Asador Roma

 

Calle Padre José Limón S/N 41808 Villanueva del Ariscal
Teléfono 603264687

Nos gusta el aroma de brasas. Desde tiempos ancestrales al ser humano le ha interesado el fuego y más aun el asado al fuego. A todos nos encanta ese humillo que va saliendo arrastrando el aroma de un buen chuletón cuando lo cocinamos a fuego de brasas. La lumbre, es parte de nuestra vida. Todo el mundo ha estado junto a un fuego conversando o viendo como se cocinaba algo directamente sobre él. Por más que persigamos el encontrar un sabor igual, ninguno nos reconfortará tanto como el sabor de una pieza pasada por las brasas. Las parrilladas de cerdo ibérico, ternera o pollo son algunas de las que aguardan en asadores y restaurantes de la provincia de Sevilla que se han especializado en la elaboración de estas viandas a la brasa o a la parrilla. Si bien en la ciudad y los principales municipios cercanos, hay hoy una rica oferta en este tipo de establecimientos, tampoco faltan en otros municipios de la provincia. Desde la Sierra Sur a la Sierra Norte, son muchos los locales donde podemos disfrutar de buenas carnes. En la mayoría de ellos conviene reservar con antelación por su alta demanda.

Esta semana hacemos parada en el Aljarafe para conocer un asador que acaba de abrir sus puertas. Una antigua bodega rehabilitada y convertida en un bonito mesón de techos de madera, paredes de ladrillo visto con frases en latín alusivas a la “Manduca”, lámparas de forja e incluso grandes tinajas excavadas en el suelo que podéis ver iluminadas a través de los cristales que las protegen. Al frente de este local están Fernando y Patri, un simpático matrimonio, vecinos de Espartinas, que se aventuran así en este difícil mundo de la hostelería en plena pandemia, que no se si decir si son unos locos o unos valientes. Fernando es técnico electrónico y no tiene experiencia en hostelería pero Patri ha estado toda su vida rodeada del ambiente del restaurante de la Base Aérea de Tablada donde trabajaba su padre. Nos sentamos en la terraza exterior y nos atiende Patri, una nazarena habladora y dicharachera, que nos confiesa las ganas que tenia de abrir su propio negocio hostelero. Dentro, Pepe el cocinero se afana con la lumbre para empezar a sacar carnes a sus clientes. Las camareras perfectamente uniformadas con el logo del asador bordado en las camisas.

La carta es clásica y sencilla y está en pleno proceso de cambio y adaptación a las necesidades del negocio. Revueltos de habas con jamón 6,00€/10,00€, revuelto campero 6,00€/11,00€, bacalao dorado 7,00€/12,00€ o revuelto de setas 6,00€/10,00€. Ensaladas mixta 5,50€, César 6,50€, la Roma de espinacas, nueces y queso de cabra 7,00€ o la ensalada de frutos secos 6,50€. Aliños y tapas como el cóctel de marisco 3,50€, tomate con melva 5,00€, ensaladilla rusa 2,50€/6,00€, ensaladilla de gambas 3,00€/6,00€, patatas alioli 2,50€/5,00€, patatas aliñadas 2,50€/5,00€, pimientos asados 2,50€/5,00€, salpicón de marisco 2,50€/5,00€, solomillo roquefort o whisky t 3,50€/12,00€ o gambas cocidas 6,00€/15,00€. Platos calientes y arroces como las albóndigas 6,00€/9,00€, carne con tomate 4,50€/9,00€, carrillada 6,00€/9,00€, cola de toro 6,00€/9,00€, arroz de marisco 4,50€/8,00€ o el arroz ibérico 4,50€/8,00€.

Fritos como el pollo empanado 6,00€, lagrimitas 3,00€/7,00€, patatas bravas 3,00€/6,00€, croquetas de jamón o de cocido 3,50€/6,00€ y patatas fritas 3,00€/5,00€. Pescados como el adobo, boquerones, acedias, calamares fritos, chipirón plancha, choco frito, puntillitas 6,00€/9,00€, pez espada 12,00€, variado de pescado 11,00€ o una enorme cazuela de gambas al ajillo por 10,00€. En el apartado de carnes a la brasa encontramos la presa ibérica 13,00€, lagartito 12,00€, solomillo 9,00€, secreto ibérico 10,00€, pluma ibérica 11,00€, churrasco ibérico 10,00e, abanico ibérico 11,00€, entrecot de ternera 9,00€, solomillo de ternera 20,00€, pechuga de pollo 6,00€ y dos parrilladas, la ibérica 16,00€ y la mixta 20,00€. Tienen menú infantil por 5,90€. El servicio es agradable y atento aunque les falta rodaje, algo completamente normal para llevar menos de una semana funcionando. La bodega es manifiestamente mejorable, pero dice Patri que ya están en ello.

La Restauración no necesita reinventarse, solo adaptarse a esta nueva circunstancia y por un tiempo determinado, porque lo que a nosotros nos gusta es que nos sirvan buena cocina, disfrutar sin tener que preocuparnos de restricciones. Volverán esos tiempos en los que hacíamos lo que nos apetecía sin parapetos en la boca o en la nariz. Puede que pase un año o dos, pero la gente perderá el miedo y empezará a distinguir lo que es seguro y lo que carece de esa seguridad. Por eso es importante mantener la tradición. Y es que de alguna forma, la tradición es lo que ha hecho que seamos lo que somos y nos mantengamos firmes en medio de esta confusión. Así que despertemos ese lado primitivo que todos llevamos dentro. Démonos el gustazo de disfrutar de una tradicional carne a la brasa. Asador Roma es un establecimiento de cocina sencilla y buenos precios, perfecto para disfrutar en familia. Unos de esos sitios que podemos elegir para salir a comer sin miedo a equivocarnos. Gracias a Patri y Fernando por su hospitalidad y mucha suerte en esta aventura.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
41434

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.