Alboroto by José Benítez

 

Calle Villanueva del Ariscal, 1, 41806 Umbrete, Sevilla
Teléfono ‎+34 854 56 15 55

El 95% del sector hostelero lo componen pymes y micropymes que en su mayoría son empresas familiares. Debemos agradecer el trabajo y la dedicación de esas familias que durante generaciones han trabajado y trabajan con tesón para sacar adelante sus negocios y dar la mejor imagen de la hostelería sevillana. Este es el caso de la Familia Benítez. Dos generaciones componen esta saga que se remonta más de tres décadas en el tiempo, justo cuando José Benítez se hizo cargo del “El Cabeza” en Tomares, un conocido local del Aljarafe que José regentó durante años. En 2004 pusieron en marcha los salones de celebración José Benítez en Umbrete y años después abrieron una conocida freiduría en Espartinas. Un recorrido al que se han incorporado todos los integrantes de la familia Benítez con la matriarca “Daita” a la cabeza, como nexo de unión. Dice José que ella es el motor de la empresa. Alejandro Benítez se encarga de la freiduría y José hijo acaba de poner en marcha Alboroto, un espacio ubicado en la terraza de los Salones de Umbrete. José ha trabajado en Edimburgo, en Mugaritz, el estrella Michelin de Aduriz, como segundo de cocina del catering de Dani García e incluso ha sido profesor en la Taberna del Alabardero. Un joven chef que ahora comienza una nueva etapa en el negocio familiar.

Alboroto by José Benítez es un espacio recuperado de los salones de celebración que nace de la necesidad de poner en marcha unas instalaciones que se han visto afectadas por la falta de eventos que ha causado la pandemia. Un espacio que se abre a una gran terraza andaluza de césped artificial embellecida de vistosas plantas, con un buen número de sillas y mesas de madera perfectamente vestidas y ordenadas. Al fondo, y bajo la zona de porche techada, una pequeña barra de servicio. Al entrar vemos una barca con el nombre del local repleta de productos para que el cliente elija lo que le apetezca. Unos originales carritos amarillos de hielo con bebida fría se distribuyen por la terraza. El servicio es joven y atento y esta uniformado con unos bonitos mandiles con el nombre del local. La carta la tenéis en código QR, pero dice José que Alboroto se asienta sobre una oferta dinámica que cambia frecuentemente, por lo que os van a ofrecer un largo fuera de carta que se elabora cada día. Cocina mediterránea de mercado con toques innovadores que este chef va integrando en su oferta, como las gyozas de pringá que tenían el día que fuimos a conocerlos. Nos atiende Alejandro, controlando en todo momento.

La carta comienza con productos de abacería como el jamón gran reserva (100gr) 17,50€, lomo gran reserva (100gr) 15,00€, queso Stilton (150gr) 12,00€, queso Comte (150gr) 12,00€, queso curado con trufa (150gr) 8,50€, queso Cheddar con cerveza (150gr) 8,50€, tabla de quesos (200gr) 15,00€ o anchoas 00 Cantabria en pan de cristal 3,50€/ud. Entrantes fríos como la ensaladilla Alboroto con huevo frito y gambas cristal 8,50€, tosta de queso payoyo con chicharrones 8,50€, ensalada de gambones 10,00€ o las papas aliñadas de Sanlúcar 7,50€. Patatas bravas 7,00€, unos exquisitos langostinos al ajillo con crema de trufa 7,50€, croquetas de cecina de León 6,00€, brioche de presa 7,50€, caracoles 7,00€ y cabrillas 8,00€, que ya estamos en temporada. Entre las carnes encontraréis varios tipos de cortes de ternera de Txogitxu que se ofertan según mercado. Pero no dejéis de probar el solomillo ibérico wellington 15,00€, el entrecot (370gr) con verduras asadas 14,80€ o la presa ibérica de bellota con patatas 15,00€. Carabineros, merluza, lenguados, almejas, ostras, vieiras… la oferta de pescado es muy variada y Alboroto la suele exponer al público a la entrada del establecimiento. Destacar la trancha de lubina al carbón con untuoso de puré de coliflor 15,00€ o la merluza gratinada con salsa de tomillo 15,00€.

De postre tenéis el coulant de chocolate con helado de vainilla 4,50€, la tarta de queso con helado de fresa 4,50€ o el helado de yogurt con tocino de cielo 4,50€. Para los más pequeños tenéis un menú por 6,00€ que consiste en hamburguesita de ternera con queso, nuggets, patatas fritas y bolita de helado de chocolate acompañado de una sorpresa. La carta de vinos es corta y directa: Blancos como Albariño Corisca 22,00€, Verdeo 3,00€/18,00€, Rebels de Batea Blanc 3,50€/20,00€ o el Novio perfecto 3,00€/18,00€. Tintos como Pago de Zancuo 21,00€, Olivares 2017 25,00€, Ramón Bilbao Crianza 28,00€, Emilio Moro Finca Resalso 22,00€, Cañus Verus 23,00€, Pago de los Capellanes 25,00€, Payoya Negra 36,00€, Valbuena 5º año 150,00€, Muga Crianza 40,00€, Flor de Pingus 180,00€ o un agradable vino italiano por copas Scaia de uva Corvina 4,00€/19,00€. Dos espumosos: Juvé & Camps reserva 35,00€ o Moët & Chandon brut 75,00€. Para cerrar podéis elegir entre una amplia selección de licores y copas para disfrutar de la sobremesa. Los sábados tienen actuaciones en directo para amenizar la velada. La cuenta final para tres personas con 4 vinos y 4 cervezas fue de 63,50€.

Alboroto tiene una frase escrita en la pared de la terraza que reza “Arriésgate por todo aquello que te hace feliz”. Y es que el estar motivado es de suma importancia para poder conseguir el éxito que deseas en todos los aspectos de la vida y lograr alcanzar las metas que te propongas. Todas las personas tienen el deseo de superarse a sí mismo, porque de esa forma pueden evolucionar personal y profesionalmente. Con el paso de los años es fácil que un negocio caiga en la rutina, sobre todo, si ha pasado de generación en generación. Por eso encontrar ejemplos de familias que año tras año siguen manteniendo la ilusión de dirigir su negocio tratando de usar la imaginación e innovando, para seguir destacando entre una competencia tan brutal como la actual, es de valorar. A día de hoy, estas familias siguen siendo una pieza clave para cualquier sector, máxime cuando se trata de un campo como el de la restauración, donde el esfuerzo y el trabajo en equipo son vitales. Alboroto es un bonito proyecto que hace más interesante aún la oferta gastronómica del Aljarafe sevillano. Gracias a los Benítez por su hospitalidad. Tenéis que conocerlos.

CocinaBodegaServicioAmbientePrecio
43444

Compártelo en tus redes sociales

2 Comentarios

  1. Juan Antonio Manzano Esquinardo

    Un sitio que hay que visitar, alta cocina con un trato cercano, un espacio ideal para compartir, y precios muy competitivos, si siguen en esta línea, será difícil conseguir mesa. Muy recomendable, la carne espectacular.

     
  2. Cuando se trabaja desde el alma y hay diversidad en productos selectos, se alcanza el éxito.
    Felicidades familia por conseguir vuestros objetivos.
    Reyes Rubalcaba os regala besos de colores

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.