Hotel Gravina 51

 

Calle Gravina, 51, 41001 Sevilla
Teléfono: 954 21 75 01

El desayuno es una de las características más importantes a la hora de definir la calidad de un hotel. La opción de alojamiento y desayuno es la más elegida entre los clientes de los hoteles, por eso es normal que la calidad del desayuno sea un factor clave. La mayoría de los grandes hoteles de nuestra ciudad optan por el desayuno buffet en la que se presentan todos los alimentos para que el comensal sea quien escoja lo que prefiera comer. Son los encargados de las cocinas de los hoteles con desayunos buffet quienes escogen qué tipo de productos ofrecer a sus clientes, pudiendo variar considerablemente en función de su calidad y por lo general, del precio de la habitación. El desayuno con buffet libre suele incluir alimentos propios del desayuno continental: café o té con tostadas, fruta, pan, queso, yogures…

Hoy visitamos una casa palacio de principios del siglo XX reformada y convertida en Hotel 4 estrellas con todas las comodidades para hacer memorable vuestra estancia en Sevilla. Está ubicado en el centro histórico de la capital y próximo a los más importantes monumentos históricos. Hotel Gravina 51 aspira no sólo a ofrecer un alojamiento agradable sino poner a disposición del cliente un conjunto de posibilidades que hagan de su visita a la ciudad una experiencia cómoda y completa. El hotel tiene tres plantas con un total de 37 habitaciones dobles (algunas con terraza propia) y un apartamento, todas equipadas y decoradas al detalle con materiales nobles que aportan una sensación de exclusividad.

Pero lo que realmente nos ocupa es su oferta gastronómica, no solo para los clientes del hotel, sino para todo aquel que quiera acercarse a disfrutar del desayuno o de su bar/abacería. Al frente de las cocinas encontramos a nuestro amigo Alejandro Gómez, un isleño que a pesar de sus años de experiencia en el sector hostelero, sigue siendo de esos chefs que hacen poco ruido, de los que hablan a través de su trabajo, sin artificios ni manipulaciones sin sentido, aquí lo que manda es el producto de calidad. Por todo ello, la visita al buffet del Hotel Gravina 51 es una manera perfecta de empezar el día de una forma sana y equilibrada: mermeladas caseras, bizcochos, zumos naturales, panes variados, aceites de oliva virgen, variedad en quesos, bollería y repostería, frutas naturales variadas, tortillas al gusto o carta de huevos (Revueltos, duros, pasados por agua o fritos). Aqui el desayuno es suculento, muy bien presentado y sin la racanería de otros hoteles de mayor precio. El servicio de desayunos se desarrolla entre las 7,00h y las 10,00h de la mañana. A las 10,30h comienza el tiempo de brunch hasta las 13,00€. El precio del desayuno buffet es de 16,00€ y el desayuno exprés lo tenéis por 5,00€.

Tienen además la abacería para tomar una tapa en el bar menú del hotel de 19,00h a 22,00€. Una carta con entrantes como la ensalada mixta 7,00€, de salmón marinado 10,00€, ensalada de tomate 9,00€ o la crema o sopa de temporada 7,00€. Variedad en embutidos ibéricos y quesos nacionales. Conservas y tapas como el solomillo de atún encebollado 8,00€, lomo de atún al P.X 8,00€, mejillones XXL 7,00€, tortilla casera con ensalada 6,00€, carrillada ibérica con oloroso 7,00€ o la tapa del día 6,00€. Montaditos de jamón ibérico 7,00€, solomillo de atún con tomate 7,00€, carne mechada y queso 7,00€, salmón marinado, aguacate y tártara 7,00€ o montadito de tortilla, lechuga y alioli 6,00€. Sándwiches mixto con jamón york con queso y tomate fresco 7,00€ o el vegetal con pavo y queso 8,00€. De postre brownie de chocolate blanco 6,00€, tarta de manzana caramelizada 6,00€, bizcocho casero con compota de fresa 5,00€, bol de yogur con fruta de temporada 4,00€ o el postre del día 6,00€.

Dicen que la comida más importante del día es el desayuno, y cuando viajamos, este momento se convierte a menudo en todo un ritual, de tal manera que hay quien elige los hoteles por el desayuno que ofrece. El desayuno de Gravina 51 es una estupenda opción para comenzar el día de la mejor manera, disfrutando de una completa y variada oferta. Un desayuno basado en una cocina de proximidad, elaborada con productos de temporada y en la que el sabor y la calidad de los ingredientes son los factores fundamentales a la hora de elegirlos. Si sois visitantes, ya tenéis hotel donde alojaros, y si sois de Sevilla tenéis que llegaros algún día a conocer esta interesante experiencia en el centro de la ciudad. Gracias a Alejandro y a todo el equipo de Gravina 51.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.