “adversas”, respecto a volver a empezar…en cierto modo unos más otros menos

¿Cree que este parón dibuja una situación desastrosa para el sector hostelero sevillano en su conjunto? ¿Cómo lo afronta?
Como he dicho antes depende de actitud, cada uno lo afrontará a su manera, toca remangarse.

¿Estaría dispuesto a reinventarse a estas alturas? Si las circunstancias así lo exigen por supuesto , pero en mi caso no creo que sea necesario.

¿Piensa que la cultura de bar va a desaparecer o solo se va a adaptar a las nuevas circunstancias?
Jajjajaajj desaparecer?? Esta en nuestro ADN, es imposible, adaptación si que habrá eso seguro.

¿Cómo se imagina el día después? Convulso.

¿Augura una criba en el sector? Desgraciadamente si.

¿Iba demasiado rápido la rueda de la gastronomía? ¿Ha sido esta una bofetada de realidad? No, esto no tiene nada que ver respecto a la bofetada, a lo mejor para algunos sí que puede ser.

¿Estudia fórmulas para adaptar su estructura empresarial al nuevo escenario de crisis? ¿Toca reinventarse? ¿Ve su negocio a domicilio? Yo en mi línea, Restaurante de mesa y mantel.

¿Cuál cree que podría ser la receta milagrosa para salir de esta situación? Actitud, valor, arrojo.

Una última reflexión. Qué les diría a los profesionales del sector hostelero de Sevilla. Que todo está en nuestras manos.

Compártelo en tus redes sociales

One Comment

  1. Manuel Alvarez garcia

    Voy con frecuencia porque tiene una cocina muy buena, la bodega también, así como unas cervezas especiales extraordinarias, con una relación calidad precio optima.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.