CaraDura. Culinary Delights

 

Avenida de Cuba 20, 41927 Mairena Del Aljarafe
Teléfono 689 71 91 22

Una de las cosas que más me motivan para escribir un artículo sobre un negocio de hostelería es la ilusión de sus propietarios. Es un soplo de aire fresco contemplar esos propósitos de ofrecer un servicio diferente que los distinga de los demás, algo que por otro lado resulta imprescindible para mantenerse en el tiempo. Fue una compañera de trabajo la que me habló de este local abierto hace poco más de tres meses por Raúl Ávila Martin, un joven empresario curtido en labores hosteleras, que estuvo trabajando en las cocinas del Hard Rock Sevilla. Allí tomo la decisión de montar su propio negocio, y después de mirar varios locales por Sevilla, la oportunidad surgió al enterarse de que se quedaba libre el local de una antigua confitería junto a Ciudad Expo.

Tenía ante sí un reto importante, transformar un lugar donde los vecinos acudían a tomar algo dulce, en un restaurante fresco y actual. Tras un cambio importante, con una decoración que dio luminosidad y vida al inmueble, y con la fuerte apuesta de hacer una propuesta de cocina tradicional con toques contemporáneos, comenzaron un proyecto que en pocos meses les está dando muchas satisfacciones. Un local acogedor y atractivo, de tendencia jungalow, selvática y tropical, que combina perfectamente los elementos de exterior con los de interior. Un espacio dividido en una gran terraza a la entrada y un salón diáfano de tarima flotante con mesas altas y bajas, con salvamanteles de motivos florales y sillas de ratán que refuerzan ese aire selvático.

 

Raúl saca el máximo rendimiento a la parrilla como principal fuente de calor, en una carta con delicias culinarias como la ensaladilla de raíces asadas, mayonesa de wasabi y encurtidos 4,50€, vieira a la parmesana con tártara de jalapeños 4,50€, tartar de atún rojo con aguacate en dados, mayonesa de wasabi y torta de arroz suflada 8,50€, alcachofas en salsa de nata y foie mi-cuit con jamón ibérico 9,00€, cazuela de pulpo y langostinos con espárragos, salsa kimchi y soja 14,00€, ensalada de canónigos, pera confitada, queso gorgonzola y salmón fresco 9,50€, ceviche de corvina fresca 9,00€, wok de gambas y pollo con fideos de arroz, verduras , soja y salsa thai 9,00€ o el risotto de calabaza y setas con crujiente de parmesano y trufa 9,00€.

Pescados como el calamar a parrilla con salteado de habitas y espuma de remolacha 19,00€, lubina a la sal con wok de verduras y soja 3,50€/100gr, salmón a la parrilla con verduras asadas y salsa lemon curd 9,50€, dorada a la parrilla con ensalada y salsa romesco 3,50€/100gr, ventresca de atún rojo con cous-cous de limón y frambuesas 16,00€. tataki de atún rojo con sésamo y mayonesa de wasabi 14,00€ o el sashimi de atún con salicornia 14,00€. En el apartado carnes tenéis la carrillada ibérica en canela y anís estrellado con salteado de setas y pepino 9,00€, costillar de cerdo con salsa barbacoa casera y patatas gajos 15,00€, picanha de vacuno con verduras a la parrilla 14,00€, lomo alto argentino con verduras a la parrilla 15,00€, chuletón de vacuno con verduras a la parrilla 4,00€/100gr o el solomillo de vacuno con foie-gras de pato y verduras a la parrilla 19,00€.

Menú infantil con plato a elegir entre nuggets con patatas, hamburguesa de ternera con queso y patatas, perrito caliente con patatas o huevo frito con patatas, bebida, postre (danonino, helado o manzana) y una sorpresa por 6,50€, todo con dibujitos para que sean los más pequeños los que elijan su comida. Un detalle divertido para disfrutar en familia. En sala un equipo joven y amable. A nosotros nos atendió Rocío Muñiz, simpática y comunicativa, que estuvo atenta durante toda la comida a nuestras demandas. Como podéis ver, una carta creativa de tapas elaboradas por un cocinero autodidacta que pone todo su cariño en cada preparación.

Lo he dicho en varias ocasiones y lo repito. Si en algún momento tienen sentido estas páginas, es cuando encontramos un establecimiento que emerge de la ilusión y el anhelo de hacerse un hueco en el panorama gastronómico sevillano. Este joven equipo se merece con creces que vayáis a conocerlos, por trato, por buena cocina y por precios asequibles a todos los bolsillos. Realmente me ha sorprendido la técnica gastronómica, el diseño cromático de los platos y el emplatado que Raúl pone en la mesa de sus clientes. En definitiva, CaraDura es un interesante descubrimiento a pocos metros de la parada de metro de Cavaleri, ideal para los que os apetezca acercaros a Mairena a disfrutar de buena cocina. Gracias a Raúl, Rocío y a todo el equipo de CaraDura (Culinary Delights) por su hospitalidad. Volveremos pronto.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.